miércoles , noviembre 13 2019

Te puede interesar

Memo Rojas, con la mira puesta en Le Mans

Moda y electrónica, los más buscados en el Buen Fin

AMLO habla sobre el gobierno de Evo en Bolivia

¿Sabes qué es el efecto Bruce?

La clave para la supervivencia de las especies es que estas se reproduzcan permitiendo que nazcan nuevas generaciones, parece normal, pero en algunos animales este proceso tiene características algo extrañas.

Hay especies que matan a sus crías ya nacidas, pero en otras existe el perturbador efecto Bruce, en que la hembra se provoca un aborto espontáneo ante la presencia de un macho de la misma especie de forma que este se aparee con ella y la cría que nazca esté a salvo.

El curioso y perturbador efecto Bruce

¿Cómo asegurar la continuidad de las especies? Los animales tienen formas bastante particulares de lograr que sus crías tengan las mejores posibilidades de nacer y crecer sin riesgos y, en ciertos mamíferos, esto a veces se da mediante el llamado efecto Bruce.

Estudiado primero en ratones, el efecto Bruce se da cuando una hembra preñada siente cerca de ella el aroma de un ratón macho que no es el progenitor de las crías que espera y, por ende, podría matarlas una vez nacidas.

Para asegurarse que tener un embarazo exitoso y que este nuevo macho no sea una amenaza para las crías, esta hembra tiene un aborto espontáneo producto de una reducción de la producción de la hormona prolactina, para luego aparearse con este nuevo macho el que, al ser el padre de las crías, tenderá a protegerlas y no matarlas, asegurando que estas puedan crecer y dar continuidad a la especie.

Quienes investigaron el efecto Bruce pudieron determinar que cada rata macho participante en el experimento tiene un olor corporal único y distinguible del resto de los individuos de su especie y, que en el caso de las ratas macho castradas, no se produce este fenómeno bastante perturbador en las hembras, ya que ellas pueden reconocerlos por su olfato sabiendo que no son potenciales padres para crías.

El efecto Bruce en otros animales

Si bien el descubrimiento del efecto Bruce se dio primero en ratones, no es exclusivo de estos animales, sino que también ocurre en otros mamíferos.

En especies de primates como por ejemplo los Geladas que habitan las zonas altas de Etiopía, se puso visualizar el efecto Bruce fuera del laboratorio observando a estos animales en su ambiente natural.

Las hembras geladas que estaban preñadas, sufrían un aborto espontáneo en las semanas posteriores al arribo de un nuevo macho con características alfa. Los expertos creen que ante la alta posibilidad de que este macho mate a las crías, estas ya consideran su embarazado como poco viable y prefieren perderlo y buscar uno que sí asegure un final feliz.

La naturaleza es sabia pero cruel y el efecto Bruce es prueba de ello, pero gracias a estos comportamientos «animales» las especies pueden seguir existiendo generación a generación.