Te puede interesar

6 formas naturales para reducir el nivel de triglicéridos

Alimentos beneficios para personas con insuficiencia renal

Conoce las causas de la hiperglucemia o azúcar alta en sangre

Qué nos duele a los mexicanos

¿Por qué me duele el cuerpo?

 Al dolor se le ha llamado una “epidemia compleja” en los Estados Unidos.  El 50% de los mexicanos experimentan algún tipo de dolor cada semana. Es uno de los problemas clínicos más frecuentes. La evolución de cómo sentimos el dolor  es complejo e involucra tanto al cerebro como a los nervios. El dolor no es placentero pero es una función del cuerpo y forma parte de la vida de las personas, en cualquier momento de nuestra existencia tendremos que enfrentar con algún tipo de experiencia dolorosa.  El dolor es solamente una señal que avisa de la presencia de daño.

 

1889_620x290

Biología del dolor

La investigación sobre la fisiología del dolor es un campo muy activo y tiene varias ramas. Por un lado, cada vez se están desarrollando mejores medicamentos que desinflaman el tejido dañado o interrumpen el envío de las señales de dolor al sistema nervioso central. El dolor es una sensación desagradable que avisa que algo no funciona correctamente en el cuerpo. Es la forma en que alerta al cerebro cuando alguna zona está amenazada, lo cual logra mediante miles de diminutos receptores repartidos por el organismo.

Si sufres un dolor en la espalda se producirá una sensación rápida e intensa de dolor, acompañada de una retirada rápida de la zona afectada del lugar del impacto, las fibras mielinizadas cumplieron su labor eficientemente, poco a poco ese dolor agudo cede y se establece un dolor persistente, las fibras nerviosas aferentes entran en acción para informar del daño en los tejidos, las células que han sufrido lo peor del impacto liberan neurotransmisores, que a su vez activan receptores nociceptivos, el proceso inflamatorio está en marcha. Entonces el dolor es perceptible e identificable para informa al especialista quien lo puede controlar.

10-cosas-que-el-sistema-nervioso-controla-5

Los mexicanos soportamos el dolor

“A nadie le gusta sufrir”, esta afirmación la hemos escuchado varias veces entre los amigos. La realidad es otra. La verdad es que pareciera que a muchos sí les gusta sufrir:  porque creemos que es nuestro destino.  “El dolor no era tan fuerte como para tomar un medicamento”, “no me gustan las medicinas”, “prefiero esperar a que la molestia desaparezca por sí sola” son algunas de las respuestas de los mexicanos a la encuesta, No te resignes y controla tu dolor, presentada en el marco del Día Mundial Contra el Dolor.

El dolor es considerado por buena parte de los mexicanos como una carga obligatoria que debe soportarse sin queja alguna. Si bien la mitad experimenta este tipo de malestares cada semana, más de una tercera parte (37%) no busca una solución terapéutica y, en el mejor de los casos, utiliza tés y fomentos, como aliciente. “Por extraño que suene, los mexicanos elegimos soportar las molestias, pues creemos que esto nos hace ver fuertes y valientes. Así, quienes nos rodean nos prestarán mayor atención y aplaudirán este sacrificio, la recompensa emocional se vuelve más poderosa que la necesidad de atacar al dolor”, dijo la médica Paola Maldonado, especialista en Medicamentos de Consumo de Bayer. De tal manera, en vez de buscar un medicamento antiinflamatorio o analgésico que controle eficazmente el dolor, 37% de los mexicanos acude a remedios caseros, terapias alternativas o, simplemente, no hacen nada contra las molestias.

Esto se debe, en alguna medida, a que los mexicanos asumimos, sin cuestionarnos, falsas creencias sobre medicamentos y remedios para controlar el dolor. Consideramos que los tés son más seguros que los medicamentos; que los analgésicos generan adicción; que las medicinas son ‘artificiales’, por lo que pueden dañar al organismo en el largo plazo, y que tomar algún fármaco, nos convierte en personas enfermas. Nada más alejado de la realidad, señaló, la maestra en Bioética.

“Sin embargo, esto no tiene por qué ser así. Actualmente contamos con un amplio arsenal terapéutico que nos permite controlar diversos tipos de dolores y de diferentes intensidades”. Ejemplo de ello son los medicamentos para controlar dolor, los antiinflamatorios no esteroideos (AINES), además de tener un efecto analgésico, también reducen la inflamación, lo cual tiene un doble beneficio ”.

Lunes: los dolores más recurrentes son en hombros, piernas, cuello, músculos, dolor de cabeza severo.

5784f8cd1a7db_crop

Qué nos duele a los mexicanos

dolor-de-cabeza-1

Dolor de cabeza leve                  53%

Dolor de espalda                        50%

Dolor muscular                           38%

Dolor de cuello                           36%

Malestares de las piernas         30%

Cólicos menstruales                  28%

Dolor de hombros                      25%

Dolores dentales                       19%

Lesiones deportivas                  12%

Fuente: TNS. Healthcare. U&A Analgésicos. Mayo, 2016.

¿Por qué lloramos cuando algo duele?

Entre los múltiples destinos a los cuales se mandan la señales de dolor está el sistema límbico, el centro emocional del cerebro. Es por eso que el sufrimiento en ocasiones puede hacerte llorar. Este sistema también es responsable de suprimirlo de forma inmediata después de una herida.

Nunca sienten el dolor

¡Algunas personas nunca sienten dolor. Sufren una rara condición conocida analgesia congénita: carecen del tipo de fibras nerviosas que transmiten las señales del cerebro.

( Por Alejandrina Aguirre Arvizu)