Te puede interesar

Tres de cada diez Latinoamericanos padecen un dolor crónico

¿Cómo lidiar con los celos luego de una infedilidad?

Alimentos que te ayudan en tu lucha contra el VPH

El encanto de los zombis

 

 

La dicotomía amor-espanto que despiertan estos seres no muertos ha levantado una industria que lo mismo cautiva por sus historias, estremece por sus caracterizaciones y conecta con sentimientos comunes a todos los seres humanos.

20151024143920

En el siglo pasado, el escritor y profesor José Luis Trueba Lara, se “infectó” de la fiebre por los no muertos cuando, siendo estudiante de secundaria, fue al cine a ver la película Los muertos vivientes, de George A. Romero. Su vida no volvió a ser la misma, desde entonces les guarda gran lealtad, como muestran sus libros Amor, zombis y otras desgracias y Psychos, zombis y otras catástrofes.

A principios del siglo XXI, Jesús Rodríguez, un joven mexicano, también se contaminó del virus zombi después de ver por televisión la citada película de Romero, y desde esa fecha se dedicó a esparcir la infección entre los mexicanos. Fue por eso que en 2007, Chyumoy Zombie Master (su alter ego), influido por las caminatas de zombis en el mundo, convocó a la primera Zombie Walk México donde escasamente logró reunir a 50 partidarios pero cinco años después la ola expansiva se multiplicó –arropado por el fenómeno mediático de la serie The Walking Dead–, por lo que llegó a reunir 35,000 zombis que marcharon del Monumento a la Revolución al Zócalo de la Ciudad de México. Por el número de participantes la urbe fue llamada por algunas publicaciones como la Capital Zombi del mundo.

El miasma se expandió a otros caminantes mexicanos quienes caracterizados desfilan por diversas ciudades del país donde también se organizan este tipo de eventos. Resulta curioso que en nuestro territorio este fenómeno no se ciña exclusivamente a los jóvenes, también es frecuente encontrar niños, adultos mayores e incluso mascotas.

En España, Manel Loureiro, un abogado mercantil influido por lecturas y películas sobre el tema cambió la toga por la pluma. Empezó a escribir un blog donde su protagonista se describe como uno de los últimos sobrevivientes sobre la faz de la tierra; sus escritos se transformaron en una novela que se convirtió en un bestseller que fue recomendado por los mismísimos guionistas de The Walking Dead y al cabo terminó convirtiéndose en el único autor no anglosajón situado entre los 100 autores más vendidos de 2014.

¿Cuándo inició este fenómeno? Los expertos concuerdan que el culto a estos seres se masificó a partir de la película de Romero y marcó el surgimiento de una industria que genera millonarias ganancias. Al cine de zombis se sumaron cómics, libros, series de televisión y videojuegos que terminaron por empoderarlos en el imaginario popular. Según Jesús Rodríguez resulta curioso que la mayoría de los monstruos hayan nacido de un libro y después pasaron a la pantalla grande, algo que no sucedió con los zombis “que nacieron del cine para los libros”.

¿Dónde reside su atractivo? En lo vívido de las caracterizaciones, en la paradoja de verse ante un espejo deformado, dicen los expertos consultados por Contenido, pero también en que son la mejor muestra de igualdad, de acuerdo con Trueba Lara.

161608_grande_dcpdq8x7

Muertos vivientes

A diferencia de los monstruos tradicionales como el vampiro, la momia o el hombre lobo que son seres trágicos y que cargan sobre sus hombros una maldición, “los zombis son seres humanos y por ello resultan tan fascinantes”, considera Manel Loureiro.

Entre todos los personajes que existen en la ficción, los zombis son de los más aterradores, debido a su ambivalencia, su aparente fragilidad y su igualdad, sumado a que la zombificación resulta verosímil, cualquiera puede convertirse en uno de estos seres, señalan los entrevistados.

De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, el vocablo zombi tiene su origen en África occidental, y se usa para referirse a una persona que se supone muerta y que ha sido reanimada por arte de brujería con el objeto de dominar su voluntad; también se usa para nombrar a aquellos personajes que se comportan como autómatas.

Para Jesús Rodríguez los zombis creados por el vudú no tienen nada que ver los actuales, pues los del pasado eran esclavos, no tenían voluntad, mientras que los zombis pueden actuar conforme a un objetivo común.

En la literatura estos seres aparecieron en el siglo pasado en algunas novelas del célebre escritor de terror H.P. Lovecraft. En el cine, los primeros zombis se remontan a aquellos humanos vueltos autómatas debido a un influjo del vudú. El  inicio del fenómeno zombi en la pantalla grande se gesta con la icónica cinta de Romero, la cual tuvo algunos influjos de la novela de Richard Matheson, Soy leyenda, llevada al cine en dos ocasiones, la más reciente con Will Smith como protagonista.

¿Dónde está la clave? En que el miedo habita en nosotros mismos, “tenemos miedo a perder nuestra identidad, a diluirnos en la masa, a pasar por la vida sin dejar huella”, señala Loureiro.

zombie-walk-montreal-2013-bianca-lecompte-004

Monstruos de las crisis

En 2013 con el estreno de la cinta Guerra mundial Z, el fenómeno zombi regresó a los cines y al imaginario popular; no era para menos pues una de las estrellas más conocidas, Brad Pitt irrumpía en la pantalla grande, no sólo como actor, también como productor. La historia, basada en la novela de Max Brooks, con tintes apocalípticos toma, en esta versión, un recuento de cómo avanza en el orbe una pandemia que termina convirtiendo en no muertos a los seres humanos. La cinta se convirtió en un exitazo de taquilla consiguiendo la nada despreciable suma de 500 millones de dólares, tanto que se espera la segunda parte para el próximo año.

Pero el boom va más allá de la participación de Pitt. En este mes se avecina la séptima temporada de la exitosa serie The walking Dead, la adaptación del cómic de Robert Kirkman, que resultó todo un portento en la televisión por cable debido a las altas audiencias que ha tenido sus seis anteriores temporadas. Y es que además del presupuesto y los efectos especiales de maquillaje y producción, la historia, ambientada en un futuro apocalíptico en un planeta devastado y con la mayor parte de la población convertida en zombis, cautivó, además del efecto mediático de los muertos vivientes, por el drama humano que allí se desarrolla. Un clan que vive al límite en un mundo terrorífico.

¿Por qué pese a su apariencia aterradora siguen captando más adeptos? El escritor Trueba Lara señala que los zombis son la metáfora perfecta de nuestra sociedad, donde unos y otros hacen hasta lo imposible para salvar su piel, por esto no extraña que se coman unos a otros, como especie de símil cuando alguien por salvar su trabajo “devora” a los demás.

No es casual que los zombis aparezcan en los momentos donde se palpa más miedo, señala el novelista Loureiro, quizá por eso la revista Time los nombró  como “Los monstruos de la crisis”. Baste recordar –enumera el exabogado Loureiro– que aparecieron en los sesenta, cuando la crisis de los Misiles en Cuba,  en los setenta cuando la crisis petrolera, en los ochenta cuando la caída del Muro de Berlín y el mundo se encontraba al borde del cataclismo nuclear, a principios del 2000 cuando aparecieron las gripas, el Mal de las vacas locas, el SARS, el ébola y recientemente el Zika, hechos que cristalizan todos nuestros miedos.

En suma, el mensaje que nos deja la cultura zombi es que “si todo se va al carajo, el ser humano no quiere desaparecer, desea trascender y sobrevivir a pesar de los pesares”.

 14721474_1198595730186428_1343377383581879965_n

Marcha Zombie 2016

Cita: Monumento a la Revolución desde las 11:00 hrs.

Requisitos: Ir disfrazado, llevar donativos en alimentos enlatados, granos o líquidos en buen estado. Serán donados al banco de alimentos Unidos Distribuimos y Transformamos IAP.

Inicio de la Marcha: 15:00 hrs.