miércoles , junio 19 2019

Te puede interesar

Tips para mantener tu cerebro joven y alerta

Olvídate del acné con ¿pastillas anticonceptivas? ¡Entérate!

Apple apuesta por diversificar sus proveedores para no depender de China

5 Tips para que no olvides lo que soñaste

Hay muchas teorías sobre por qué soñamos, cómo soñamos y qué significado le podemos dar a nuestros sueños. Muchas personas creen que los sueños pueden proporcionarnos una comprensión de nuestra vida y nuestros sentimientos, pero el problema es que resulta muy difícil recordarlos.

article_13911979254

Con esfuerzo de nuestra consciencia podríamos recordar la mayoría de nuestros sueños y con muchos detalles.

Planea tener un buen descanso a la noche

Los sueños se producen cuando nuestros cuerpos están en la etapa de sueño conocida como REM, cuyas siglas en inglés corresponden a movimientos oculares rápidos. Mientras el cuerpo descansa, la mente sigue activa con los sueños. Si no duermes mucho de noche, o interrumpes el sueño a menudo, tienes menos sueño REM y sueñas poco. Intenta irte a dormir y despertarte a la misma hora todos días para tener un descanso adecuado.

La mayoría de las personas necesitan entre 7 y 9 horas de sueño por noche para alcanzar la cantidad de descanso adecuado, explica el sitio eHow en español. A las personas que duermen menos de 6 horas les cuesta recordar los sueños, dado que los más largos y más vívidos ocurren al final del ciclo de sueño.

Crea un ambiente de descanso tranquilo. Elimina los ruidos y las distracciones que puedan evitar que sueñes profundo. Si es necesario, utiliza tapones en los oídos y asegúrate de tener cortinas oscuras que bloqueen la luz del exterior.

Coloca un bolígrafo o un lápiz y un cuaderno cerca de tu cama.

Usa este cuaderno sólo para anotar tus sueños; es mejor si tiene hojas lisas sin diseños u otras distracciones. Asegúrate de dejarlo abierto en una página en blanco para no tener que buscar una cuando despiertes.

Siempre coloca el lápiz en la misma posición así no tienes que buscarlo tampoco.

Una alternativa es dejar una grabadora cerca de tu cama o debajo de la almohada para describir el sueño verbalmente.

Pon tu alarma cerca de tu cama.

Es probable que olvides lo que soñaste si tienes que levantarte a apagar la alarma. Configura la alarma para que se apague luego de que hayas tenido una cantidad de descanso adecuada. Intenta no usar la alarma de la radio porque las propagandas y las charlas del programa matutino te pueden distraer.

Si puedes despertarte sin la alarma, no tendrás que preocuparte por apagarla. Si es posible, intenta usar una forma más gentil de despertarte. Pídele a alguien que te despierte amablemente y sin hablarte, o conecta un despertador a las luces de tu habitación. Muchas personas notan que pueden recordar mejor los sueños si no utilizan un reloj despertador.

Coloca una nota en la alarma que diga en letra grande “¿qué soñaste?”, o algo similar, para que sea lo primero que veas al abrir los ojos (y apagar el despertador).

No comas, ni bebas alcohol ni tomes medicamentos justo antes de irte a dormir.

Los químicos de esos elementos afectan la habilidad del cerebro de recordar los sueños, así que intenta no ingerir nada al menos unas horas antes de irte a dormir para que nada interfiera con tu memoria o los patrones de sueño.

Relaja tu mente y tu cuerpo antes de la hora de dormir.

Por lo general, ¿murmuras en tu mente antes de dormir? Tener un montón de pensamientos estresantes en tu cabeza te puede dificultar recordar los sueños, los cuales requieren de una concentración profunda. Antes de ir a la cama, relaja tu mente y libérala de pensamientos negativos; déjala que se duerma de forma calmada.

Evita llevar tu teléfono o la computadora portátil a la cama, ya que enviar correos y controlar mensajes de texto justo antes de dormir no le proporciona a tu mente el tiempo que necesita para relajarse.

Prueba meditar o usar la técnica clásica de contar ovejas para liberar tu mente.