miércoles , junio 26 2019

Te puede interesar

Remedios naturales para bajar el colesterol rápidamente

5 alimentos indispensables para cuidar tus riñones

Las bondades ocultas en la cáscara de huevo

Tips para limpiar ollas y sartenes

Una de las cosas más desagradables de cocinar (al menos para muchos) es limpiar las ollas, sartenes y otros trastes luego de la labor, por ello te traemos  5 trucos que circulan por la red que te ayudarán a dejar tus utensilios como nuevos.

como-limpiar-una-olla-de-hierro-fundido-oxidada

1. Ollas y sartenes que no se pegan

Si quieres que tu sartén esté siempre en buenas condiciones, échale vinagre en el fondo y ponla a hervir hasta que se consuma. El vinagre creará una capa que evitará que la próxima vez se te peguen los alimentos.

2. Enseres de plástico amarillento

Si tus enseres de plástico por el paso del tiempo luce de un color amarillento, tengo el truco ideal para que queden perfectos. Con un recipiente grande lleno de agua lo puedes solucionar, introduce dentro tus “herramientas” de plástico, procura que quede completamente cubierto de agua, para ello utiliza algo que haga de peso. Ahora, añade el jugo de un limón al agua y déjalos dentro durante toda una noche. A la mañana siguiente estarán limpios y relucientes, hasta parecerán nuevos.

3. Elimina de una pasada los restos de comida de tus ollas y sartenes

Sí, por suerte o por desgracia, hay veces en que los restos de comida se resisten y quieren quedarse a vivir en nuestras sartenes. Si quieres que esto no ocurra, tengo el truco perfecto, porque ya sé que quizás no te atreves a frotar fuerte para no estropear la superficie de tu sartén. Pues bien la solución es sencilla, pon la sartén al fuego con agua y unas gotas de lavavajillas. Los restos de comida se reblandecerás y ahora sólo tendrás que pasarles con suavidad una esponja.

4. Tópers sin olor

Los tópers en los que guardas a diario tus alimentos, es frecuente que con el paso del tiempo y el uso continuado, terminen por oler a alimentos. Pues bien, la solución es bien sencilla, sólo tienes que poner dentro un poco de agua y una cucharada de sal. Ahora, ciérralo agita fuerte, enjuaga y listo.

5. Sartenes que han perdido su capa antiadherente

Si tus sartenes por el uso y el paso del tiempo han perdido su capa antiadherente, antes de volver a utilizarlas echa un puñado sal en piedra  y ponlas al fuego. Da vueltas a la sal hasta que coja un color marrón. Ahora, retira la sal con un papel de cocina. Repite la operación cuando vuelvas a utilizar la sartén. Así la capa antiadherente de tus sartenes durará mucho más tiempo.