Te puede interesar

Hackers roban cuentas de WhatsApp con código QR

Tienes diabetes…esta información es para ti

Felicidad a la mexicana: ¿Realidad o ficción?

¿Quién le enseñó a componer a Juan Gabriel?

Tras la muerte de uno de los íconos de la cultura popular mexicana, les presentamos uno de los artículos que en su momento publicamos del singular Juan Gabriel.

 

2016-08-29-PHOTO-00000003

En octubre de 1989 publicamos una semblanza del “Divo de Juárez”,  en nuestra sección “Señoras y Señores”, dedicada a los personajes que daban de qué hablar en el país. Firmado por la periodista Elisa Robledo, el artículo daba cuenta de anécdotas de la infancia del cantante mexicano mejor pagado de todos los tiempos, en aquel entonces.

Alberto Aguilera Valadez, nombre real, dijo que “su padre fue quien le enseñó a convertir en canto las sensaciones que inspira la vida. Desde que aprendió a caminar, tomó el hábito de acompañar al progenitor a laborar en los campos, y al hombre le divertía que el chiquillo se comunicara inventando cancioncillas: si el niño tropezaba, el padre le decía ‘ Cante, no llore’; y a la hora de comer le repetía ‘Cante, ya se le irá el hambre’, contó Juan Gabriel”.

Tras el incendio de su milpa. Gabriel Aguilera, padre de Juan Gabriel, se puso como loco: descalzo, semidesnudo, salió del jacal y corrió hacia el incendio. Fue la última vez que su mujer y sus hijos lo vieron, pues desapareció sin dejar rastro.

Después del incendio y de la desaparición del padre, al menor de los niños Aguilera le quedó la costumbre de cantar y ya nunca dejó de hacerlo.

Años después, ya con fama y fortuna, cuando una de sus cuñadas lo atacó por su ingratitud hacia sus hermanos, el cantante respondió que, en la niñez muchas veces no había encontrado a los parientes cuando más los necesitaba pero que cuando él ganó sus centavitos les regaló una casa a casa a cada uno de sus hermanos, y que a cambio sólo les pedía que nada le reclamaran.