He aquí la razón de tu carácter explosivo

 

Sabemos que no todo en la vida lo tenemos que manejar con una sonrisa, hay cosas que nos molestan y mucho. Por ello, no es anormal que existan veces que reaccionemos con ira ante algo que nos molesta o que consideramos inapropiado, sin embargo si esto ocurre con más frecuencia de lo normal, podrías estar padeciendo el síndrome de Trastorno Explosivo Intermitente (TEI).

enojo2

¿De qué va? Este tipo de padecimiento se caracteriza por estallar con facilidad, es decir, registras episodios de furia aunque la causa haya sido algo sin importancia. Un ejemplo de esto es cuando manejas, hay mucho tránsito y te desesperas; o cuando te enojas y sueles gritar, decir groserías y aventar cosas.

Si se te hacen conocidos esos panoramas, no te sientas mal. Tu cerebro puede ser el culpable, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Chicago.

Existen cerebros que están predispuestos a la ira. Quienes padecen TEI tienen una alteración en el área del cerebro que conecta al lóbulo frontal (que se relaciona con emociones y toma de decisiones) y el lóbulo parietal (procesa información sensorial)”, destacan los investigadores.

Incluso, este tipo de pacientes también pueden padecer trastorno limítrofe de la personalidad, es decir, sus estados de ánimo son muy inestables, debido a que tienen malas conexiones cerebrales.

Si te enojas por facilidad y te desespera comportarte así, controla este estado de ánimo a través de respiraciones profundas, con la práctica del yoga o meditación. No pierdes nada con visitar a un especialista como un psicólogo y neurólogo para que te brinden un tratamiento que te ayude a manejar el enojo y mejorar tu calidad de vida.

Artículos Relacionados