miércoles , junio 26 2019

Te puede interesar

Migrantes se amotinan en el sur de México por segunda ocasión en una semana

Terapias con robots: una nueva tendencia

Lo que debes saber del herpes en labios

Mirreyes: ostentación y desigualdad

 

México ha visto sin poderlo detener como aparece el “Mirrey”, un personaje que ostenta, exhibe ropa cara, coches, aviones, dinero y marca distancia de “los pobres”.

MAC14_MEXICOMERGE_CAROUSEL

México ha adoptado una forma muy particular para utilizar las redes sociales, millones de personas utilizan Facebook, Twitter o Instagram, no sólo para establecer comunicación con seres queridos, sino como una forma de relatar su acontecer día a día, una suerte de diario digital.

En el extremo, pequeños grupos (o tribus urbanas) marcan aún más diferencia con cierto tipo de imágenes, que exaltan diversas formas de ser, es en este escenario donde aparecen los “Mirreyes”, personajes que gustan de la ostentación excesiva de bienes y que por medio de éstos están generando lo que el doctor en Ciencia Política, Ricardo Raphael, ha descrito a Contenido como “la otra desigualdad”.

El Mirreynato, explica el especialista, es un régimen, un conjunto de valores y normas de comportamiento que resultan profundamente desiguales, que permite que unos cuantos tengan acceso a beneficios impidiendo que el resto de la población del país tenga acceso a la ley o educación de calidad.

El académico del CIDE lo ha definido como si existieran dos Méxicos; el Mexiquito, donde un cúmulo de personajes (“Mirreyes”) viven en completa impunidad, y el Mexicote donde vive el resto de la población “los de escasos recursos”.

Tipos de Mirreyes

Ahora bien, una vez que se han establecido los conceptos de Mirrey y Mirreynato, es importante no perder de vista que, aunque cuentan con un común denominador, la ostentación e impunidad impulsada por dinero, existen varios tipos de mirreyes:

El que ganó dinero rápido:

Como los narcotraficantes, este personaje gasta mucho dinero porque necesita pertenecer, necesita que el resto de mirreyes lo acepten.

El que va en picada:

Intenta a toda costa frenar su caída paulatina por medio de gastos que no se puede permitir, casarse o casar a las hijas para tener la aceptación del grupo que lo está perdiendo.

El que siempre ha tenido:

Él busca diferenciarse de los demás pro medio de compras que superen a las de los dos anteriores.

La mayoría de los políticos “hoy quisieran ser mirreyes y lo más pronto posible, están dispuestos a corromperse y a ofrecer impunidad a cambio de volverse parte de la elite económica”, consideró.

[Por: Mario Ostos]