Te puede interesar

AMLO pide a congreso de EU ratifificar el T-MEC

“Estuvimos en inferioridad numérica suspendimos las acciones de captura”: Durazo

Se presume que tiroteos en Culiacán se deben a operativo contra hijos del Chapo

Anuncian nuevas políticas contra la contaminación

 

Ante un aumento de casos de asma y otitis en la zona metropolitana de Ciudad de México por el fuerte incremento de los niveles de contaminación, las autoridades anunciaron este martes una serie de medidas ecológicas, como la reconversión al gas natural del transporte público.

semarnat_confe_redis

Los altos picos de ozono registrados recientemente en la superpoblada megalópolis de 21 millones de habitantes se deben, principalmente, a los cerca de 5,5 millones de vehículos que circulan, dijo en conferencia de prensa el secretario de Medio Ambiente, Rafael Pacchiano.

El funcionario anunció una nueva norma de verificación para los autos -que entrará en vigor el 1 de julio-, así como una serie de medidas a mediano y largo plazo propuestas por un puñado de científicos.

“Una de las medidas que estamos trabajando y que se anunciará muy pronto es la reconversión inicial de transporte público a gas natural”, dijo Pacchiano.

También se plantea que las gasolineras tengan sistemas de captura de vapores, instaurar un programa para evitar fugas de gas LP, y hacer que los camiones de carga circulen solo en horarios nocturnos.

Las concentraciones de ozono en Ciudad de México han aumentado recientemente, alcanzando incluso un pico de 192 puntos el miércoles pasado, por encima de los 150 con los que actualmente se activa la fase 1 de contingencia ambiental que prohíbe circular a 40% de los vehículos.

A raíz de este fenómeno, algunos padecimientos asociados a la contaminación están siendo más frecuentes.

“Los mas importantes en donde pudiéramos ver resultados en aumento son de asma y otitis”, aseguró Julio Sánchez, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

Ciudad de México cuenta con el llamado “Hoy No Circula”, un programa que consiste en someter a todos los autos particulares a un proceso de verificación de contaminantes. Según el resultado que obtengan, podrán circular todos los días o no.

Sin embargo, muchos conductores utilizan la enraizada corrupción para hacer circular sus autos.

Con la nueva norma de verificación para los autos, “utilizaremos la tecnología de punta que se está utilizando en otros países, que evitará problemas de corrupción y que garantizará que solamente aquellos autos que contaminan poco puedan pasar este nuevo proceso de verificación”, señaló Pacchiano.

En la práctica, en lugar de calcular las emisiones contaminantes desde el escape del auto, se leerán directamente del sistema de diagnostico a bordo de los autos, que es obligatorio desde 2006.

“Es prácticamente imposible modificar la información” de ese sistema de diagnostico, estimó el secretario, al explicar que también se incorporarán “sensores remotos” en las salidas de los centros de verificación, para analizar de manera aleatoria los vehículos y cotejar la información.

Según algunos expertos, la temperatura de Ciudad de México aumentó hasta tres grados en los últimos 100 años, por encima del promedio mundial, debido a un crecimiento urbano descontrolado.