¿Cómo salir de tragos y no morir en el intento?

¿Cómo salir de tragos y no morir en el intento?

 

Admitámoslo, es fin de semana y muchos de nosotros queremos salir a relajarnos con los amigos y tomar un par de tragos. Sin embargo, la realidad es que la edad no perdona y las resacas conforme crecemos cada vez son peor. Hoy queremos darte unos consejitos para disfrutar de algunas bebidas y no sentir mañana que estamos muertos.

Monday morning again

1, Come. 

Así de simple, comer adecuadamente antes de ingerir alcohol evitará que tu metabolismo se active sólo con el líquido etílico. Su ventaja es que las calorías se distribuirán mejor y sensación de saciedad evitará que quieras consumir grandes cantidades de azúcar (cuando se trata de tragos dulces).

2. Bebe agua

Como si no hubiera un mañana (de hecho si no bebes lo lamentarás profundamente al día siguiente). Uno de los procesos más conocidos del alcohol, es que deshidrata, el cuerpo reacciona mándandote señales de que algo marcha mal y para que te enteres de una vez, activa un poderoso dolor de cabeza y tu boca parece un desierto. Es cierto, irás miles de veces al baño, pero por lo menos al día siguiente tendrás energía de levantarte de la cama.

3. Bebe más despacio

Recuerda que saliste a disfrutar de la charla,la buena compañía y que los tragos son un mero complemento, así que no vas a charlar menos si esa cerveza la tomas de forma más pausada. Asegúrate de sentir el sabor del trago que tanto te gusta y de reírte de las bromas que pueden hacer tus amigos.

4. Prepárate para dormir

Oh sí. Desde ahora tienes que asumir que mañana estarás más cansado de lo normal, no solo porque seguramente te dormirás tarde hoy, sino porque el cuerpo necesita usar casi el doble de energía para recuperar las sales que perdió por el consumo etílico. Lo mejor es que programes un día calmado, come bien y de tanto en tanto, toma siestas de 20 minutos para que tu cuerpo nivele tu energía.

5. Asegúrate de que haya alguien sobrio 

O por lo menos cuerdo. A manera de conductor designado, nominen a uno del grupo para que se mantenga menos ebrio que los demás, esto te ayudará para que te detenga en caso de emergencia. Beberás menos y posiblemente evitará que hagas algo vergonzoso.

6. Opta por las bebidas reducidas en azúcar 

Los tragos dulces tienen dos características negativas: primero, su sabor hace que el alcohol sea casi imperceptible, por lo que beberás más de los que puedes tolerar, cuando te des cuenta tu cabeza será un carrusel; y segundo el alcohol, al igual que el azúcar, se metaboliza en forma de calorías, por lo que el proceso de ebriedad se recortará a la mitad del tiempo.

7. Deja de beber si ya estás ebrio

Pareciera una obviedad, pero si ya te sientes mareado, es momento de decirle a los demás que ya no quieres más tragos, rebasar tus límites sólo te dará malestares (no sólo los del día siguiente) al momento, como ganas de vomitar, mareos o en casos severos puedes llegar a la intoxicación etílica.

8. Mejor no bebas si estás tomando medicamentos

Si bien es cierto que no todos los medicamentos reaccionan al combinarlos con alcohol, también lo es que cada organismo es diferente y reacciona distinto ante los estímulos del exterior. No estamos sugiriendo que te quedes en casa y no pises un bar, pero mezclar estos elementos puede acarrearte consecuencias muy desagradables o inhibir la acción de la medicina.

9. Pide sólo ese licor que te cae bien

A menos que seas un adolescente que da sus primeros pasos en el mundo del alcohol (En cuyo caso me pregunto ¿qué haces leyendo esto?), te conoces, sabes que, por ejemplo, el vodka te cae bien, pero el ron mal. O que beber más de tres cervezas te marea, pero puedes beber hasta 5 de los llamados «coolers».

Por último…

10. Si tienes resaca, por favor no bebas al día siguiente

Deshazte de una vez de la errónea idea que dice que «conectarla» o «curársela con más alcohol » es lo ideal. Tu cuerpo cuando tiene resaca está al borde del colapso, lo que necesita son electrolitos para recuperarse, no algo que te regrese a tu estado de ebriedad. Toma agua de coco (rica en minerales y potasio), descansa, come bien y verás como te sentirás mejor.

Te aseguramos que si sigues estas recomendaciones, pasarás una noche increíble sin consecuencias muy graves. Toma nota, disfruta y modérate.