8 acciones cotidianas que no estás haciendo bien

8 acciones cotidianas que no estás haciendo bien

Es cierto que cada quien puede hacer su propias reglas, pero en ciertas ocasiones como por ejemplo, una hemorragia de nariz, lo mejor es actuar de forma correcta o las consecuencias podrían ser desagradables.

130613_115131

Desde que amanece hasta que anochece tenemos una serie de hábitos que hacemos mal, por decisión propia o desconocimiento, son cosas muy cotidianas que quizá te sorprenda saber qué estabas haciendo de manera incorrecta.

Pero, esos errores cotidianos que por acción u omisión cometemos no solo pueden afectar tu salud sino que también podrían dañar una relación de pareja.

En esta oportunidad recogemos información que Efesalud.com recopiló tras consultar con especialistas en nutrición, medicina del sueño, cardiología, entre otros. A continuación te las resumimos:

1. Equivocadamente una gran mayoría suele echar la cabeza hacia atrás cuando le sangra la nariz, cuando se debe hacer lo contrario, porque de esa manera se permite que la sangre drene hacia fuera para evitar tragarla o que pase a las vías respiratorias.

2. Si pensabas que abrigarte para sudar la fiebre o bañarte con agua helada es correcto, te equivocas. Lo que debes hacer es tomar un antifebril y desabrigarte (no desnudarte) o tomar baños de agua templada para para bajar la calentura.

3. Si eres de los que suele tomar una taza de café al despertar, lo mejor es que lo hagas dos a tres horas luego de levantarte, porque tu reloj biológico hará que apenas al iniciar la mañana tu grado de alerta sea mayor, debido al incremento de la producción de cortisol.

5. Crees que viendo televisión o usando algún otro dispositivo electrónico pasas el rato hasta dormirte, estás en un error. La luz que emiten las pantallas dificulta la producción de la melatonina en el cerebro, hormona encargada de inducir y mantener el sueño.

6. Los analgésicos no debes tomarlos al primer dolor, porque si los usas con demasiada frecuencia puedes generar una tolerancia al mismo. Lo aconsejable es que el médico sea quien recete la medicación correcta y sea quien diga el periodo en el que debe ser tomada.

7. Si eres de los que prefiere dejar lo difícil para el último, debes dejar de hacerlo. Si comienzas por lo más complejo, sentirás más confianza en ti mismo al saber que lo lograste resolver y el resto del día tu rendimiento será el ideal.

8. No es que el cigarrillo te relaje, sino que al calmar tu síndrome de abstinencia experimentarás una sensación de alivio y relajación. Al contrario de lo que creías, el fumar provoca ansiedad.