domingo , diciembre 15 2019

Te puede interesar

Los vehículos autónomos se hacen esperar en EU

pxhere.com/29/11/2019

Curiosidades: ¿Por qué duele la cabeza al tomar algo muy frío?

El calentamiento global ya es real y lo peor está por llegar

Cómo los videojuegos pueden hacerte más inteligente

jugar-videojuegos-familia-navidad-kinect (1)

  • Sí, los videojuegos te hacen más inteligentes

Los videojuegos pueden ser realmente buenos para nuestro cerebro. Como todo, el exceso de videojuegos puede ser malo y para efectivamente gozar sus beneficios debes salir de tu casa y hacer otras actividades.

¿Cansado de que tus padres todo el tiempo te digan que debes dejar de jugar videojuegos? ¿Harto de que todo el mundo diga que si sigues así quedarás tonto? Bueno, quizás debas ver éste vídeo para tener un par de buenas respuestas que darle a todos ellos.

El vídeo producido por AsapScience nos cuenta exactamente cómo los videojuegos pueden ser realmente buenos para nuestro cerebro. Advierten que, como todo, el exceso de videojuegos puede ser malo y para efectivamente gozar sus beneficios debes salir de tu casa y hacer otras actividades.

Uno de los experimentos que se menciona en el vídeo es particularmente interesante. Un grupo de científicos puso a los participantes a jugar 30 minutos al día de Super Mario 64 durante dos meses y los resultados fueron impresionantes. Los participantes mostraron un considerable aumento de la materia gris en regiones del cerebro relacionadas con la memoria, la planificación estratégica y la motricidad fina.

Este descubrimiento es de gran importancia ya que puede contribuir al tratamiento de enfermedades mentales relacionada con la pérdida de materia gris en esas regiones del cerebro. Además, los científicos también encontraron que los videojuegos aumentan la atención y la capacidad para concentrarse.

Estos y muchos otros beneficios son mencionados en el vídeo, ¿qué opinas? ¿Conocías estos beneficios de jugar videojuegos? ¿Sabías que los videojuegos pueden hacerte más inteligente? Compártelo con tus amigos y ten lista una buena respuesta para cuando tus padres te echen lata por jugar demasiado.

Fuente: Ojo científico