Te puede interesar

Se presume que tiroteos en Culiacán se deben a operativo contra hijos del Chapo

Carlos Slim habla de sus futuras inversiones en proyectos de infraestructura en México

Dior se excusa por utilizar un mapa de China en el que no figuraba Taiwán

5 temores de la infancia que persisten cuando eres adulto

0010145550Z

 

  • Tal vez muchas personas no saben, pero gran parte de los miedos provienen de lo ocurrido en la niñez.
Lamentablemente es usual que la salud emocional de una persona se base problemas por los cuales pasamos de pequeños y que cuando ocurren cosas similares nos causan temor. Es así que todos aquellos miedos que sufrimos cuando éramos niños tendrán una gran influencia en la vida adulta. Traición, humillación, desconfianza, abandono, injusticia, etc. Son algunas de las heridas que Lisa Bourbeau nos señala en su libro Las cinco heridas que impiden ser uno mismo. A continuación te decimos como identificarlas:

1. El miedo al abandono

El desamparo es el peor enemigo de quien vivió el abandono en su infancia. Imagínense lo doloroso que tiene que ser para un niño sentir el miedo de estar solo, aislado y desprotegido ante un mundo que no conoce.

2. El miedo al rechazo

Esta herida impide que aceptemos nuestros sentimientos, nuestros pensamientos y nuestras vivencias. Su aparición en la niñez está ocasionada por el rechazo de los progenitores, de la familia o de los iguales.

3. La humillación

Esto sucede cuando una persona siente que los demás los desaprueban y critican. Tambien se puede dar debido a que los padres le dicen a los niños que son torpes, malos y no hacen las cosas bien.

4. La traición o el miedo a confiar

Esto es el resultado de promesas no cumplidas. Es decir cuando alguien le dice a un niño que hará algo y no lo hace.

5. La injusticia

El sentimiento de injusticia entra en juego en hogares en los que los cuidadores principales son fríos y autoritarios. Una exigencia excesiva genera sentimientos de ineficacia y de inutilidad, tanto en la niñez como en la edad adulta.

12588-sintomas-de-un-nino-con-depresion