¿Cómo compraremos en el futuro? ¡Moviéndonos!

 

banca-en-linea

 

  • Internet, el uso de los teléfonos inteligentes y las tabletas, están cambiando la forma en que compramos productos y servicios en el mundo físico y el digital.

Por Sergio Lezama

 

Tienes hambre. Entras a un restaurante, pides una hamburguesa y justo antes de pagar recuerdas que no traes dinero, que olvidaste tu cartera y tus llaves en casa al salir de prisa rumbo al trabajo. No sientes pánico por no tener con qué comprar tu alimento. Tranquilamente sacas del bolsillo tu teléfono inteligente, lo acercas a una terminal y, sin que exista contacto alguno, la cuenta queda saldada y sales a la calle con la sensación de haber tenido una experiencia futurista.

¿Algún día dejaremos de utilizar monedas y billetes? —te preguntas mientras caminas—. No te respondes, pero te da gusto estar en los Estados Unidos y poder utilizar plataformas de pagos móviles sin contacto (en ese país 14,000 restaurantes de la cadena McDonald’s poseen esta tecnología, así como en las sucursales de varios bancos y de otras 60 marcas internacionales y franquicias). Dentro de poco regresarás a México y de inmediato entristeces, pues aquí todavía no son tan eficaces los servicios del tipo de Apple Pay.

Como esta forma de pagar productos y servicios en el mundo físico y el digital, existen varios desarrollos más que podrían ser un adelanto de cómo compraremos en el futuro cercano. A continuación daremos un panorama de estos servicios y su potencial económico global.

Recientemente, en el estudio Predicciones en Tecnología, Medios y Telecomunicaciones para 2015, la empresa internacional de consultoría Deloitte calculó que en 2015 más de 1,350 millones de teléfonos inteligentes se venderán en todo el mundo, lo que ocasionará que las compras vía smartphones se incrementen en más de 1,000%.

Sin embargo, para Jolyon Barker, director general de Industria TMT Global de Deloitte, “Los teléfonos inteligentes no han llegado a un estatus de ‘billetera móvil’ a nivel mundial”, pero reconoce que hay avances en su utilización para comprar saldo, transferir fondos y realizar transacciones en línea.

En nuestro país, la Asociación Mexicana de Internet (Amipci) es optimista en cuanto a la adopción de medios digitales como instrumentos de compra ya que en su estudio Perspectivas sobre el uso del comercio electrónico móvil en México 2014, reveló que los mexicanos sí están usando sus dispositivos móviles para comprar. En esa investigación se explica que durante el mes de junio de 2014 se encontró que 2,300 millones de pesos fueron gastados usando dispositivos móviles.

¿Qué hay detrás?

El desarrollo conocido como Near field communication, NFC o comunicación de campo cercano, es la tecnología que hace posible que se realicen “pagos sin contacto” utilizando diferentes dispositivos.

Básicamente se trata de dos antenas, una en el dispositivo móvil y otra en el punto de venta, que intercambian información entre sí. Variantes de este tipo de desarrollo ya se usan, por ejemplo, en las tarjetas para ingresar al Metro de la ciudad de México o en el sistema One Touch que Sony desarrolló para vincular bocinas o audífonos con teléfonos inteligentes.

Sin embargo, su uso para transacciones económicas implica  una codificación de software más robusta que sea a prueba de ‘hackeos’; es por eso que sistemas como Apple Pay requieren de un segundo método de autentificación antes de validar cualquier compra. En este servicio (que se presentó en septiembre de 2014 en los Estados Unidos y todavía no está disponible en México) la autorización se da al identificar la huella digital del usuario mediante un sensor especial (Touch ID) ubicado en el botón de inicio de los iPhone 6 o 6 Plus.

Google Wallet es el otro servicio de pagos que promete ser popular. Por el momento es utilizado en alrededor de 300,000 establecimientos de los Estados Unidos y es accesible solamente desde equipos con Android. Google tiene la intención de abrir esta plataforma a usuarios de dispositivos con otros sistemas operativos.

El problema tecnológico

Aunque existe la tecnología para que los pagos móviles sean una realidad, lo cierto es que todavía no está disponible en México, esto muchas veces debido a las inversiones necesarias para adaptar las terminales en los puntos de venta existentes para hacerlas compatibles con la tecnología NFC.

Además se requiere de otros desarrollos, como las redes de comunicaciones móviles 4G o LTE que ofrezcan mejores y más estables servicios de conexión a internet.

Y es que los compradores están listos para adquirir artículos pero la tecnología no los respalda. Por ejemplo, según el estudio Custom Research, elaborado en julio del año pasado por la empresa de análisis del mundo digital, ComScore, al preguntarle a las personas sobre las dificultades que encuentran al usar dispositivos móviles para hacer compras, el 43% dijo que la conexión a internet de los dispositivos es demasiado lenta, mientras que el 33% aseguró que toma mucho tiempo hacer las compras usando estos equipos.

Nuevos perfiles de compradores

Con todo, esta tendencia ha causado el surgimiento de nuevos perfiles de consumidores como el del Hypertasker, un usuario que invierte el mayor tiempo online informándose sobre un producto o servicio, para después adquirirlos, según el precio, ya sea en tiendas físicas o digitales.

“Este nuevo consumidor versátil, hiperinformado y ágil en temas digitales es el que más cuestiona la información, la calidad de los productos disponibles en un mercado y la seguridad que brindan los comercios a la hora de realizar un pago online”, comentó Pablo González, country manager de PayU Latam en México.

Quizá esto sea la causa de que siguiendo los datos del citado estudio de ComScore, el 71% de los encuestados utiliza su smartphone o tableta para investigar los detalles de los productos que planea comprar, de los cuales alrededor del 23%, hace su adquisición en tiendas físicas.

Para incentivar las compras digitales, una de las tendencias que se impulsará en los próximos meses será la de compras realizadas a través de redes sociales ya que, según un estudio de la consultora PwC, casi un 50% de los consumidores online a nivel mundial realizaron compras en las redes sociales durante 2014.

Criptomonedas, ¿realmente el futuro?

A finales de 2013 una moneda surgida en el ciberespacio cobró relevancia internacional ya que su tipo de cambio se situó por arriba de los 1,000 dólares por unidad, su nombre: Bitcoin.

Desde entonces las criptodivisas o criptomonedas son cada vez más aceptadas en el mundo digital. De hecho, la empresa Virgin Galactic comunicó hace un par de años que aceptaba la criptomoneda a cambio de boletos para viajar al espacio. Fue el mismo Richard Branson, de Virgin Group, quien hizo el anuncio.

La forma de obtener este tipo de divisas es mediante la “minería de datos”. Es decir, el cálculo de códigos matemáticos, para lo cual se requieren equipos con gran poder de cómputo ya que no es fácil resolver los protocolos para obtener un Bitcoin.

La principal ventaja de estas monedas es que hacen posible transacciones y pagos inmediatos entre personas, sin costo, y que no se devalúa por decisiones de un determinado banco ya que un algoritmo establece tanto el número como el ritmo de bitcoins que serán emitidos en un futuro.

Algunas otras criptomonedas son Litecoin, Peercoin, Namecoin, QuarkCoin, ProtoShares y Megacoin.

Opciones de pagos móviles en México

Transfer

Este servicio es impulsado por Telcel, Banamex e Inbursa y permite hacer pagos móviles, transferencias de dinero y consultas en tiempo real desde un teléfono móvil. Asimismo, se pueden hacer depósitos y retiros en efectivo a través del uso de cajeros automáticos.

Lo interesante de esta plataforma es que, al estar basada en el uso de mensajes tipo SMS, no es necesario tener un teléfono inteligente para poder utilizarlo. Sin embargo, es más sencillo utilizar Transfer mediante las apps para sistemas operativos iOS, Android y BlackBerry.

Conoce más en: http://www.telcel.com/portal/servicios/servicios_transfer.html?mid=1900

Escanea el código QR en tu smartphone y descarga la app para iOS.

Transfer-Banamex

Unipagos

Es un sistema de pagos electrónicos que se realizan mediante el celular por medio del uso de una aplicación. Los desarrolladores describen su producto como una cartera digital que funciona con recargas de saldo a tu cuenta, por lo que no se necesita de cuentas bancarias ni tarjetas de crédito o débito.

Conoce más en: http://unipagos.com.mx/

Escanea el código QR en tu smartphone y descarga la app para iOS.

Pademobile

Se trata de una plataforma integral de pagos mediante el uso de un dispositivo móvil para personas con cuentas de banco e incluso para no bancarizadas. Este desarrollo surgió en México pero ya está operando en otros países como España y Estados Unidos.

Su funcionamiento se basa en la creación de una cuenta a la cual se le depositan fondos que se pueden enviar vía SMS, para comprar productos vía internet, para recargar tiempo aire o pagar en tiendas físicas afiliadas.

Conoce más en: https://www.pademobile.com/es-es/mx/

Escanea el código QR en tu smartphone y descarga la app para iOS.

Para recibir pagos:

iZettle

Es un pequeño lector de tarjetas que se conecta al orificio en el que se conectan los audífonos al teléfono inteligente. Este servicio facilita a cualquier consumidor vender productos y servicios de manera personalizada al aceptar pagos con tarjeta de crédito y débito. Fundada en 2010, con sede en Estocolmo, iZettle ya está disponible en México, el Reino Unido, España, Alemania, Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia y Brasil, entre otros países.

Conoce más en: https://www.izettle.com/mx

Artículos Relacionados