sábado , noviembre 16 2019

Te puede interesar

CDMX “cosechará” lluvia para prevenir escasez de agua

Tienes diabetes: ¡cuida tus ojos!

La F1 se pone ambiental: planea reducir a cero las emisiones en 2030

¿Qué tiene de malo beber directo de la lata?

tomando-cocacola1

  • Hay que recordar que las latas de bebida, sin importar el contenido que tengan, se almacenan unas por encima de otras

Tomar la bebida de la lata puede ser bastante peligroso, y además, puede que haga que el sabor de su contenido no esté tan bueno. Te explicamos los motivos de que esto sea así, y por los que deberías evitar la práctica.

Microbios, bacterias y suciedad

Hay que recordar que las latas de bebida, sin importar el contenido que tengan, se almacenan unas por encima de otras, y en ocasiones con todo tipo de productos en su alrededor. Por ello, beber directamente de la lata puede ocasionarnos problemas e infecciones bucales.

La suciedad en las latas puede estar visible, o puede que no la veamos directamente. Sin embargo, eso no implica que no estemos introduciendo en nuestro cuerpo sustancias extrañas y en muchos casos no comestibles. Así, si no queda otra, lo mejor es siempre limpiar las latas para beber de ellas.

Un sabor alterado

Pero recomendar no beber directamente de las latas no es una cuestión solo de higiene. De hecho, el sabor de una bebida que se sirve en un vaso es sustancialmente diferente. Esto ocurre sobre todo en las bebidas con gas, que al necesitar del aire para tomar toda su esencia, saben mejor si se toman en vaso.

El aire entra en contacto con esas burbujas, y les otorga intensidad, y por eso es mejor evitar beber desde la lata. Hay que considerar que los materiales con los que se elabora el envase, transmiten directamente el sabor a la bebida, así que mejor sería todavía, buscar un envase que no lo haga, como el vidrio.

Además de que las bebidas saben muy diferente cuándo las bebemos directamente de las latas que servidas en un vaso, ya ves que hay ciertos peligros que podrías evitar con ese gesto de poner el líquido en una copa. ¿Te han sorprendido estas conclusiones?

Fuente: El Gran Catador