Te puede interesar

Estados Unidos e Irán: las raíces de su peligrosa enemistad

5 destinos turísticos para recibir el 2020

Mohamed Bin Salmán, el enigmático reformador de Arabia Saudita

Las carreras del futuro: qué estudiar para tener un buen salario

Define qué estudiar apoyándote en esta nota.
Define qué estudiar apoyándote en esta nota.

 

  • “Bienaventurado aquel que desde el principio sabe lo que quiere; pero más afortunado aquel que no lo sabe y se esfuerza por averiguarlo.” Proverbio chino

Por Celeste Colin

Ingenierías en minería y/o metalurgia, Ingeniería Geomática, Química Metalúrgica, Ingeniería Aeroespacial, Biotecnología, Nanotecnología, Ciencias Ambientales, Telemática y Social Media, son el futuro de los universitarios.

Al terminar el bachillerato miles de estudiantes se enfrentan a la decisión académica más importante de toda su vida: qué carrera estudiar, misma que no necesariamente les garantizará encontrar un empleo bien remunerado al salir de la universidad.

Expertos en el campo de la educación vocacional afirman que a la hora de elegir por cuál carrera pedirán su ingreso a la universidad, siempre será más recomendable perfilarse hacia aquellas que nos guste y nos llene de satisfacción.

Sin embargo,  en la actualidad esta decisión implica en algunos casos valorar qué es más importante: ¿seguir nuestros sueños o buscar una carrera con un gran campo laboral y oportunidades de desarrollo a largo plazo?

De acuerdo con  el Reporte Laboral México 2014, realizado por la consultora especializada Hays, la industria en México requiere por lo general profesionistas con conocimientos concretos (principalmente adquiridos en las instituciones educativas) y habilidades desarrolladas que no siempre son aprendidas en las aulas.

Un candidato que se postule a cualquiera de las vacantes que se ofrezcan en una empresa sin importar el giro -dice el reporte-, debe poseer conocimientos en negocios y estrategias, ser creativo, tener visión financiera, saber administrar recursos, trabajar en equipo y saber, ante el peor de los escenarios, manejar y contener todo tipo de crisis.

La importancia de elegir una carrera

El sueño de toda persona joven es hacer lo que más le gusta y que le paguen por ello; los  universitarios no son la excepción. Al terminar el nivel medio superior miles de egresados buscan una oportunidad en las múltiples opciones que ofrecen las instituciones educativas de nivel superior, para estudiar una licenciatura que les permita desarrollarse en el plano profesional y, a la larga, ganar un sueldo para vivir “cómodamente” el resto de su vida.

Tal como afirma el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), que a través de su informe presentado a final de 2013, un trabajador promedio gana hasta 95% más que aquel que sólo obtenga el grado de preparatoria o bachillerato,  por lo que “concluir una carrera universitaria siempre será una buena inversión.”

Para Cristina Simón, Directora Académica en el IE Business School, México es y continuará siendo un país con expectativas de crecimiento, por lo que la industria tradicional no dará un cambio radical sino que irá evolucionando paulatinamente y, por ello, los egresados de las instituciones públicas y privadas deberán elegir además de una carrera, un área de especialización que les permita encajar en las crecientes demandas de las empresas.

Por lo anterior, las instituciones educativas deberán formar profesionistas que posean conocimientos, habilidades y capacidades específicas. Para la consultora lograr esto requerirá de la colaboración de las instituciones educativas, al brindar una mejor oferta de carreras y darles mayor difusión entre los jóvenes a la hora de solicitarlas; las empresas a su vez deberán ofrecer mejores incentivos al capitalizar y atraer el talento nacional; y los universitarios deberán tomar en cuenta el manejo una tercera lengua, realizar pasantías y estancias mientras estén aún estudiando, aprender a comunicarse en diferentes niveles, trabajar en equipo, desarrollar liderazgos y aprender a ser flexibles. En concreto, ser polifacéticos.

Quién es quién en el ranking de las carreras

A la hora de elegir una carrera es importante determinar cuáles son nuestros intereses, áreas de oportunidad y talentos, sobre todo cuando se habla mucho sobre los altos índices de desempleo en los recién egresados; pero también se debe tomar en cuenta cuáles son los requerimientos del mercado laboral de hoy.

Comúnmente se cree que existen carreras que son mejor remuneradas que otras, sólo porque son las más solicitadas en las escuelas, dejando de lado que al ser “de alta demanda”, también están sobresaturando el campo de trabajo.

De acuerdo con el IMCO, carreras como Derecho, Arquitectura y Medicina, las de mayor demanda hasta ahora con 10,000 solicitudes de ingreso por ciclo, tienen una alta tasa de desempleo y salarios que apenas llegan a los 8,500 pesos mensuales en promedio; contrario a lo que sucede en carreras como Ingeniería en Minas y Metalurgia, Ingeniería Geomática e Ingeniería Química Metalúrgica, que de acuerdo con datos proporcionados por la Universidad Nacional Autónoma de México, sólo reciben entre 16 y 175 solicitudes por año, cuyos egresados obtienen salarios que van desde los 11,000 hasta los 24,000 pesos mensuales.

Las 10 carreras mejor pagadas:

(en miles de pesos al mes)

  • Minería y Extracción: 24,863
  • Finanzas, Banca y Seguros: 19,725
  • Salud Pública: 17,013
  • Servicios de Transporte: 16,888
  • Física: 16,379
  • Música y Artes Escénicas. 16,124
  • Ciencias de la Tierra y de la Atmósfera: 15,811
  • Medicina: 15,614
  • Ciencias Ambientales: 15,022
  • Ingeniería en vehículos de motor, aeronaves y barcos: 14,211

Fuente IMCO (Cifras promedio de los salarios anuales por área laboral)

1.- Minería y Extracción

Sueldo: 24,863 pesos

Total de personas que estudiaron la carrera: 18,898

Segmentación: 80% hombres y 20% mujeres.

Porcentaje de la población profesional: 0.1%

Tasa de ocupación: 87.8%

Tasa de desempleo: 12.2%

¿Dónde estudiarla?

Universidad Nacional Autónoma de México

Instituto Politécnico Nacional

Universidad Autónoma de Guadalajara

Universidad de Guanajuato

Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías

 

2.- Finanzas, Banca y Seguros

Sueldo: 19,725 pesos

Total de personas que estudiaron la carrera: 40,964

Segmentación: 70% hombres y 30% mujeres

Porcentaje de la población profesional: 0.4%

Tasa de ocupación: 95%

Tasa de desempleo: 5%

¿Dónde estudiarla?

Universidad Nacional Autónoma de México

Instituto Politécnico Nacional

Universidad Autónoma Metropolitana

Universidad La Salle

Universidad Iberoamericana

Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey

Instituto Tecnológico Autónomo de México

 

3.- Salud Pública

Sueldo: 17,013 pesos

Total de personas que estudiaron la carrera: 10,860

Segmentación: 76% hombres y 24% mujeres

Porcentaje de la población profesional: 0.1%

Tasa de ocupación: 95%

Tasa de desempleo: 5%

¿Dónde estudiarla?

Universidad Nacional Autónoma de México

Instituto Politécnico Nacional

Universidad Autónoma Metropolitana

Universidad Iberoamericana

Tecnológico de Monterrey

Universidad Anáhuac

Universidad La Salle

 

4.- Servicios de Transporte

Sueldo: 16,888 pesos

Total de personas que estudiaron la carrera: 9,767

Segmentación: 74% hombres y 26% mujeres

Porcentaje de la población profesional: 0.1%

Tasa de ocupación: 98.6%

Tasa de desempleo: 1.4%

¿Dónde estudiarla?

Instituto Politécnico Nacional

Universidad Autónoma de Nuevo León

Escuela Militar de Aviación

Escuela de Aviación México

 

5.- Física

Sueldo: 16,379 pesos

Total de personas que estudiaron la carrera: 19,216

Segmentación: 83% hombres y 17% mujeres

Porcentaje de la población profesional: 0.2%

Tasa de ocupación: 100%

¿Dónde estudiarla?

Instituto Politécnico Nacional (IPN)

Universidad Nacional Autónoma de México

*Fuente IMCO

 

Las 10 carreras peor pagadas:

(en miles de pesos mensuales)

  • Criminología: 8,412
  • Formación docente para educación física o artística: 8,318
  • Formación docente para educación básica (primaria): 8,071
  • Historia y Arqueología: 8,071
  • Matemáticas: 8,050
  • Comunicación y Periodismo: 7,973
  • Formación docente para la enseñanza de asignaturas: 7,218
  • Trabajo y Atención Social: 7,008
  • Bellas Artes, 6,114
  • Filosofía y Letras, 5,800

*Fuente IMCO (Cifras promedio de los salarios anuales por área laboral)

 

1.-  Bellas Artes

Sueldo: 6,114 pesos

Total de personas que estudiaron la carrera: 22,696

Segmentación: 35% hombres y 65% mujeres

Porcentaje de la población profesional: 0.2%

Tasa de ocupación: 95.4%

Tasa de desempleo: 4.6%

 

2.-  Trabajo y Atención Social

Sueldo: 7,008 pesos

Total de personas que estudiaron la carrera: 84,945

Segmentación: 5% hombres y 95% mujeres

Porcentaje de la población profesional: 0.9%

Tasa de ocupación: 95.7%

Tasa de desempleo: 4.3%.

 

3.-  Formación docente a nivel preescolar

Sueldo: 7,218 pesos

Total de personas que estudiaron la carrera: 207,725

Segmentación: 2% hombres y 98% mujeres

Porcentaje de la población profesional: 2.1%

Tasa de ocupación: 96%

Tasa de desempleo: 4%.

 

4.-  Formación docente para la enseñanza de asignaturas específicas

Sueldo: 7,818 pesos

Total de personas que estudiaron la carrera: 60,776

Segmentación: 38% hombres y 62% mujeres

Porcentaje de la población profesional: 0.6%

Tasa de ocupación: 99.7%

Tasa de desempleo: 0.3%

 

5.- Comunicación y Periodismo

Sueldo: 7,818 pesos

Total de personas que estudiaron la carrera: 223,283

Segmentación: 40% hombres y 60% mujeres

Porcentaje de la población profesional: 2.3%

Tasa de ocupación: 92%

Tasa de desempleo: 8%

*Fuente IMCO

Los especialistas señalan que no todo está perdido, pues a la hora de pensar en las carreras del futuro, se deben tomar en cuenta dos vertientes: la primera, enfocada en cuáles son los problemas del futuro y la segunda en diseñar soluciones a partir de estos problemas.

De igual forma coinciden que carreras como Derecho, Contabilidad, Administración y Comunicación, no desaparecerán como tal, sino que deberán replantearse sus áreas de especialidad enfocadas en las demandas de las empresas y en las interconexiones de éstas con las de otros sectores.

Las nuevas generaciones deberán estar conscientes del constante cambio de las tendencias globales y que ello exigirá una actualización y una especialización continuas, por lo que su proceso de preparación tendrá que ser permanente.