Te puede interesar

La Tuta condenado a 55 años de prisión

La Libra de Facebook se une al mundo de las criptomonedas

Estudio sugiere que saltarse el desayuno está en los genes

¿Por qué el ser humano es infiel?

¿Cambiarías de pareja cada 5 años?
¿Cambiarías de pareja cada 5 años?
  • ¿De qué depende la infidelidad?

¿Qué pasa cuando esos votos de confianza se rompen, dígase por infidelidad? La antropóloga biológica, Helen Fisher, explica que en el cerebro existen tres sistemas de afecto: el primero se asocia con la reproducción y el emparejamiento; el segundo, la pasión de la lujuria; el tercero, el amor romántico.

Para ella, la infidelidad sucede por estos puntos:

El matrimonio es considerado como una obligación social:

“Datos del Demographic Yearbooks of the United Nations de 97 sociedades entre 1947 y 1992 indican que alrededor de 93.1 por ciento de las mujeres y 91.8 por ciento de los hombres están casados para los 49 años. Más información indica que alrededor del 85 por ciento de los estadounidenses se casarán próximamente.” Sin embargo la monogamia es parte de una estrategia reproductiva, ya que la infidelidad también se ha extendido a lo largo de las sociedades del mundo: “Estudios recientes indican que parejas estadounidenses entre el 20 y 40 por ciento de hombres heterosexuales casados, y entre el 20 y el 25 por ciento de mujeres heterosexuales casadas han tenido una ‘indiscreción’ alguna vez en su vida.”

– El cerebro cuenta con una estructura sensible a la infidelidad.

De acuerdo a sus estudios, Helen Fisher explica que los tres sistemas cerebrales, el sexual, el romántico y el reproductivo, interactúan conformando una miríada flexible, con patrones que brindan una gama de motivaciones, emociones y comportamientos necesarios que realicen la estrategia humana de reproducción. De ese modo existe la posibilidad de expresar los sentimientos profundos de afecto por una persona, las emociones intensas de un amor romántico por otra y las sensaciones de la excitación sexual por otra.

– La infidelidad es una realidad a lo largo y ancho de varias culturas

Entre los clásicos griegos y romanos, las sociedades preindustriales de Europa, el ancestral Japón e India, los inuits o kuikurus, los turu de Tanzania, entre otros. Y en cada una de esas sociedades existieron diferentes tipos de infidelidad. Según los investigadores, la infidelidad incluye interacciones sexuales (sin emociones de por medio), sentimientos románticos (sin relaciones sexuales) y ambas nociones al mismo tiempo. Por lo que la infidelidad es un fenómeno global que ocurre con una regularidad impactante, a pesar de ser una conducta desaprobada socialmente.

La presencia de esta conducta no es necesariamente un signo de una relación de pareja infeliz:

Sino también existe la variabilidad de un acuerdo mutuo o la presencia de genes que inducen a la infidelidad.