miércoles , septiembre 18 2019

Te puede interesar

Contenido contó toda la historia de ‘La Luz del Mundo’

Parlamento Europeo reconoce a Guaidó como presidente de Venezuela

Descanse en paz el actor Rogelio Guerra

El dominó desarrolla habilidades matemáticas

El dominó es más que un juego de mesa.
El dominó es más que un juego de mesa.

 

  • Académicos de la Ibero señala la relación entre el dominó, las matemáticas y la toma de decisiones.

Los juegos de mesa ayudan a las personas a aprender a usar algunas herramientas cognitivas empleadas en ciencias como las matemáticas, opinó el doctor José Humberto Mondragón Suárez, académico del Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad Iberoamericana.

El dominó, por ejemplo, acerca de manera atractiva y fácil a las personas al pensamiento matemático, al desarrollar habilidades como el manejo de la estadística, uno de los elementos de esta ciencia que pueden utilizarse diariamente en la toma de decisiones en la vida cotidiana de la gente.

En las partidas los jugadores, con base en el conocimiento específico de sus fichas, trazan en su mente probabilidades y posibilidades basados en la lógica y estadística creadas al ver qué juego tiran sus contrincantes, para inferir los números y cuántas fichas de cada uno tienen sus oponentes, y a partir de ahí decidir sus siguientes movimientos.

Esa construcción lógica de una partida de dominó es semejante a la de las matemáticas, ciencia sustentada en teoremas y axiomas que son verdades fundamentales, como decir: “Todos los números son iguales a sí mismos. Un enunciado que no se necesita demostrar, porque es lógico y evidente” afirmó el académico universitario.

Mondragón explicó que durante la toma de decisiones las matemáticas son uno de los principales instrumentos que, consciente o inconscientemente, las personas emplean; desde considerar con cuánto dinero se dispone para comprar alimentos, para distribuir esa cantidad fija con base en sus necesidades y prioridades.

Emplear el elemento matemático de la estadística en un juego como el dominó desarrolla la habilidad de pensar y actuar estructurada y lógicamente ante problemas determinados, en nuestra vida personal, laboral o académica.

Pero aclaró que tampoco se debe aprender todo el tiempo con base en el juego, pues se puede estar jugando sin ser consciente ni reflexionar en lo que se aprende, “y si se carece de la costumbre de sacar lo aprendido para usarlo en algo de provecho, se va a quedar sólo como un juego”.

[Por Alejandrina Aguirre Arvizu]