¡Cuidado! Estos 4 hábitos dañan tu metabolismo

¡Cuidado! Estos 4 hábitos dañan tu metabolismo

Lavarse las manos es importante.
  • Hay costumbres que sin saberlo dañan nuestro organismo, evítalas.

Hay costumbres que nos hacen quemar menos calorías durante el día debido a que condicionamos nuestro organismo a que queme grasa de una forma menos rápida, lo que aumenta nuestro peso y disminuye nuestro rendimiento, sin embargo, evitando estos errores, podemos mantener nuestro metabolismo a buen ritmo.

1.- No incluir el picante en la dieta

Un nuevo estudio arrojó que cuando las personas agregan pimienta de chile rojo para la cena, suelen sentirse más llenos y comer hasta en un 30 por ciento menos en comparación con una comida ligera. Los pimientos son ricos en capsaicina, componente que puede acelerar el metabolismo mediante el control de la liberación de hormonas que regulan el apetito, así como el aumento de los niveles de las hormonas del estrés que disminuyen deseo de comer.

2.- Pasar mucho tiempo sentados

No es ninguna sorpresa que descansar en frente de la computadora en el trabajo o la televisión en la noche puede hacernos ganar kilos demás. Pero incluso en personas activas que cumplen con regímenes de ejercicio, sentarse durante tres horas o más por día se asocia con un aumento del riesgo del 74% para el síndrome metabólico, un conjunto de factores de riesgo para la diabetes y la enfermedad cardíaca que incluye la obesidad, presión arterial alta, y colesterol en comparación conaquellos que se sentaron durante menos de dos horas diarias. Sentarse muchio tiempo hace que los músculos no tengan que trabajar tan duro para quemar menos grasa, lo que puede conducir a una mala sensibilidad a la insulina.

3.- No lavar lo que se consume

Antes de morder la manzana, asegúrate de lavarla correctamente. Un estudio de 2012 en Environmental Health Perspectives, señaló que los contaminantes ambientales, como los pesticidas de uso común en las frutas y verduras, están asociados a la obesidad y el síndrome metabólico. Los investigadores descubrieron que, en células de laboratorio, los contaminantes se almacenan en el tejido graso, donde causan inflamación y afectan a las vías que regulan el metabolismo. Procure comprar comida orgánica cuando se pueda y siempre corte las áreas dañadas o golpeadas de las frutas y verduras en primer lugar; a continuación, lavar bien con agua corriente solamente.

4.- Olvidar lavarse las manos

Investigadores del Centro de Investigación Biomédica Pennington de la Universidad de Louisiana descubrieron un vínculo entre un virus respiratorio común llamado adenovirus-36 y la obesidad, ya que el virus parece convertir células madre en células de grasa. Para reducir el riesgo de infecciones virales, es necesario lavarse las manos correctamente y de forma regular.