martes , septiembre 24 2019

Te puede interesar

Contenido contó toda la historia de ‘La Luz del Mundo’

Parlamento Europeo reconoce a Guaidó como presidente de Venezuela

Descanse en paz el actor Rogelio Guerra

Dilma Rousseff inicia campaña por la reelección

 

Rousseff ha sido duramente criticada por sus decisiones en el gobierno.
  • Segura de que “goleará a los pesimistas”, la presidenta brasileña promete seguir al frente de su país.

Con buen ánimo y la certeza de “poder hacer más” por Brasil, la presidenta Dilma Rousseff arrancó su campaña para permanecer un cuatrienio más al frente de la economía más importante de América Latina. Para un momento tan significativo, la política nacida en Belo Horizonte, hace 67 años, se valió de la jerga futbolística para advertir a “quienes creen que todo está mal” que en las elecciones, programadas para el próximo 5 de octubre, ganará por goleada al pesimismo.

Con un país preocupado por la desaceleración económica, reflejada en un pronóstico de crecimiento de 0.9% (el de México es de 2.56%), la mandataria señaló que cuenta con los elementos para revitalizar al país sin poner en riesgo la creación de empleos, ni los derechos laborales.

“El pueblo y el Gobierno le dimos una goleada a los pesimistas que decían que el Mundial de Futbol iba a fracasar. Ahora tenemos que darle una goleada a quienes creen que estamos en el rumbo equivocado”, señaló la economista ante la amigable dirigencia de la Central Única de Trabajadores (CUT).

Verdad alentadora

La importancia que tendrá el tema económico en la presente campaña electoral quedó en evidencia en el lugar escogido por la mandataria para su primer mitin: Sao Paulo, el principal polo de desarrollo del país. La ocasión fue propicia para que Rousseff, postulada por el Partido de los Trabajadores, evocara la elección de su mentor político, Luiz Inácio Lula da Silva en 2002.

“En ese tiempo logramos que la esperanza venciera al miedo, mientras que ahora vamos a decir que la verdad derrotará al pesimismo”, dijo Rousseff, en crítica a quienes cuestionan el rumbo de la economía del país.

Si bien no mencionó al ex presidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), apuntó que aquel gobierno “se arrodilló tres veces” ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) para superar las crisis financiera en 1999, 2001 y 2002.

Rousseff señaló que su gobierno ha sentado las bases para un “nuevo ciclo de desarrollo con inclusión social en Brasil”. Además de fortalecer su papel como líder mundial, en particular por su participación en el BRICS, grupo integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

¿Sabías qué…?

La mandataria lidera las encuestas de cara a las elecciones de octubre con un respaldo del 40%, frente al 22% del socialdemócrata Aécio Neves y el 10 % del socialista Eduardo Campos. Si esas tendencias se concretan, la presidencia brasileña se decidiría en segunda vuelta (balotaje).

[Pedro Baca]