Sigo siendo de izquierda: Rosario Robles

¿Quieres la entrevista completa? No te pierdas la edición 613, correspondiente al mes de julio de Contenido

  • Robles Berlanga aseguró que continua siendo de izquierda.

La experimentada secretaria vuelve para explicar los logros de la lucha contra el hambre. Las medallas se las cuelga al Presidente, quien la ha arropado en los momentos más agrios.

Por Jimena Cárdenas y José Ramón Huerta

La secretaria tarda unos minutos en recibir al equipo de Contenido en una amplia estancia del edificio situado en Paseo de la Reforma, donde dos sillones y una mesa de vidrio son flanqueadas por paredes decoradas con motivos que aluden a la Cruzada Nacional Sin Hambre, el programa más ambicioso del gobierno en el rubro social. Llama la atención tal escenografía, no del todo óptima para una entrevista periodística. Contrasta con la costumbre arraigada –y práctica– de atender en la oficina privada del secretario de Estado. Pero el no hacerlo así forma parte del actual estilo de Rosario Robles Berlanga, titular de Desarrollo Social, quien sabe conducirse en el terreno de los símbolos políticos y no duda en romper ciertos moldes.

Su ligera tardanza se explica debido al intenso show road al cual se sometió la funcionaria mediante charlas con una docena de medios de comunicación, entre los cuales Robles dio a conocer –durante junio, mes de la Cruzada– los logros a un año de iniciada la administración del presidente Enrique Peña.

Y ya hay avances, según sus reportes. La acción intersecretarial que involucra a 19 dependencias gubernamentales presume logros entre los que destaca la velocidad con la cual disminuyeron la vulnerabilidad de tres millones de personas en extrema pobreza, en menos de la mitad del tiempo previsto.

Y Sedesol, aun cuando Robles no lo admita abiertamente, es la dependencia gubernamental que se llevará algunas de las principales medallas de la Cruzada, amén de otros logros –comedores públicos, seguro para jefas de familia, pensión para adultos mayores– que están en la ruta fijada.

Es verdad que la funcionaria –ex jefa de Gobierno capitalino, ex presidenta del PRD– tuvo obligadamente que bajar su exposición pública desde 2013 luego de que la dependencia a su cargo fuera acusada de desviar recursos para apoyos proselitistas al PRI de Veracruz. Un escándalo por el que fueron cesados de sus cargos funcionarios de Sedesol y que casi alcanza a la secretaria.

Después, en abril de 2014, Robles de nuevo tuvo que retraerse debido a acusaciones de supuesta discriminación hacia ciertos beneficiarios del programa Oportunidades, durante un acto de la funcionaria en Nayarit. Para evitar mayor golpeteo político, Robles rectificó públicamente de este modo: “Me equivoqué en la forma de expresar mi convicción de que la familia pequeña vive mejor, sobre todo si se trata de aquellas que se encuentran en condición de pobreza extrema, así como mi preocupación de embarazos adolescentes”. 
En la edición de Contenido de este mes de julio podrás encontrar el resto de la entrevista, además de nuestra ya característica realidad aumentada ¡No te la pierdas!

Artículos Relacionados