Te puede interesar

AMLO pide a congreso de EU ratifificar el T-MEC

Mujeres astronautas hacen por primera vez caminata espacial juntas

Drag: el arte de transformarte en alguien más

Nueve años después: Las lecciones de Isabel Miranda de Wallace

La activista logró capturar a la banda que plagió a su hijo.
  • El hijo de Isabel Miranda, Hugo Wallace, fue secuestrado en 2005.
Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Isabel Miranda de Wallace, una maestra de 63 años de edad, dejó las aulas para enfrentar al crimen organizado, después del secuestro de su hijo Hugo Alberto Wallace Miranda. Por cinco años la mujer se dedicó a buscar a los delincuentes y, a pesar de las amenazas y atentados en su contra, colocó anuncios espectaculares con fotografías de los responsables. Fueron años de frustraciones, depresiones, enojos y lamentaciones pues no sólo arriesgó su vida buscando a los secuestradores sino que también luchó contra la inercia y la incompetencia de ciertas autoridades. En 2010 el gobierno federal reconoció su esfuerzo y le otorgó el premio Nacional de Derechos Humanos, acaso como dicen algunos críticos, porque su ejemplo es muestra de coraje y de inspiración para miles de mexicanos agraviados.

Familia muégano

Isabel es la tercera de diez hijos del matrimonio formado por Fausto y Mónica: ―Nací en el DF y desempeñé el papel de líder del clan Miranda que vivió del pan nuestro de cada día ― afirma Isabel en entrevista exclusiva para Contenido. Dice la mujer que a pesar de su fortaleza mantiene durante la charla un tono afable, pausado, con una mirada directa y serena.

Isabel se convirtió en “mamá” y papá” de sus hermanos. ―  Desempeñar el rol de líder me robó mi niñez y adolescencia mientras estudiaba en las escuelas públicas. Jamás tuve tiempo de aprender a montar en bicicleta ni aprender a nadar―.

A los 16 años llegó el amor a su vida. Se enamoró de Enrique Wallace, un contador público trece años mayor que ella.― La primera vez que lo vi me cayó mal. Me comenzó a buscar, y luego, me enamoré―confiesa.

Hugo Alberto nació el 12 de octubre de 1969 cuando Isabel tenía 18 años de edad.

Los siguientes años fueron de estudio y trabajo. En 1974 se tituló de la carrera de pedagogía en la UNAM. Su hija, Claudia nació en 1975.

Cronología: el caso Wallace

El inicio de la pesadilla

La pesadilla de Isabel comenzó el 11 de julio de 2005 cuando Hugo Alberto tenía 36 años de edad cuando fue plagiado y asesinado por un grupo conformado por: César Freyre Morales, alias “El Yanqui”, Jacobo Tagle Dobin, Juana Hilda González Lomelí, Alberto y Tony Castillo Cruz y Brenda Quevedo Cruz en Plaza Universidad, al sur del DF y por su rescate pretendieron cobrar una suma de 950 mil dólares.

En ese momento la vida su vida cambió. Ella denunció el secuestro, dejó su trabajo y se involucró en la búsqueda de su hijo, con la ayuda de hermanos, sobrinos y cuñados. No sabía que la lucha duraría tanto tiempo ni que serviría de ejemplo para evidenciar lo que una madre es capaz de hacer en la búsqueda de su hijo.

12 de julio.  La señora Wallace denuncia ante la PGR y la Procuraduría capitalna, el secuestro de su hijo.

30 de noviembre. Brenda Quevedo Cruz es detenida en la ciudad de Kentucky, Estados Unidos. Se le acusa de quien está involucrada en el secuestro y asesinato de Hugo Alberto Wallace. En este año, el abogado defensor de Miranda de Wallace, Samuel González Ruiz, confirmó el auto de formal prisión contra la implicada, por la presunta responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada y secuestro.

2006

10 de enero.  Después de algunos intentos fallidos, la policía federal detuvo a Juana Hilda González Lomelí

22 de febrero. Ante el retraso de las investigaciones y la detención de los implicados en el secuestro y muerte de Hugo Alberto Wallace, a través de tres espectaculares Isabel ofrece una recompensa económica de 250 mil pesos para quien entregue “vivo” a las autoridades a Jacobo Tagle Dobin, quien presuntamente participó en el plagio.

15 de marzo. César Freyre es capturado, el es jefe y líder de la organización. Planeó el secuestró de Wallace, también fue pareja sentimental de Hilda González Lomelí. La propia Isabel logró la captura.

―Mi hermano y yo nos apostamos cerca del restaurante donde trabaja Hilda. Una noche, al acabar la jornada, tomó un taxi. La seguimos hasta donde la esperaba César Freyre. Al verlos, Freyre sacó una pistola, mi hermano y yo nos tiramos encima de él y lo derribamos. Fue una inconsciencia. No nos mató porque Dios es grande― relata.

Por tercera ocasión, la maestra coloca un espectacular, esta vez en la calle de Medellín 150, en la colonia Roma, en el que ofrece una recompensa de 50 mil pesos a quien proporcione información de un cuarto cómplice, Tony Castillo Cruz.

16 de marzo. La trama resultaría novelesca de no ser porque el cuerpo descuartizado de Hugo Alberto  todavía, aún no aparece. ―Lo mataron en la misma noche del secuestro. Hilda confesó todo. Mi hijo se resistió y lo golpearon. Lavaron el cuerpo y lo fotografiaron para pedir el rescate. Después lo cortaron con una sierra eléctrica y depositaron los pedazos en bolsas de plástico―.

Hilda confesó los nombres de los cómplices: Jacobo Tagle Dobin, Brenda Quevedo Cruz. Los hermanos Alberto y Tony Castillo Cruz. Todos fueron cayendo.

2008

9 de junio. Isabel Miranda sale ilesa del ataque que perpetraron dos sujetos al disparar contra la camioneta que se disponía a abordar a sus oficinas. —mi camioneta recibió tres impactos en la parte de atrás, donde usualmente viajo en el vehículo. Me encerré, del miedo y del pánico que tenía― rememora doña Isabel.

 

11 de diciembre. El agente Marco Antonio Alquicira Díaz, considerado por Isabel como pieza clave para localizar el cadáver de su hijo, es ejecutado de un disparo en la cabeza de su domicilio.

2009

―Nosotros hicimos todo el trabajo. La policía no hizo nada―, cuenta Isabel. Por el camino ha localizado a otras cuatro víctimas de Freyre, que se han unido al proceso. Ha descubierto el cadáver de un colaborador de la banda, asesinado por sus cómplices. Y ha destapado las conexiones del grupo con agentes policiales del estado de Morelos y del DF.

Una de sus primeras recompensas fue el 24 de diciembre 2009 cuando un juez dictó sentencias que oscilan entre los 28 a los 47 años a César Freyre Morales, Hilda González Lomelí y a los hermanos Antonio y Alberto Castillo Cruz.

2010

2 de marzo. Senadores de distintas fuerzas políticas arropan la iniciativa de la maestra Isabel para garantizar la “atención a las víctimas del secuestro”.

26 de abril. Alejandro Martí e Isabel Wallace Wallace, presidenta de la Organización Alto al Secuestro,  acuden al Senado de la República para participar en la negociación del dictamen de la llamada Ley Antisecuestro.

7 de octubre. La Cámara de Diputados aprueba la Ley Antisecuestro, con la que se endurecerán las sanciones a quienes cometan ese delito.

4 de diciembre. Elementos de la Procuraduría de Justicia del Estado de México capturan a Jacobo Tagle Dobin, el último de los presuntos implicados en el secuestro y homicidio de Hugo Alberto Wallace Miranda.

El cadáver

La Procuraduría de Justicia del Estado de México ha buscado incansablemente en los sitios donde se supone que fueron dejados los restos del hijo. A pesar de todo lo declarado por Tagle el cuerpo de Hugo Alberto no aparece:―Es como si la mitad de mí estuviera fuera, es algo que me he cuestionado, soy creyente y creo que el cuerpo pues efectivamente no lo es todo, es una parte de uno para poder vivir esta vida, pero sé que la parte espiritual es diferente. Sin embargo, es una necesidad de poder tener a la mejor un lugar donde estén sus restos y que yo sepa que ya ahí se acabó todo. Es como elaborar también mi duelo― confiesa Wallace.

Consciente de que a pesar de que la solución de su caso está cerca, su lucha no termina, porque en México persiste el problema de inseguridad y porque “no queremos otro caso Hugo Wallace”, sentencia doña Isabel.