Te puede interesar

Contenido contó toda la historia de ‘La Luz del Mundo’

Parlamento Europeo reconoce a Guaidó como presidente de Venezuela

Descanse en paz el actor Rogelio Guerra

¿Enfermedades mentales en dibujos animados?

Homero, el ser explosivo es su problema.
  • Conoce los detalles en los que se basan algunas caricaturas para ganar popularidad.

No importa el orden en que aparecen, todas tienen la misma importancia y el mismo trasfondo: una infancia disfuncional o un evento traumático: los dibujos animados como un exorcismo mental y un ejercicio de identificación propia, externa y familiar.

Bob Esponja – Síndrome Williams: Condición que se caracteriza por tener conductas desmesuradas que resultan disfuncionales por la enorme cantidad de energía que se emplean en ellas.

Homero Simpson – Trastorno explosivo intermitente: Se manifiesta cuando un persona es incapaz de controlar sus impulsos violentos, mismos que después del episodio de agresividad llevan a l individuo a sentir vergüenza y arrepentimiento.

He-man/Príncipe Adam – Trastorno de identidad disociativa: padecimiento en el que el individuo presenta más de una personalidad que se adecuan dependiendo del entorno que lo rodea.

Glen Quagmire – Adicción sexual: patrón de pensamientos y actos reiterados y compulsivos de carácter sexual. Como toda adicción, su falta de atención es progresiva y creciente.

Igor – Distimia: padecimiento que presenta un permanente estado de melancolía, apesadumbramiento y baja autoestima. Las raíces del padecimiento se instalan por falta de estímulos en la infancia.

Dora La exploradora – Fuga Disociativa: las personas con este padecimiento emprenden un largo y lejano viaje algún lugar desconocido al que no recuerdan cómo llegaron ni tampoco recuerdan su identidad ni su pasado, lo que las lleva a construir una nueva identidad.

Charlie Brown – Trastorno de la personalidad por evitación: desorden que consiste en la inhibicion social completa o parcial, con alta sensibilidad a la crítica negativa, ansiedad y un total miedo al rechazo.

Calvin y Hobbes – Esquizofrenia: enfermedad que produce voces imaginarias y alucinaciones de varios tipos. Los enfermos aseguran que las personas pueden leer sus mentes y manipular su conducta.

La Sirenita – Disposofobia: se caracteriza por la acumulación desenfrenada y patológica de objetos en desuso que, generalmente, llevan años con el enfermo.