Te puede interesar

AMLO pide a congreso de EU ratifificar el T-MEC

Mujeres astronautas hacen por primera vez caminata espacial juntas

Drag: el arte de transformarte en alguien más

¡Con el pie derecho! Arranca “El Tri” con resultado positivo

Oribe fue el único que acertó el tanto nacional.
  • La selección de Miguel Herrera ha logrado dar el primer paso correcto en Brasil 2014.
En realidad el seleccionado nacional a cargo de Miguel Herrera acertó tres goles en la puerta de los cameruneses, sin embargo bastó que sólo uno llegara al marcador. A final de cuentas, la Selección Mexicana obtuvo con categoría el triunfo clave, por 1-0 sobre un inanimado Camerún a pesar del árbitro asistente que robó dos goles al TRI.En un clima lluvioso, , el Tri regaló una actuación prometedora, en particular a la mayoría verde que casi llenó las gradas para ser testigo del regreso del héroe que andaba olvidado: Oribe Peralta.

Un gol suyo significó la diferencia, el motivo para dejar en el olvido el nombre de Humberto Clavijo, el abanderado colombiano que le inventó dos fueras de lugar a Giovani.

El primero lo creyó ver al minuto 11, cuando el mexicano remató en el área chica hasta las redes, a placer y de zurda, un centro de Héctor Herrera. Habilitado por un par de cameruneses, el delantero hizo el primer coraje al ver la bandera levantada.

De cualquier modo, el nombre de Samuel Eto’o fue casi una anécdota esta tarde, salvo por el disparo al poste al 21’, antes de que arreciara la lluvia y México volviera a la carga y aumentara las dosis de tensión, al igual que una falta que quien fuera compañero de Rafa Márquez fingió.

La estadística era contundente: México terminó el primero tiempo con el 63 por ciento de posesión de balón, dos goles anulados y una sensación de profunda injusticia.

El complemento arrancó con el primer aviso de Peralta, quien al 60’ aprovechó un desvío del portero Charles Itandje a un disparo de Giovani para empujar de zurda y culminar una jugada que originó Héctor Herrera para el 1-0 definitivo y desatar el éxtasis en la banca mexicana.

Con la banca azteca de pie esperando el silbatazo final, fueron esos minutos los de mayor angustia, sobre todo cuando el “Maza” debió rechazar en el área chica al 86′ un centro de Benjamin Moukandjo, el delantero que provocó que el estadio se paralizara un par de minutos más tarde, cuando cabeceó solo en el área y obligó a una espectacular atajada de Guillermo Ochoa.

Seggún informa MedioTiempo.com México terminó tan cerca de sufrir el empate que de marcar el segundo, ya que antes había tenido otra oportunidad de Fabián y una de “Chicharito”, quien en el área chica voló un centro de Layún.