jueves , noviembre 14 2019

Te puede interesar

México, el país con menos vacaciones en el mundo

Hamilton lo ve complicado pero podría proclamarse hexacampeón en el GP de México

Tarde para arrepentirse, un vistazo al lado oscuro de las relaciones humanas

Las implicaciones de un segundo hijo en China

Mayores gastos vs infancia solitaria.
  • China reforma su política de natalidad
  • Un segundo hijo implica mayores gastos

El año pasado, China flexibilizó su política de planificación familiar, al permitirle a las parejas tener dos hijos, si uno de los padres es hijo único. Muchos matrimonios jóvenes piensan en aumentar la familia, mientras que otras manifiestan, su rechazo a esta posibilidad.

Para que un hijo no tenga una infancia solitaria

 Al fundarse la República Popular China, en 1949, el país contaba con una población de 475 millones de habitantes, cifra que superó los 600 millones en 1954 y los 800 millones en 1969. Se trataba de una pesada carga para un país. China se vio obligada a adoptar medidas para impedir el crecimiento demográfico, En septiembre de 1982, se definió, como política de Estado, la planificación familiar. Durante las décadas posteriores, esta política se fue restringiendo más y, al cierre de 2005, había ayudado a reducir en más de 400 millones los nacimientos.

En China, hay una generación de hijos únicos. La reciente modificación de esta norma cambiará, el plan familiar. Un segundo hijo puede cambiar el carácter del primogénito, quien se considera un pequeño emperador ( o una princesa), dicen especialistas. Muchos de los jóvenes que desean tener un segundo vástago están de acuerdo con los expertos. En 2010, el Centro de Investigaciones Sociales del diario Juventud China llevó a cabo una encuesta de natalidad en Internet. Entre los más de 6 mil cibernautas, el 77.5% opinó que una familia de dos hijos era la ideal, si la política lo permitía.

Los datos de red de la Universidad Renmin de China dejan en claro que un 60.5% de las personas optarán por tener un segundo hijo. Es decir, entre el 60 y 70% de las parejas (en las cuales uno de los dos padres es hijo único) han pensado en tener un segundo  descendiente.

A  medida que la primera generación de hijos únicos ha ido llegando a la edad de casarse y procrear, ha aumentado el número de familias conformada por: cuatro ancianos, una joven pareja y un niño, pero existen muchas familias con un solo anciano o de ancianos que han perdido a su único hijo. Las familias que han perdido al hijo único superan al millón.

La nueva política ayudará a aumentar los recursos humanos de la familia, a elevar su capacidad de resistencia ante los riesgos y al cuidado de los ancianos, sin embargo, dependerá de las condiciones. En las grandes ciudades, los costos de vida y la presión del trabajo son altos.  Los jóvenes chinos tienen una alta presión en el trabajo y poco tiempo en casa.  Los fines de semana llevan a sus hijos a pasear o los acompañan a cursos. Para los padres (también hijos únicos), que han estado acostumbrados a una vida egocéntrica, es difícil optar por un segundo bebé. Aunque es mejor tener dos hijos, lo ideal cede a la realidad.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu