El Muro de los Lamentos es nuestro

El Muro de los Lamentos es nuestro

El muro debe ser devuelto en su totalidad.
  • Cada milímetro debe ser entregado

El ministro de Asuntos Religiosos de la Autoridad Palestina, dijo que “cada milímetro” del muro de los Lamentos y el resto del territorio conquistado por Israel en la Guerra de los Seís Días de 1967 debe ser entregado a los palestinos.

El muro de los Lamentos -el sitio más sagrado para el judaísmo después del Monte del Templo -, debe quedar bajo la soberanía palestina en todo acuerdo de paz con Israel.

“Cada pedacito de tierra que Israel ocupó en 1967 pertenece al estado palestino”, manifestó al Habash. El ministro añadió que se les permitirá a los feligreses judíos rezar en el muro sin limitaciones.

La Autoridad Palestina quiere que el acuerdo de paz con Israel señale que Jerusalén será eventualmente su futura capital.