¿De dónde viene el efecto invernadero?

El deshielo es una de las consecuencias de este fenómeno.
  • Conoce los detalles de una de las problemáticas más graves que afectan a nuestro planeta.

Una de las grandes problemáticas ambientales de los tiempos modernos es el calentamiento global, este guarda una especial relación con el llamado efecto invernadero. ¿Cuánto sabes al respecto?

¿Qué es el efecto invernadero?

Se trata del fenómeno por el cual determinados gases, que son componentes de la atmósfera planetaria, retienen parte de la energía que el suelo emite al ser calentado por la radiación solar. Este proceso evita que la energía solar que constantemente recibe nuestro planeta vuelva inmediatamente al espacio, produciendo a escala planetaria un efecto similar al observado en un invernadero, elevando las temperaturas.

Causas del efecto invernadero

En esencia, estas causas pueden separarse en dos tipos, cada una de acuerdo a su fuente u origen, habitualmente señalando dos clases: las de origen natural y las provocadas por las actividades del ser humano.

Causas naturales:

Las causas naturales son las que emiten a la atmósfera gases como el óxido nitroso, el dióxido de carbono, el metano, el ozono y el vapor de agua, sin intervención alguna del Hombre. Un ejemplo clásico es la actividad volcánica, pero también favorecen al efecto invernadero la actividad solar y las corrientes oceánicas, entre otras cosas.

Causas artificiales:

Entre las causas artificiales, se destacan las que tienen origen humano y entre ellas tenemos, por ejemplo la deforestación, que aumenta la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera. Además, los gases de efecto invernadero también pueden ser liberados como resultado de la quema de gasolina, petróleo y carbón.

Existen algunos procesos de cultivo y uso de la tierra son una causa del efecto invernadero. La mayoría de las fábricas también producen muchos gases que duran por más tiempo en la atmósfera. También los aparatos eléctricos contribuyen con gases como los clorofluorocarbonos (CFC), que se utilizan en refrigeradores, aerosoles, algunos agentes espumantes en la industria del embalaje, productos químicos y de limpieza.

El crecimiento demográfico es un factor indirecto que también incide en el aumento del efecto invernadero, ya que con el aumento de la población, las necesidades de las personas se incrementan. Por lo tanto, aumentan los procesos de fabricación así como los procesos de la industria y esto se traduce en el aumento de la liberación de gases industriales que catalizan el efecto invernadero.

Según publica el portal OjoCientífico.com, todas estas causas hacen que el calor se conserve en nuestra atmósfera y la temperatura del planeta suba cada vez más.

Artículos Relacionados