Te puede interesar

Chile tendrá el primer edificio de Latinoamérica que purifica el aire

Estos celulares ya no podrán descargar Whatsapp a partir del primero de julio

Claves para ahorrar batería en tu smartphone

Autoridades sanitarias europeas recomiendan el retiro de Diacereína del mercado

 

La sustancia está indicada para la osteoartritis.

Este medicamento está indicado para tratar artrosis y osteoartritis

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

El Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo (PRAC) ha recomendado a sus países miembros suspender los tratamientos con diacereína -indicada para pacientes con osteoartritis y otras enfermedades articulares degenerativas, debido a los casos de diarrea severa y daño hepático que ha ocasionado en un porcentaje significativo de sus usuarios.

Esta alerta surgió tras haber finalizado un estudio de farmacovigilancia solicitado por la Agencia de Medicamentos Francesa (ANSM) en julio del 2012 y donde se concluyó que el balance en el riesgo-beneficio de la diacereína (un derivado antraquinónico) desfavorable, por lo que ha recomendado la suspensión en la autorización para su comercialización desde el pasado mes de noviembre de 2013.

A esta iniciativa se han sumado la Agencia Española de medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) recomendando a los  médicos no iniciar nuevos tratamientos con diacereína, indicada para la artrosis una enfermedad degenerativa que ataca a las articulaciones y produce el desgaste del cartílago. Se estima que 60 millones de personas en el mundo la padecen, sus síntomas más frecuentes son: dolor articular, crujidos y deformaciones en las articulaciones.

La recomendación del PRAC de retirar la autorización de comercialización de diacereína deberá ser ratificada por el Grupo Europeo de Coordinación, del que forman parte todas las agencias europeas de medicamentos por país y, eventualmente, por la Comisión Europea, que concluirán con una decisión final y vinculante para toda la Unión Europea.

La  agencia sanitaria española  recomienda a los profesionales de la salud:

• No iniciar nuevos tratamientos con medicamentos que contengan diacereína.
• Revisar,  los tratamientos actualmente en curso, con especial atención a la presencia de efectos adversos, y valorar en caso necesario el uso de otras alternativas terapéuticas.