Te puede interesar

Beneficios medicinale de la albahaca

El expresidente Alan García se disparó al ser detenido por caso Odebrecht

Frutas que combaten el envejecimiento

5 razones por las cuales debemos viajar en pareja

La Semana Santa, ese periodo de asueto tan ansiado previo al verano, está a la vuelta de la esquina -En realidad a la vuelta de la semana- y si quieres reducir tus niveles de estrés, descansar y pasar un rato agradable en compañía de tu pareja hay ciertas cosas por resolver antes. La buena noticia es que aún estás a tiempo y aquí, además de contarte de las ventajas, te decimos que debes hacer para olvidarte de las preocupaciones que viajar conlleva.  

Diversos especialistas coinciden con que el estrés laboral disminuye la productividad hasta un 30%. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión y la ansiedad le cuestan a la economía mundial US$ 1 billón en pérdidas de productividad, además de afectar negativamente las interacciones familiares y sociales. Opinan, además,  que una forma de lograr este descanso es viajar en pareja, ya que nos permite:

1. Disfrutar de la compañía sin las presiones del día a día.

2. Demostrar nuestros afectos y desarrollar mayor cercanía e intimidad.

3. Compartir intereses y enfocarnos en los intereses de nuestra pareja.

4. Conversar, escuchar, reflexionar, abrir nuestro corazón y nuestros pensamientos para seguir conociéndonos con más profundidad, mejorando nuestra conexión.

5. Renovar las energías positivas en la relación al dedicarnos tiempo de calidad.

Evitemos el estrés del viaje

Sin embargo, si no tomamos las precauciones debidas, viajar también puede generar tensiones y preocupación. Por ello, para evitar malos momentos y peleas de pareja, no está demás planificar nuestras vacaciones con tiempo, ahorrando y tomando en cuenta itinerarios, presupuestos y contingencias. Así estaremos preparados ante lo imprevisto.

No olvides tener los pasaportes vigentes (no te confíes en renovarlo en el aeropuerto), verificar si necesitas vacunarte (ante la fiebre amarilla u otras), contar con un seguro de viajes (que te proteja en caso de emergencias médicas, pérdida de equipaje, asistencia las 24 horas, entre otros beneficios), dinero en efectivo y alguna tarjeta de crédito para emergencias o gastos imprevistos (recordar llamar al banco para autorizar su uso en el extranjero durante los días del viaje).