Te puede interesar

Entérate cuáles son las ciudades más fit de México

Rehabilitación posterior al ataque cerebral

Un cuento de hadas: la Casa Requena ¿en qué terminó?

Todas las personas irresistibles tienen estos 5 rasgos en común

Algunas personas son el alma de la fiesta. No importa si no tienen dinero, ni su atractivo físico, o si no están pasando por el mejor momento: siempre tienen esa energía inagotable, esa confianza en sí mismas, esa sonrisa contagiosa. Pasar tiempo con ellas es toda una experiencia de la que nunca tenemos suficiente. ¿Qué tienen esas personas? ¿Qué es lo que las hace tan irresistibles?

Quienes tienen una personalidad atractiva no están buscando la aprobación ajena: su autoestima viene desde dentro. Una personalidad irresistible no es nunca resultado de la suerte. Estas personas confían en algunos hábitos y valores para mantener su punto de vista tan positivo y no solo llevarse bien con los demás, también lograr una conexión con ellos. Te dejamos 5 comportamientos que puedes adoptar.

5 secretos de las personas irresistibles

1.- Tratan a todos con respeto

Las personas irresistibles tratan a todos de forma respetuosa. Cuando vas a un restaurante, no importa qué tan bien trates a tu cita: si esta es testigo que tratas con desprecio a los empleados del lugar, tendrá una visión diferente de ti. El mejor punto de vista que puedes adoptar es eliminar las jerarquías. Resultan más atractivas las personas que no se creen mejores que nadie.

2.- Descartan las charlas superficiales

Nuestros cerebros tienen una capacidad de atención muy limitada. Cuando nuestro interlocutor no agrega ningún toque interesante a una conversación, rápidamente dejamos de estar interesadas en él. Nunca crearás una conexión real con charlas superficiales sobre el tiempo o los eventos actuales.

A veces actuamos de manera aburrida, nos ponemos en piloto automático, para evitar parecer «raras» o «diferentes». Nos apegamos al libreto social: «¿trabajas o estudias?». No compartimos más de nosotras mismas. Ya eres una persona interesante, con tus gustos, opiniones, pasatiempos y experiencias de vida. Compartir todas estas características de ti con los demás te hará más accesible.

3.- Se concentran en los demás más que en sí mismas

El auténtico interés en las demás personas te hará irresistible. Las personas logran conexiones con los demás con ese interés, que las hace estar comprometidas con el otro casi instantáneamente. Como resultado de enfocar toda su energía mental en su compañía, estas personas rara vez piensan en sí mismas. No dominan la conversación con lo que ellas tienen para contar, con sus logros o con demostraciones de su inteligencia. Ni siquiera se les ocurre alardear sobre nada, porque tienen su atención completa en su interlocutor.

Estas personas, entonces, no se preocupan, tampoco, de si le caen bien al otro, de qué imagen están dando. No se obsesionan con pensamientos sobre sí mismas: «¿estoy siendo demasiado rara?». Poco les importa lo que los demás piensen de ellas. Mientras puedas ser genuina y bondadosa, no estarás siendo «rara».

4.- Cuidan su aspecto

No pensar en sí mismas no significa descuidar su apariencia. Este tipo de personas logran una imagen presentable como una muestra de respeto a la otra persona. Además, conocen el poder de una primera impresión. Pero, una vez que ya están arregladas, se olvidan de su apariencia.

5.- Son auténticas

Las personas irresistibles muestran su personalidad sin muchos filtros. Se muestran tal cual son, porque saben que a nadie le gustan las personas falsas. La gente suele sentirse atraída hacia individuos auténticos porque sabe que puede confiar en ellos. Es fácil alejarte de alguien (o no crear una conexión en primer lugar) cuando no sabes realmente quién es o cómo se siente.