facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

10 datos de la colonia Roma que sorprenderán al mismísimo Cuarón

Regalos ideales para un cinéfilo amante de los Oscar

Un sismo de 7.5 de magnitud sacude Ecuador sin dejar muertos

Inicio / EN PRIMER PLANO / Destinos para disfrutar San Valentín

Destinos para disfrutar San Valentín

Le presentamos cuatro destinos donde las parejas pueden tener momentos de tranquilidad, aprovechar para consentirse y convivir con la naturaleza. Como plus son económicos y de fácil acceso. Anímese a visitarlos.

Amor entre montañas y frío

El estado de Hidalgo cuenta con uno de los climas más variados de nuestro país. Y si bien no tiene uno predominante, en la zona montañosa que comienza en Pachuca de Soto es frío y con presencia de lluvias durante todo el año. Este corredor turístico de la montaña se compone de tres pequeñas poblaciones: Mineral del Monte, Real del Monte y Huasca de Ocampo, en cada uno de estos destinos se encuentran atractivos como minas históricas abiertas por los ingleses, majestuosos prismas basálticos, museos que narran la historia del lugar, clima subhúmedo frío, atractivos naturales y excelente comida que harán que la llama del amor se avive.

El corredor de la montaña se ubica aproximadamente a dos horas de la CDMX y se puede llegar en autobús o automóvil, con la ventaja adicional de contar con una amplia oferta hotelera.

Una isla para disfrutarse

Sobre las aguas de la presa Zimapán se encuentra un campamento ecoturístico imperdible para aquellas parejas que buscan escapar de la rutina semanal y disfrutar unos días relajantes en el clima semidesértico queretano.

La Isla cuenta con ocho cabañas de lujo, alberca y una vista impresionante de la presa, con apenas ligeros rastros de civilización.

El campamento se encuentra a tres horas y media de la capital del país, en la frontera entre Querétaro e Hidalgo. Una vez en la isla, puede dar paseos en lancha o kayak por la presa, pescar lobina negra o simplemente relajarse en las hamacas que rodean la alberca.

Cerca está el pueblo mágico de Cadereyta de Montes, y una serie de viñedos queretanos que podrían ser el complemento perfecto para una estancia relajante en La Isla, en Tzinbanzá.

Una presa para enamorados

Sus aguas semejan un inmenso espejo rodeado de bosques de pinos, cedros y algunas hermosas fincas. Se trata de la presa Brockman, en El Oro, municipio del Estado de México, fundado en el siglo XIII y que creció asombrosamente gracias a la fama de sus minas de oro, plata y zinc, de ahí el nombre que conserva hasta nuestros días. La fiebre del metal amarillo atrajo a personas de todo el mundo; en particular, a las compañías inglesas, dándole al pueblo un aire cosmopolita, adornado por construcciones de estilo europeo.

Es un lugar ideal para aquellas parejas amantes de la naturaleza que quieran alejarse de las comodidades tecnológicas y opten por días de campo, comidas campestres, caminatas, montar a caballo, manejar cuatrimotos, practicar ciclismo de montaña, pesca deportiva de la trucha, acampar o rentar cabañas para pasar la noche. El destino cuenta también con palapas, juegos infantiles y canchas de futbol. Se localiza a escasos cuatro kilómetros rumbo a Villa Victoria. Desde el muelle los enamorados podrán disfrutar de vistas incomparables.

Un castillo para dos

La hacienda de Chautla, en el municipio de San Salvador el Verde, en Puebla, ofrece a los visitantes la impresión de ingresar a un cuento de hadas: el centro del lugar está rodeado por coníferas, y a la orilla de un lago artificial se alza un palacio de tres plantas, con fachadas de ladrillo rojo y flanqueado por torres.

Para llegar al castillo se recorren jardines y fuentes hasta llegar a un camino que divide el lago.

De acuerdo con la historia, el clérigo Eulogio Gillow, arzobispo de Antequera y gran amigo de Porfirio Díaz, nostálgico por Europa mandó construir simétricos jardines, una hermosa fuente de talavera, y una presa con su lago artificial donde dominaba el famoso castillo, de ahí que muchos lugareños conozcan el paraje como el “Versalles mexicano”, escenario de diversas locaciones para televisión.

Los visitantes a este destino pueden disfrutar de los jardines, pescar, utilizar la tirolesa, remar en el lago y hasta acampar en algunas áreas, pero si buscan mayor comodidad podrán alojarse en la exhacienda, habilitada como un hotel que cuenta con todas las comodidades y donde los paseantes pueden disfrutar de esa nostalgia por el Viejo Mundo.