facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

10 datos de la colonia Roma que sorprenderán al mismísimo Cuarón

Un sismo de 7.5 de magnitud sacude Ecuador sin dejar muertos

Vestidos de blanco, miles llegan al Aid Live en la frontera con Venezuela

Inicio / EN PRIMER PLANO / La ciencia tiene una explicación de por qué no podemos hacernos cosquillas

La ciencia tiene una explicación de por qué no podemos hacernos cosquillas

La capacidad que tiene el cerebro para percibir un estímulo depende de si lo realiza un agente externo, señala un nuevo estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Así se explica por qué no podemos hacernos cosquillas. 

Esta investigación, realizada por investigadores de la Universidad Linköping (Suecia), explica por qué no es posible hacernos cosquillas a nosotros mismos con el mismo efecto que cuando lo hace otra persona.

De acuerdo con los autores, el cerebro atenúa la percepción sensorial cuando somos nosotros mismos quienes nos tocamos, pero que no lo hace cuando es otra persona quien lo hace debido a que no puede predecir lo que hará la otra persona.

Al verificar la actividad cerebral de los participantes en el estudio, determinaron que el sistema nervioso prioriza aquellos estímulos cuyo desenlace no conoce.

“En el último caso (tocarse a sí mismo), la actividad de varias partes del cerebro se reduce. Y hemos encontrado pruebas de que esta diferencia aparece en la médula espinal, antes de que las percepciones sean procesadas en el cerebro”, señala Rebecca Böhme, primera autora del estudio en un comunicado.

Los estímulos son percibidos por la piel, que puede detectar la presión, el calor o el frío, y son procesados primero por la médula espinal y luego enviados y convertidos en el cerebro.

Este estudio muestra que cuando nos tocamos a nosotros mismos se activan menos regiones del cerebro y con menos intensidad, pero cuando alguien más lo hace existe el elemento sorpresa, que es la clave para que el estímulo tenga mayor efecto en nuestro cuerpo.