facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

10 datos de la colonia Roma que sorprenderán al mismísimo Cuarón

Un sismo de 7.5 de magnitud sacude Ecuador sin dejar muertos

Vestidos de blanco, miles llegan al Aid Live en la frontera con Venezuela

Inicio / CUERPO Y MENTE / ¿Cuáles son las sustancias más adictivas y qué efecto tienen en nuestro cuerpo?

¿Cuáles son las sustancias más adictivas y qué efecto tienen en nuestro cuerpo?

No es sencillo determinar cuáles son las sustancias más adictivas del mundo ya que existen diferentes factores para establecerlo. Desde el daño que provocan, al precio, su accesibilidad, los efectos en el cerebro, la facilidad con la que una persona se engancha o la abstinencia.

Un equipo de expertos liderado por David Nutt, profesor de Psicofarmacología en la Universidad de Bristol, se ha puesto manos a la obra y ha publicado sus resultados en la prestigiosa revista científica The Lancet.

El ranking de sustancias más adictivas y los efectos que provocan en el cerebro humano lo lidera la heroína, según informan en la BBC. Estamos ante un opiáceo que tiene la capacidad de elevar los niveles de dopamina (la ‘hormona del placer’) hasta en un 200%. El alto nivel de mortalidad reside en que es muy fácil provocarse una sobredosis ya que basta con que se superen cinco veces la dosis para notar sus efectos.

En segundo lugar está la cocaína, que interfiere en la forma en que se transmiten los mensajes entre neuronas de manera que evita que se desactive la señal de dopamina, elevándola hasta en tres veces por encima de lo normal, por lo que hace que el sistema de recompensa del cerebro no funcione de forma correcta. Estudios determinan que el 21% de las personas que la prueban acaban generando una dependencia a ella.

La tercera es la nicotina, la sustancia más adictiva que puede encontrarse en el tabaco. Esta sustancia pasa de los pulmones al cerebro y tiene la capacidad de elevar los niveles de dopamina entre un 25 y un 40%. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el tabaco acabará en 2030 con la vida de ocho millones de personas en el mundo.

Los barbitúricos se establecen en cuarta posición. Usados en medicina como tratamiento contra la ansiedad y como ayuda a conciliar el sueño, puede anular ciertas regiones cerebrales. Una sobredosis puede ser mortal ya que acaba por cortar la respiración de la persona.

En quinto lugar está el alcohol, con una capacidad de elevar los niveles de dopamina de entre un 40 y un 360%. La OMS establece que alrededor del 22% de los consumidores habituales de alcohol acaban desarrollando alguna dependencia de él.