Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Parlamento británico rechaza acuerdo de Brexit por aplastante mayoría

Ducto Tuxpan a Azcapotzalco será custodiado por aviones y militares

Te contamos las causas del ardor al orinar en los hombres

Inicio / CUERPO Y MENTE / La otra cara de la Navidad; cuando las fiestas nos deprimen

La otra cara de la Navidad; cuando las fiestas nos deprimen

La Navidad es tiempo de unión familiar, de reuniones con los seres queridos y amigos, es una época de dar y de recibir, de sentirse felices. Sin embargo, algunas personas se sienten tristes durante la época “más alegre del año”. Ya que se vive una situación de tristeza por tantas familias separadas y la crisis que nos toca enfrentar cada día.

Si al llegar las fiestas sientes apatía, no tienes ganas de hacer nada, te sientes obligado a estar de buen humor puede ser que eres víctima de la depresión asociada a las fiestas, esa Navidad forzada dista mucho de ser el verdadero espíritu de los venezolanos. La inflación en los alimentos y con menos posibilidad de preparar la típica cena de Nochebuena ha quedado pulverizada.

Sin embargo no nos podemos decaer, arriba esos ánimos y recibir con la mejor cara, el mes más bonito del año.

Para el psiquiatra de EsSalud Carlos Vera, la depresión es un trastorno del estado de ánimo que supone una de las principales causas de sufrimiento mental de las personas.

“En algunos casos, la depresión puede ser desencadenada por un acontecimiento de tipo adverso, en otros casos la depresión aparece sin causa aparente, es lo que se conoce como depresión endógena.

Los síntomas de esta depresión son cansancio, apatía, desgano, pérdida de vitalidad, estado de ánimo o humor depresivo, de manera constante durante la mayor parte del día, irritabilidad extrema, pensamientos negativos, perdida de interés por actividades placenteras.

No te preocupes, no nos quitaran la ilusión y lo podemos enfrentar de la siguiente manera:

Analiza tus pensamientos y modifícalos por otros más realistas.

Busca compañía y permítete ser activo.

Cuando un ser querido no está, es normal echarle de menos y sentirnos tristes. Deja que la tristeza fluya, pero busca nuevas tradiciones que no asocies a esa persona.

No te decaigas, lo importante es buscar la manera de mantener la hermosa tradición navideña.