martes , diciembre 11 2018
Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Entrevista a la madre Juana Inés de la Cruz

¿Conoces la historia de la Casa del Risco?

El impacto económico de la basura

Inicio / COLUMNAS / Entre el arte adivinatorio y las causalidades de las cartas

Entre el arte adivinatorio y las causalidades de las cartas

Conozca la colección de cartas de tarot que alberga la biblioteca de Ernesto de la Peña. Este acervo y otros tesoros los encuentra en el Centro de Estudios de Historia de México Carso.

 

En la colección bibliográfica del doctor Ernesto de la Peña, resguardada en el predio de Chimalistac, destaca uno de los grandes tesoros que la componen, su colección de cartas de tarot. Entre ellos, el Tarot egipcio, Tarot de Marsella, Tarot español, Tarot chino y Tarot budista. El preferido del doctor de la Peña era el Tarot egipcio, que desgraciadamente no pasó a la colección por temor a perder la energía que él mismo le otorgó.

Carmen Cortés, su gran colaboradora, me informó que el erudito poseía una gran habilidad y disposición para tirar e interpretar el tarot y gustaba de “echarles las cartas” a sus cercanas amistades.

El Tarot de Marsella, el más conocido, se compone de 22 Arcanos Mayores y 56 Arcanos Menores. En apariencia es un juego de cartas, pero en realidad es un antiguo libro hieroglífico, o bien una obra compuesta por jeroglíficos. Los Arcanos Mayores poseen símbolos misteriosos y elementos diversos que ofrecen posibilidades interpretativas.

Para quien quiera utilizar el tarot como interpretación de hechos del pasado, del presente o del futuro, estas consideraciones cuentan con poco valor. El tarot es considerado como sólo un punto de vista en el arte adivinatorio. Es una herramienta que apoya la intuición del adivinador frente a su consultante.

En general para hacer una lectura de cartas se utilizan los Arcanos Mayores, que cuentan con mayores atributos y ventajas para predecir los grandes acontecimientos aplicables a los pueblos, sociedades e individuos. Los 56 menores que cuentan con sus propias interpretaciones son considerados como complementarios.

Los 22 Arcanos Mayores deben ser estudiados especialmente por quienes desean emplear el tarot. Las 22 imágenes son fascinantes porque encierran misterios para mentes sensibles que ven lo que normalmente no se observa. Es decir, más allá de la imagen está la percepción y lo subjetivo. Como ejemplos El Loco, La Torre, El Juicio, El Emperador, El Sol, La Luna, La Fuerza, o La Sacerdotisa, por citar sólo algunas.

Estas cartas del Tarot de Marsella, llegaron, de forma oculta, a la Nueva España en el siglo XVIII. Probablemente diseñadas e impresas en Francia e introducidas de forma secreta. Fueron perseguidas y prohibidas por la Inquisición y prueba de ello son algunos expedientes conservados en el Archivo General de la Nación en México. Aún cuando en ocasiones no queda claro qué clase de cartas se perseguían, incluso el excesivo juego de naipes, se confiscaron las que despertaban gran desconfianza. Fue el caso del bachiller Manuel Hernández de Lizardi, médico del Real Colegio de Tepotzotlán, quien denunció a su hijo José Joaquín “por haberle encontrado copiando dichas suertes, que son 40 preguntas y respuestas en las barajas.”.

En otro interesante legajo también del Archivo General de la Nación, en su Ramo Inquisición se escribe acerca de una baraja francesa que remitió al tribunal don Miguel Antonio Salcedo quien era guarda de la Garita de Pulques. Aun cuando no se describen exactamente las imágenes de dichas barajas, todo apunta en la acusación que se trataba de representaciones que distaban mucho de mostrar a santos cristianos. Además, el hecho de atreverse a predecir el futuro por medio de la lectura de cartas se tenía como acto provocador.

En el mundo novohispano las brujas abundaron más que los varones. Al menos así se demuestra en los juicios inquisitoriales. Los hombres se desempeñaban como curanderos, no brujos. Pero el arte adivinatorio se muestra como preferencia masculina. ¿Cuántas barajas llegarían a México? Los adivinos muy seguramente eran extranjeros o bien criollos que guardaban cercanía con la cultura esotérica, lo cual preocupaba mucho a la Inquisición.

El tema del tarot hoy está de moda. ¿A quién no le gustaría hacer una consulta para saber qué le depara el destino? En la Lagunilla, los domingos pueden acercarse al arte adivinatorio en algunos puestos que se confunden entre las antigüedades, ropa, marroquinería o libros. Tienen gran demanda y el público debe esperar su turno. Pero no sólo en dicho mercado dominguero, también encontramos esos consultorios en el Centro Histórico, en tiendas esotéricas en la Colonia Roma, en Coyoacán.

El tarot, un arte de origen medieval y que se supone cuenta con orígenes más antiguos, incluso egipcios, aún se encuentra presente en nuestra cultura. Invitamos a nuestros amigos lectores a visitar la Biblioteca de Ernesto de la Peña, donde se exhiben las cartas mágicas y bellas que le pertenecieron al maestro. Mas allá de la posibilidad adivinatoria, las cartas encierran un arte delicado, llenas de color, de composiciones encontradas y de una magia atractiva.

Para quienes se interesen en consultar el Archivo General de la Nación:

“Testificación contra Juan de Estrada, por decir que si con Dios Padre y la Santísima Trinidad jugara, el barajaría también”, Jugando baraja le gana a Dios,

Inquisición, Año: 1619, Vol. 322, exp. 44, fs. 245 y ss.

 

Habilidades diabólicas con la baraja

Inquisición, Año: 1777, Vol. 1121, exp. 3, fs. 52-57

Denuncia que hace don José de Unda, español, de oficio pintador de magníficas cuentas, contra don José de Olmedo, el cual fue sirviente del alcalde mayor de Tejupilco, don José de Prado y Ulloa, y en la actualidad está sirviéndole al alcalde mayor de Teutitlán del Valle, por decir que tenía mucha habilidad en el juego de la baraja y por supersticiones.

 

Una baraja sospechosa

Inquisición, Año: 1773, Vol. 1202, exp. 20, fs. 183-184.

Se adjunta certificación dada por el notario don Francisco Gutiérrez Palacio, sobre una baraja que en ella se cita y aunque no se descubren imágenes de santos como se había anunciado, pero sí un reprobado abuso injurioso a la alta respetable dignidad episcopal y a los sagrados institutos religiosos dignos de veneración. Comisario en Querétaro, Dr. Don José Antonio de la Vía.

 

Baraja revolucionaria

Inquisición, Año: 1796, Vol. 1315, exp. 3, fs. 97-98.

Expediente formado con motivo de una baraja francesa que remitió al tribunal don Miguel Antonio Salcedo, guarda de la Garita de Pulques, por mano del alcaide don Ángel Basilio de Puerta.

 

Tarot novohispano

Inquisición, Año: 1794, Vol. 1370, exp. 15, fs. 79-91.

Expediente formado sobre suertes adivinadoras, amatorias y obscenas, denunciadas por el bachiller don Manuel Hernández Lizardi, actual médico del Real Colegio de Tepotzotlán contra su hijo José Joaquín Hernández, por haberlo encontrado copiando las dichas suertes, que son 40 preguntas y respuestas en otras tantas barajas. Cura rector de Real Colegio de Tepotzotlán, don Cristóbal Mendoza. Terminaron estas diligencias en 1805, Tepotzotlán, Cuautitlán, México.

 

*NB: Agradezco la información de gran valor al maestro Miguel García Audelo, Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM:

Obras consultadas:

Papus, Le Tarot divinatoire, clef du tirage des Cartes et des Sorts, Editions Dangles, París, 1965.

Oswal Wirth, Le Tarot. Des imagiers du Moyen Aye avec un jeu complet, Les impremeries Firmin-Didot, París, 1966.