jueves , noviembre 15 2018
Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

5 cyber animales que te asombrarán ¿Serán las mascotas del futuro?

controlar Netflix sólo con los ojos es cada vez más posible

Epoc, la enfermedad letal y silenciosa

Inicio / EN PRIMER PLANO / Conoce el país donde el oro es abundante, sagrado y ¿comestible?

Conoce el país donde el oro es abundante, sagrado y ¿comestible?

Myanmar, Birmania o la República de la Unión de Myanmar (todas las formas con las que suele conocerse este país) está ubicado entre India, Bangladesh, Tailandia, Laos y China. Y tienen un aprecio especial por el oro.

Estos países vecinos consideran al país como «la tierra dorada». Y es que no importa desde qué lugar mires la ciudad, siempre encontrarás un brillo de oro en sus calles, edificios y hasta en la piel de las personas. Incluso, según la BBC, en una de las ciudades más importantes del país, Mandalay, hay más de 700 templos construidos con el preciado metal.

Alrededor de otra ciudad, Bagan, hay más de 2 mil templos (muchos de ellos son ruinas). Entre el siglo XI y XII se cree que el país tuvo más de 10 mil templos.

El país no tiene religión oficial, pero se cree que el 90 % de la población es budista. El oro, para ellos, es sumamente sagrado (y también abundante) ya que consideran que representa al sol y está asociado con el conocimiento y la iluminación.

Pero no solo está en los templos el oro. Según la BBC, el metal sagrado y abundante de Myanmar lo puedes encontrar en medicamentos de la medicina tradicional, cremas para el rostro, en bebidas y hasta en alimentos. Para ciertas ocasiones, se agrega oro al arroz con frijoles al vapor así como también a licores locales.

Pero, por supuesto… no todo lo que brilla es oro. O sí. Pero este país presenta varios problemas que giran alrededor de este metal precioso: hoy en día el 98 % de las joyas que se venden en Rangún, la ciudad más grande del país, son hechas a máquina, según The Independent.

Siendo un país tan rico en oro y en mano de obra, muchos trabajadores se encuentran en la pobreza extrema al no tener competencia contra las máquinas. Por otro lado, la industria minera está contaminando considerablemente el ambiente.

Además, el oro hasta hace algún tiempo no se podía exportar (aunque existía el mercado ilegal). Finalmente, desde el gobierno se decidió discutir la ley para que el mercado del oro pueda reflotar y las familias que viven de él mejoren su situación económica.

El país, por otro lado, tuvo décadas de aislamiento internacional por su régimen militar violento, según National Geographic. Ahora, Myanmar volvió a abrir sus puertas para los turistas.