Tienes activada la opción de bloqueo de anuncios, por eso no puedes ver adecuadamente tu portal Contenido.com.mx Si desactivas esa función podrás disfrutar íntegramente de la mejor información que ofrecemos todos los días. ¡Gracias por tu comprensión!

Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Grupo activista a favor de la interrupción legal del embarazo se manifiesta en la Diana Cazadora de la CDMX

¡Alarma! El cambio climático también amenaza la existencia de cerveza en el mundo

La secuela Wonder Woman no llegará en 2019

Inicio / CUERPO Y MENTE / Cómo los ganadores del Nobel de Química utilizaron y guiaron la evolución

Cómo los ganadores del Nobel de Química utilizaron y guiaron la evolución

Tres científicos fueron galardonados este miércoles con el Nobel de Química por haber aprovechado el poder de la evolución biológica para lograr una serie de avances determinantes tanto para el medioambiente como para la salud. ¿En qué consistieron estos descubrimientos?

Nuevas enzimas

La estadounidense Frances Arnold fue galardonada por haber usado los principios de la evolución para desarrollar nuevas enzimas, las proteínas que representan la base química esencial a la vida.

Al principio, trató de lograrlo empleando métodos más tradicionales, pero el hito se produjo cuando permitió que las fuerzas evolutivas como la selección natural y la suerte asumieran el desarrollo de las enzimas, a la vez que las guiaba de manera sutil.

Fue el primer paso hacia una revolución en este campo, puesto que permitió crear sustancias químicas menos contaminantes, nuevos fármacos y biocombustibles, según la Real Academia de Ciencias de Suecia que otorga el Nobel.

Medicamentos pioneros

Los principios de esta evolución guiada también fueron utilizados por los otros dos galardonados, el estadounidense George Smith y el británico Gregory Winter, quienes se centraron en unos virus que infectan las bacterias llamados bacteriófagos o fagos.

Smith empleó este elemento invasor para inventar un método “elegante” llamado “phage display”, que permite producir nuevas proteínas.

Gregory Winter aplicó luego el descubrimiento de Smith para desarrollar el primer fármaco del mundo basado completamente en un anticuerpo humano.

Esto ha permitido desarrollar medicamentos capaces de actuar contra determinadas células tumorales, artritis, la toxina que provoca el ántrax o bien de ralentizar el lupus e incluso curar en algunos casos el cáncer metastásico.

Otros muchos tipos de anticuerpos son objeto actualmente de ensayos clínicos, incluido para tratar el Alzhéimer, según la Academia.

Alan Boyd, presidente de la Facultad británica de Medicina Farmacéutica, aplaudió el galardón.

“El uso de anticuerpos es un cambio paradigmático, en el sentido de que ahora tratamos muchas enfermedades con beneficios significativos para los pacientes en todo el mundo y esto continuará en los próximos años”, dijo.

AFP