viernes , diciembre 14 2018
Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Fracasó: El YouTube Rewind 2018 es el video con más dislikes de la historia

¡Cuidado! Hay malas noticias para la carnita asada

Un estudio afirma que los hombres con barba son más atractivos

Inicio / Conte-Tips / Cuáles son y cómo evitar las infecciones más comunes en la piscina

Cuáles son y cómo evitar las infecciones más comunes en la piscina

Si eres amante de la vida en la piscina, conviene poner en práctica una serie de consejos porque esos lugares no están exentos de microbios. La primera recomendación es que todos acudamos a ellos habiendo cumplido a rajatabla con las normas de higiene.

Estos son los tipos de infecciones que podemos contraer:

1. Otitis del nadador

– Para prevenirla son eficaces los tapones para los oídos, en especial los que se hacen a medida porque crean una barrera más eficaz, evitando que el agua penetre. Y si eres muy propensa a sufrir este problema y notas que el agua se ha acumulado tras el baño, echa un par de gotitas de alcohol en cada oído. Eso provoca que el agua se diluya y facilita que el área quede más seca (consulta antes a tu médico).

2. Conjuntivitis veraniega

– Para evitarlo, utiliza siempre gafas de bucear adecuadas y, si es posible, no introduzcas la cabeza dentro el agua o no la mantengas mucho tiempo; no te bañes nunca con lentillas (que actúan como esponjas reteniendo todos los microorganismos del agua); y cuando te tiendas en la toalla para tomar el sol, usa protectores especiales para los ojos.

3. Dermatitis de la piscina

– En primer lugar, conviene pasar por la ducha antes de introducirse en el agua y así eliminar los restos de cremas o aceites corporales que son “su alimento preferido”. La ducha tras cada baño de piscina es otra de las medidas obligadas, así como bañarte con agua y jabón neutro tras el último baño y aplicarte una crema emoliente.

4. Infecciones urinarias

– Ir al aseo y orinar tras haberse bañado es una de las recomendaciones que da la Sociedad Española de Fitoterapia Ginecológica para prevenirlas. De esa forma (y bebiendo mucho agua) se logran eliminar los gérmenes. Otra buena medida es llevar dos prendas de baño e ir cambiándolas para asegurarse de que no se mantiene la zona húmeda durante mucho tiempo.