martes , diciembre 11 2018
Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Empresas japonesas, no permitirán el uso de su red 5G a sus contrapartes chinas

Se avecinan cambios para Android en 2019

Google adelanta a abril el cierre definitivo de Google+ al hallar un nuevo fallo

Inicio / Actualidad / A un año de los sismos II

A un año de los sismos II

La brillante solidaridad mostrada por mexicanos y extranjeros tras los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados queda en la memoria, hoy comienzan a mostrarse otras tonalidades. 

Los claros

“Pensé que era un sueño cuando la Fundación Carlos Slim me entregó las llaves de mi casa. De hecho fueron ellos de los primeros en llegarnos a auxiliar, y son quienes nos están devolviéndo nuestros hogares.

“En un principio llevaban prototipos de casas de un solo piso y pequeñitas, pero se dieron cuenta que eran insuficientes. Nos construyeron casas grandes de dos pisos, y hasta un refrigerador y una estufa nos regalaron”, narra Maricela Ramírez, de San Gregorio, Xochimilco, en la Ciudad de México.

Testimonio similar otorga Carmen López Cabrera, locataria del Mercado Unión Hidalgo, en Oaxaca: “Después del temblor, nos cambiamos al parque central de modo que pudiéramos realizar nuestra vendimia… el mercado era nuestro hogar. Por eso agradezco con todo mi corazón [a la Fundación Carlos Slim] que lo hayan rehabilitado”.

Tras los sismos del 7 y 19 de septiembre esta organización privada se dio a la tarea no sólo de apoyar de manera inmediata a damnificados, también fue una de las principales recaudadoras de donaciones para la reconstrucción. Desde el 10 de noviembre de 2017 han rendido informes de los 2,061,807,676 millones recibidos, y ha ejercido 150,179,266 de los cuales 56% ha sido para la reconstrucción.

“Comenzamos, a petición del gobierno, apoyando al rescate de monumentos históricos dañados en CDMX, Oaxaca y Puebla. Luego continuamos reconstruyendo y remodelando mercados en Oaxaca y próximamente en Morelos, pues son el centro económico de las comunidades. También apoyamos a escuelas en la CDMX beneficiando a 70,000 alumnos. Ya trabajamos en Nezahualcóyotl y Toluca. En el área de salud intervenimos en Chiapas y la CDMX atendiendo desde clínicas hasta institutos como el de Psiquiatría, Pediatría y el Hospital Gea González, en Tlalpan”, relata el ingeniero civil René Cruz, responsable operativo de la obra civil de la Fundación Carlos Slim en el concepto de reconstrucción.

El experto explica que han reconstruido casas en Chiapas, Oaxaca, CDMX, Estado de México y Morelos, a través de convenios con el gobierno. “No obstante, la fundación ha incrementado el dinero dirigido a viviendas para hacerlas más grandes y otorgar mejores acabados. El ingeniero Carlos Slim nos ha pedido dignificar la calidad de vida de los mexicanos. Falta mucho, no pararemos, pues nuestro mayor motor es ver la emoción y agradecimiento de las familias cuando recuperan sus hogares”, dice René Cruz.

Fondos ¿perdidos?

“Cuando los damnificados escuchamos las donaciones que a nivel mundial se hicieron, sólo había una cosa en nuestra mente: ‘no se lo den al gobierno porque seguramente desaparecerá’. A un año lo único que hemos recibido son préstamos del Instituto de Vivienda de la Ciudad de México (INVI), y de los dineros no sabemos nada”, reclama Omar Cabrera, damnificado en Coyoacán, en la capital del país.

Recientemente se dio a conocer que al menos en la CDMX fueron otorgados 17 millones de pesos para reforzar el talud por fallas en la construcción que en 2015 sufrió el fraccionamiento de lujo Vista del Campo en Santa Fe, CDMX. El dinero fue aprobado cuando Édgar Tungüí, actual Comisionado para la Reconstrucción, era secretario de Obras. Los daños no fueron provocados por el sismo y se quebrantaron seis artículos de la Ley para la Reconstrucción.

Desde el inicio del siniestro el académico Mauricio Merino, quien coordina Nosotrxs, un movimiento ciudadano para vigilar el funcionamiento de la democracia y sus poderes, se dio a la tarea de dar seguimiento a los recursos para la reconstrucción a través del Colectivo #ReconstrucciónTransparente de Nosotrxs.

El propio Merino fue subcomisionado de la primera Comisión para la Reconstrucción, dirigida por Ricardo Becerra, para velar por la transparencia. En febrero denunció las irregularidades en la asignación de los recursos, al estar esta en manos de tres asambleístas (Mauricio Toledo, Leonel Luna, del PRD, y Jorge Romero, del PAN).

La economista Vania Salgado, damnificada y coordinadora del Colectivo Reconstrucción Transparente de Nosotrxs explica que en diciembre de 2017 la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó 8,772 millones en el Artículo 14 del Presupuesto de Egresos 2018 (PE2018), para las tareas de reconstrucción. Estos incluían 5,000 millones para el Fondo para la Reconstrucción, y dentro de este, cerca de 900 millones, equivalentes al 12.77% del gasto adicional de dependencias, delegaciones y entidades gubernamentales, que podían destinarse “preferentemente” a la reconstrucción (según el Artículo 13 del PE2018).

Un análisis realizado por Nosotrxs (http://nosotrxs.org/?p=6977) identificó que entre el 10 de enero y el 15 de febrero 2017 los asambleístas solicitaron a la Secretaría de Finanzas la totalidad de los recursos aprobados en el Artículo 13 y 14 del PE2018, sin contar con un diagnóstico de necesidades de reconstrucción.

Para las delegaciones, hoy alcaldías, estos oficios solicitaban la totalidad del presupuesto adicional (5,301 millones), sin que este se destinara a la reconstrucción. “Benito Juárez, Coyoacán, Álvaro Obregón, Cuauhtémoc e Iztapalapa, a pesar de resultar fuertemente dañadas, no pidieron recursos para la reconstrucción. Sólo Tlalpan, Venustiano Carranza, Tláhuac, Xochimilco y Magdalena Contreras lo hicieron”, indica el informe de Nosotrxs.

También dieron cuenta de que se aprobaron asignaciones de recursos irregulares. Por ejemplo, 530 millones en servicios personales para la Secretaría de Desarrollo Social, la Secretaría del Medio Ambiente, la Secretaría de Obras y Servicios, la Agencia de Gestión Urbana y la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México. La renuncia y la denuncia, así como la presión de los damnificados y la sociedad civil, obligó a que el gobierno de la capital enmendara el 23 de febrero el presupuesto 2018 (se otorgaron 8,872 millones) y decidió que la Secretaría de Finanzas fuera la encargada de asignar los recursos para la reconstrucción, con base a los planes de acción de la Comisión para la Reconstrucción que debían autorizar cuánto, cómo y dónde se utilizarían los recursos.

Sin embargo, “no ha sucedido así, pues las dependencias han solicitado a la Comisión para la Reconstrucción la autorización de los recursos, sin tener concluido un plan integral de necesidades y prioridades”, explica Vania Salgado, quien también forma parte del grupo de Damnificados Unidos de Benito Juárez, Coyoacán y Cuahutémoc (que representa a 60 edificios).

El Colectivo también descubrió una alarmantemente baja ejecución de los recursos: “De los 8,872 millones aprobados por la ALDF para la reconstrucción, la Comisión autorizó 6,017 millones para la realización de 43 acciones hasta el 4 de julio, aunque de estos 6,017 millones, sólo 4.7% (286.3 millones de pesos) han sido ejecutados por las dependencias a las que les fueron asignados”, indicó en su informe. “El resto es posible que esté comprometido, pero no ejecutado, o bien, que esté disponible”.

Al cierre de la edición, la Secretaría de Finanzas no ha publicado el ejercicio del gasto e incluso informó que de todo lo aprobado por la ALDF para la reconstrucción, ya sólo quedaban disponibles 838.88 millones, sin aclarar cuáles recursos no habían sido aún autorizados. No obstante, Nosotrox obtuvo el dato de que en realidad hay 1,400 millones disponibles, y quizá haya más.

La lucha de los Damnificados Unidos de la CDMX logró el 7 de junio la creación del Fideicomiso para la Reconstrucción y Rehabilitación de Multifamiliares, con un monto inicial de 635.43 millones. Adicionalmente, el 21 de julio lograron se aprobaran 2,500 millones del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para el mismo fideicomiso. “Recursos adicionales al ejercicio actual que no hemos podido comprobar su uso, y que a la fecha tampoco llegan a damnificados (o llega a cuenta gotas) por los requisitos técnicos y burocráticos”, indica Vania Salgado, quien concluye: “Estamos organizados para luchar por la recuperación de ese derecho”.

Multas y donaciones

“Morena fue el primer partido en proponer que entre 20 a 25% de la prerrogativa para la contienda electoral se fuese a los damnificados. Empero, debido a que era dinero gubernamental, el Instituto Nacional Electoral dijo que eso no resultaba posible, salvo que lo entregáramos a una cuenta de la Secretaría de Hacienda, pero tenemos claro que las finanzas del gobierno son un hoyo negro, de ahí que se creara un fideicomiso privado y se abriese una cuenta bancaria donde morenistas donaron gran parte de su salario recaudando 78.8 millones de pesos, de los cuales se repartieron 64.4 millones de pesos en montos de 2,500 a damnificados”, explica Pedro Miguel Arce, presidente del Comité Técnico del Fideicomiso.

En julio pasado el INE multó con 197 millones de pesos a Morena por irregularidades en las ayudas a damnificados. Le cuestionó que el Comité Técnico fuese integrado por gente cercana a Morena. Arce responde: “Pues claro que fueron morenistas los donadores y quienes lo retiraron y lo repartieron. A la fecha ya hemos ayudado a 27,000 personas en Oaxaca, Puebla, Guerrero, Morelos, Estado de México y la CDMX, pero sabemos que todavía hay mucho por hacer”.

 

 

(Por Mariana Chávez Rodríguez)