lunes , septiembre 24 2018
Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Cristina Pacheco: 40 años de vivir y conversar

Cómo enseñar matemáticas a los niños

Alerta: ¡‘ locos ’ entre nosotros!

Inicio / Reportajes / Todo lo que debes saber de la migraña

Todo lo que debes saber de la migraña

La migraña, hemicránea, cefalea o jaqueca es un dolor que afecta la capacidad para realizar las actividades diarias de millones de personas en el mundo. ¿Sabe en qué consiste y cómo se puede combatir?

A la capitalina Miriam Aguirre –de 48 años de edad, con maestría en Artes Visuales y madre de un hijo– el sólo nombre le produce estremecimiento y hace que su memoria active una sensación de malestar. Esto es natural porque lleva 35 años batallando contra la migraña. La equipara con una enfermedad que le activa los sentidos, “por ejemplo el oído, puedo escuchar conversaciones lejanas; con el olfato percibo olores que normalmente no huelo, y con la vista siento que entra la luz como si trajera un halo”. Aunque siempre terminan en fuertes y desesperantes dolores de cabeza, que generalmente atacan sólo a uno de los hemisferios.

Su batalla contra este mal inició en sexto de primaria. Pese a que la llevaron con varios médicos, no encontraban la causa de sus malestares. Recuerda que entre los 15 o 16 años, siendo porrista de un equipo de futbol americano, le surgió una “mancha plateada” en los ojos –la cual persiste con los años y no siempre está aparejada con dolor de cabeza– que la hace perder la sensación de profundidad y volumen. “Todo se vuelve plano”, relata.

Miriam ha aprendido de esos fuertes y desesperantes dolores de cabeza; pueden presentarse en la época de calor –cuando el sol brilla mucho–, por comer chocolate, y en su caso, al practicar algún tipo de ejercicio. Todos ellos son detonantes de una intensa jaqueca y falta de energía en el cuerpo.

Para atenuar sus síntomas se encierra en la recámara, buscando alejarse de sonidos, olores, gente y con los ojos cerrados reza para que no aparezca la temida “mancha plateada”. Comenta que “si paso ese lapso de dolor de varias horas, lo más probable es que no llegue a salir [la mancha], sin embargo, el mal no termina, siguen los mareos, náusea, vómitos, desvanecimientos, impotencia y fragilidad y el dolor de cabeza fuertísimo similar a la luz estroboscópica de las discotecas”, menciona la paciente Aguirre.

Globalidad migrañosa

Lo que Miriam vive es más frecuente de lo que parece. La migraña es la enfermedad del cerebro que provoca crisis de dolor de un lado de la cabeza, náuseas o vómitos, y molestias ante la luz o el ruido. Un hecho que afecta a alrededor de 300 millones de personas en el mundo, siendo más común entre las mujeres de entre 20 y 50 años, casi el triple en comparación con los hombres de acuerdo con las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Descrita como un latido interno de la cabeza, esta enfermedad ya es mencionada en los escritos babilónicos de hace 4,000 años a.C., y considerada por los sumerios, egipcios, griegos y romanos como un mal de los demonios, que podía durar desde cuatro horas hasta tres días y que resultaba incapacitante para realizar cualquier actividad física o mental.

La OMS en su estudio La carga global de enfermedad (2013), considera a la jaqueca, la sexta causa global de discapacidad en el mundo. De acuerdo al organismo sanitario internacional, 91% de los afectados con migraña aguda tiene discapacidad funcional y 53% requiere reposo en cama. Por lo tanto, necesitan ausentarse de sus actividades cotidianas. Para 2020 la cifras podrían aumentar debido a los altos niveles de estrés y de alteración del sueño, los cuales abundan entre una gran cantidad de personas.

El síndrome neurológico, de acuerdo con encuestas aplicadas en varios países, tiene un impacto psicológico, social y económico: alrededor de 75% experimenta alteraciones funcionales durante los ataques y alrededor de la mitad de ellos requiere ayuda de otras personas. El impacto económico anual de la migraña se ha estimado en alrededor de 27 millones de euros en los países europeos.

En México las cosas no pintan diferente: alrededor de 20 millones de individuos sufren de migraña, la cual inicia en la niñez y la adolescencia. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía de la Secretaría de Salud, las pérdidas económicas causadas por esta enfermedad se estiman en 670 millones de pesos al año.

Datos de la migraña

  • Hipócrates, el padre de la medicina, describió sus migrañas como una luz brillante que veía en un ojo, seguido por dolor intenso en la cabeza.
  • El médico griego del emperador romano Marco Aurelio llamó a este padecimiento como “hemicrania” (medio cráneo).
  • En 1988 se clasificó la migraña.
  • Alrededor de 20 millones personas en el mundo sufren ataques de migraña cotidianos.
  • Uno de cada 10 hombres sufre de jaquecas.
  • 80% de los pacientes presenta su primer ataque antes de los 30 años.

Fuente: Facultad de Psicología de la UNAM.

 

Lo que sabemos de la migraña

La migraña es más que un fuerte dolor de cabeza. Es un trastorno neurológico genético del sistema nervioso central que no tiene cura y se acompaña de dolor en un lado de la cabeza, que puede alternar o presentarse siempre en el mismo lugar por encima de la línea existente entre ambos ojos, que se extiende a los oídos.

Los fuertes dolores de cabeza, agudos y pulsátiles, se miden en intensidades, una escala de dolor entre cinco y 10 según el registro de la Migraine Disabiliy Assesment (MIDAS).

El malestar evita que los pacientes realicen actividades cotidianas, pero también significa padecer migrañas con o sin aura, caracterizada por una intensa cefalea. Además del dolor de cabeza, se presentan náusea, vómito, mareo y molestia a la luz (fotofobia), sonidos o ruidos (fonobia), a los olores (osmofobia) o al movimiento; no siempre se tienen todas las características y no siempre las crisis son iguales, explica la neuróloga Karina Vélez Jiménez, presidenta de la Sociedad Mexicana de Cefaleas y Migraña.

Este padecimiento también puede aparecer en la infancia, y la frecuencia de los ataques disminuye a partir de los 50 años de edad, aunque no en todos los casos. “Es muy importante que se determine si es una migraña o si es una cefalea secundaria, es decir, provocada por un tumor o un aneurisma”, explica la especialista.

La causa exacta de la enfermedad es desconocida. La genética aún no ha precisado cómo se transmite la migraña de padres a hijos, pero es claro que existen familias de migrañosos. Se reporta que hasta 70% de los pacientes que padecen migraña tienen algún antecedente familiar, sobre todo la madre. Según los especialistas, si algún progenitor padece migraña, el hijo tendrá 50% de probabilidades de padecerla, pero si ambos progenitores la sufren, el porcentaje aumenta a 75%.

La especialista Miriam Jiménez González, directora médica de la línea de Neurociencias en Novartis México, refiere que hay múltiples factores que ocasionan migraña y detalla entre los detonantes: ayuno prolongado, no dormir adecuadamente, estrés, causas hormonales, olores, las luces, el alcohol y el tabaco. Por ejemplo: “El chocolate, embutidos, los vinos rojos o quesos maduros, pueden ser detonadores sólo en algunos pacientes. Estos son individuales, pero no son las causas”.

Para la doctora Ligia Sequeira Donaire, gerente médico de la División de Consumo de Pfizer México, “lo importante es la identificación de los ‘disparadores’. La migraña se controla, no se cura, pero podemos lograr que las crisis sean menos frecuentes, intensas y respondan adecuadamente a los medicamentos para que retornen a sus actividades diarias”.

Algunos disparadores comunes de migraña

  • Saltarse comidas o estar en ayunas.
  • Alteración del sueño.
  • Altos niveles de estrés.
  • Cambios en la dieta.
  • Esfuerzos físicos.
  • Exposición a la luz del sol, las luces brillantes, los sonidos, olores fuertes, pinturas, humo del tabaco, etc.
  • Cambios de temperatura o del clima.
  • Sensibilidad al cambio de uso horario de verano o viajes a través de zonas horarias.
  • El endulzante aspartamo y el glutamato monosódico, contenidos en alimentos procesados.
  • Los quesos maduros, embutidos, vino tinto, cafeína y chocolate.
  • Fuente: Neuróloga Karina Vélez Jiménez, doctora Ligia Sequeira Donaire y Secretaría de Salud.

El aura

La frecuencia de ataques varía en cada paciente. Cuando ocurren menos de una vez al mes, se trata de una migraña esporádica. De una a 15 veces al mes, se califica de migraña frecuente y finalmente si los episodios dolorosos se repiten más de 15 veces al mes, durante tres meses, son migrañas crónicas.

De acuerdo con la Clasificación Internacional de las Cefaleas (2018) y la Sociedad Internacional de Cefaleas, la migraña se divide en eventos con aura y sin ella. Datos del estudio Radiografía de los pacientes con migraña en México, del Conacyt (2005) revelan que 47% de pacientes sufren migraña con aura y 53% sin ella.

El paciente puede llevar sus actividades normales cuando de improviso le llega un aviso, llamado aura, antecedente del dolor de cabeza, por ejemplo, puede percibir estímulos luminosos y ver halos de colores, que son los más frecuentes. Otras alteraciones pueden ser en el lenguaje, nausea, vómitos, disminución de la fuerza del cuerpo, percibir olores que otros no perciben, falta de apetito, cansancio, entumecimiento, hormigueo, enumera la doctora Jiménez González.

¿Qué sucede en el cerebro?

Ante los detonadores anteriores, el cerebro sufre alteraciones reflejadas en un dolor de cabeza crónico. Esa hipersensibilidad favorece una interacción de ciertas substancias llamadas neuropéptidos, que propician que los vasos sanguíneos se dilaten, en parte por la excitación de un nervio responsable de la sensación en la cara, el nervio trigémino que estimulado, provoca la liberación de una variedad de sustancias. Estos a su vez hacen que los vasos sanguíneos que rodean al cerebro se expandan e inflamen. “Los cerebros de los enfermos de migraña son más sensibles a estímulos externos que los de otras personas, que no soportan ni que las toquen, escuchan conversaciones lejanas y hasta peinarse o sujetarse el cabello les provoca dolor, por eso, buscan un lugar oscuro para reposar”, explica la doctora Jiménez González.

Para Luciana Langoni, directora médica en Armstrong Laboratorios, la enfermedad es compleja. No existe una prueba genética que permita ver la correlación con un gen específico, no se conoce el papel de la variación de los neuropéptidos, el tratamiento es individual y también depende de las relaciones con otras enfermedades que padezca y por eso es difícil de diagnosticar sumado a que la gente abusa de la toma de medicamentos para controlar el dolor.

Según los expertos, popularmente esta patología no se considera como una enfermedad grave, pues no representa un riesgo de contagio o de muerte. Desafortunadamente, esta creencia incentiva la automedicación y las complicaciones que la misma conlleva.

La migraña tiene un estigma, pues como no existe un estudio que compruebe el diagnóstico, ni un marcador de laboratorio o imagen, al enfermo se le percibe como mentiroso, que inventa dolores para no cumplir con sus obligaciones o que exagera un simple dolor de cabeza. “De ahí la importancia de ir a ver un especialista que ratifique su enfermedad”, recomienda la neuróloga Vélez Jiménez.

Aunque este padecimiento es muy frecuente, pocas personas reciben diagnóstico y menos aún un tratamiento adecuado. De no ser atendidas a tiempo, corren el riesgo de progresar a una migraña crónica. “Lo que significa que la mitad de su vida la pasarán con dolor”, precisa Vélez.

11 estrategias para combatir la migraña

  • Tomar agua suficiente.
  • Caminar 20 minutos diarios.
  • Dormir entre seis y ocho horas diarias.
  • Limitar la ingesta de analgésicos.
  • Aminorar el ritmo de la respiración.
  • Tomar complejo B y suplemento con magnesio.
  • Practicar técnicas de relajación o yoga.
  • Aplicar acupuntura.
  • Aplicar hielo en la zona afectada.
  • Uso de la terapia de la biorretroalimentación que ayuda a reducir la frecuencia e intensidad de migrañas.
  • Llevar un diario de los dolores de cabeza puede ayudar a identificar los desencadenantes cuando visite a su neurólogo.

Fuente: Neuróloga Karina Vélez Jiménez, doctora Ligia Sequeira Donaire, doctora Luciana Langoni y Clínica de Acupuntura de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del IPN.

Nuevo tratamientos

La investigación continúa en marcha ante la búsqueda de un tratamiento que cure la migraña. ¿Hay medicamento? Sí, y diversos. “No se puede hablar del tratamiento ideal porque varía de acuerdo a las necesidades de cada persona”, admite la especialista Vélez.

Ya existe el primer medicamento que consiste en una inyección mensual con un dispositivo similar a una pluma de insulina, específico para prevenir esta enfermedad; utiliza anticuerpos para alterar la actividad de los agentes químicos que actúan en el cerebro, y fue desarrollado por un grupo de investigadores de Novartis y la firma Amgen.

El fármaco llamado Erenumab reduce el número de ataques de migrañas y su gravedad alrededor del 50%. “Existe una necesidad urgente de nuevas opciones de tratamiento y este es el único anticuerpo monoclonal diseñado para prevenir la migraña, que bloquea el receptor del péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP), que desempeña un papel crítico en la activación de la migraña”, detalla la doctora Miriam Jiménez de Neurociencias en Novartis.

Los científicos demostraron que dos sustancias químicas que se encuentran en el cerebro –el péptido de calcitonina y el CGRP–, están involucrados en los síntomas de dolor y sensibilidad al sonido y a la luz. Probaron utilizar anticuerpos para neutralizar este último componente. En 2018, el fármaco fue aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) y está en trámite para recibir la aprobación de la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Podría siginifcar un cambio de vida para millones que padecen de migrañas.

Ante las jaquecas, existen medicamentos para paliar el dolor. “Una persona puede tomar al comienzo de la migraña un antiinflamatorio no esteroideo (AINE) como Advil® Lift cápsulas líquidas que combina el ibuprofeno y la cafeína para aliviar todo tipo de dolor de cabeza, incluso por migraña, el cual reduce cuantitativamente el dolor”, recomienda la experta Ligia Sequeira Donaire, de Pfizer México.

En tanto, el fármaco profiláctico dirigido al sistema nervioso central como el valproato de magnesio, ha demostrado mayor éxito para detener la migraña, porque está adicionado con magnesio, estabilizador del ánimo y la conducta, explica Langoni, directora médica de Armstrong Laboratorios.

Estas expertas concluyen que se debe tener cuidado con los medicamentos que se utilizan sin vigilancia médica porque su uso excesivo podría inducir a algo llamado dolor de cabeza “de rebote”. Es importante que el tratamiento sea múltiple, con apoyo psicológico, control dietético, adecuado control hormonal y conductual y consultas con el neurólogo sobre la forma más adecuada de tratar el padecimiento.

Lo ideal para la gente que convive con un terrible ataque de migraña es un buen diagnóstico y estar bajo vigilancia médica. Esto podría reducir su calvario ante un dolor incapacitante.

Fases de la migraña*

  1. Etapa prodrómica (pre-dolor de cabeza) es una señal de advertencia temprana. Los síntomas pueden comenzar uno o dos días antes del dolor de cabeza. Es momento para practicar ejercicios de relajación.

2.Etapa de ataque

El dolor comienza leve en un lado de la cabeza y la intensidad aumenta a moderada o fuerte. Hay fatiga, alteración de la percepción de los olores, la luz, del sonido. Puede ver formas, luces parpadeantes o puntos brillantes, pérdida temporal de la visión. Se bosteza con frecuencia, hay hiperactividad, irritabilidad, rigidez en el cuello. Dificultad para hablar claramente, sensación de hormigueo (en cara, brazos o piernas) y cambios del estado de ánimo.

3.Etapa de cefalea

Centro de la migraña. El dolor de cabeza es unilateral y pulsátil con náuseas, vómitos y aversión a las luces brillantes, ruidos y olores intensos. El aura puede durar de cinco a 60 minutos. Se buscan espacios oscuros y sin ruido.

4.Etapa posdromo

Presencia de vómitos, dolor de cabeza y mucho cansancio. Hay cambios en el estado de ánimo, a veces desde euforia hasta apatía. La fase tiene una resolución variada.

5.Fase de resolución o recuperación.

Tolerancia a ciertos alimentos, cansancio o sensibilidad.

*La longitud e intensidad de las fases ocurren en diferentes grados dependiendo de cada persona.

Fuente: Dra. Miriam Jiménez González, directora médica de la línea de Neurociencias en Novartis México y Miriam Aguirre Arvizu (paciente con migraña).

 

6 datos para identificar una migraña

Para considerarse migraña debe presentar por lo menos cinco episodios de dolor con las siguientes características.

  • Dolor pulsátil de un solo lado de la cabeza.
  • Que la actividad física agrave el malestar.
  • Intensidad de moderada a severa.
  • Duración entre cuatro y 72 horas.
  • Náusea, vómito, molestia a la luz y al sonido.
  • Sin evidencia de enfermedad orgánica.

Fuente: Facultad de Psicología de la UNAM e Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Secretaría de Salud.

 

7  famosos con migraña

  1. El compositor Richard Wagner (1813 -1883).
  2. La escritora Lewis Carroll (1832 – 1898).
  3. El compositor Claude Debussy (1862 – 1918).
  4. El pintor Salvador Dalí (1904 – 1989).
  5. La artista Yayoi Kusama.
  6. La tenista Serena Williams.
  7. La actriz Sharon Stone.

 

Por Alejandrina Aguirre Arvizu