Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Libro póstumo de Stephen Hawking da “breves respuestas a las grandes preguntas”

Algunos datos que no puedes ignorar sobre el Asperger

LYNA: la inteligencia artificial de Google que detecta cáncer

Inicio / CUERPO Y MENTE / Tipos de parejas que tienen garantizado su futuro

Tipos de parejas que tienen garantizado su futuro

El mundo de las parejas es muy complicado. No todas llegarán a buen puerto, no todas serán felices. No todas las parejas están destinadas a que su relación vaya para adelante. Sin embargo, muchas otras tienen todas las papeletas para conseguirlo. Seguro que alguna vez has estado frente a algún tipo de estas parejas.

Las parejas cómplices. Es algo muy bonito de ver desde fuera, y es aún más bello vivirlo desde dentro. Las que se miran cuando hay una conversación y ambas saben lo que piensa el otro.
Las que tienen una conexión especial. Esas que son cómplices, que aparte de pareja tienen una relación de amistad, que son compañeros de vida.

Las parejas que respetan el espacio del otro. Fundamentales para que la relación vaya hacia adelante. Cada pareja es un mundo, pero cada persona también lo es. Respetar y no burlarse de las aficiones, los amigos y todo lo que tiene que ver con la pareja es algo importante para que las cosas fluyan.

Las parejas que quieren lo mismo al mismo tiempo. Es lo más complicado, pero a veces sucede. Esas que desean un cierto compromiso y están de acuerdo, o las que no lo necesitan, las que quieren tener una familia, o las que desean ser ‘sólo dos’ para siempre. Ésas que están de acuerdo en su presente y sobre todo en su futuro serán las que puedan vivir libres y felices.

Las parejas que priorizan. A veces puede no apetecer hacer algo o ir a algún lugar, pero sabemos que a nuestra pareja le hace mucha ilusión o que simplemente necesita nuestra presencia. Hacerlo con el corazón a pesar de los intereses personales es garantía de éxito. Al menos, para que la relación llegue verdaderamente a buen puerto.