Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Robots utilitarios a gogó en Japón

Crean una ilusión óptica que revela cómo funciona nuestro cerebro

WhatsApp prepara un modo “en vacaciones” para que no te molesten

Inicio / CUERPO Y MENTE / La distimia, no es desinterés por la vida

La distimia, no es desinterés por la vida

La distimia es un trastorno psiquiatrico depresivo crónico, poco conocido y de síntomas confusos que suelen confundirse con desgano, lo que dificulta su diagnóstico, dijo el psiquiatra Hiram Ortega,  del Instituto Nacional de Psiquiatría, del Sector Salud.

Se estima que afecta a 1.5 millones de mexicanos que afecta entre menores hasta a adultos que tiene la particularidad de ser un tipo de depresión persistente; es decir, que una persona “todos los meses durante dos años ha tenido la mayoría de los días tristeza y abatimiento”, comentó Ortega.

“Si vemos a alguien que de repente no tiene energía, se queda en casa, quiere estar sólo o sale muy poco y la mayoría del tiempo está irritable, deberíamos de tener cuidado de que no esté teniendo un trastorno distímico”, advirtió el psiquiatra.

“Son personas que normalmente las vemos como enojadas, retraídas, tristes pero, de repente, con ciertas personas o actividades logran salir o se animan”, expuso el experto. Y mencionó en que, aunque pareciera que la persona con distimia “está bien”, luego de unas horas, un día o dos “regresan a un estado de letargo, desinterés, cansancio, sentimientos de culpa, baja autoestima y poca energía”.

Por ello, “es importante  hacer caso cuando un joven esté así” pues con frecuencia se piensa que es “una cuestión de moda o pasajera”, incluso que el paciente para mejorar “nada más tiene que echarle ganas”, señaló el especialista.

El tratamiento para la distimia puede durar un año o más, a través de psicoterapia o fármacos para remitir los síntomas, aunque hay personas que podrían volver a presentarlos debido a una predisposición genética o alteraciones en el cerebro.

Sin embargo, confundir el trastorno y evitar la atención médica podría ser grave para la persona porque “cuando alguien ya está en distimia quiere decir que lleva tanto tiempo deprimido”, lo que podría derivar en un episodio depresivo mayor.

Estar frecuentemente en un estado de tristeza e irritabilidad “no es normal”, muchas personas con respecto al paciente “creen que son así y a veces hasta la persona -que lo padece- se lo acaba creyendo”, finalizó el experto.

Características de este tipo de depresión

  • Triste e irritable
  • Poca energía, fatiga y baja autoestima.
  • Estrés constante, falta de concentración y sentimientos de desesperanza.
  • Poca tolerancia a la frustración, exigencias altas y rápido desaliento si no logran su objetivo.

Fuente:  Instituto Nacional de Psiquiatría, del Sector Salud.

Factores de riesgo:

  • Temperamento de la persona.
  • Antecedentes familiares.
  • Duelos.
  • Estrés frecuente.
  • La mayor presión social.

Fuente:  Instituto Nacional de Psiquiatría, del Sector Salud.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu