miércoles , agosto 15 2018
Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Un estudiante de 14 años se postula para gobernador en EU

SpaceX apuesta por un viaje tripulado en 2019

Una familia argentina recorre los 5 continentes en un auto de 1928

Inicio / CUERPO Y MENTE / En México celebran la vida después del cáncer

En México celebran la vida después del cáncer

El reconocimiento servirá para insistir en la importancia de la prevención, pero también en iniciar un movimiento para erradicar la discriminación contra los pacientes que superaron el cáncer.

En México se calcula que existen alrededor de un millón de supervivientes al cáncer, parte de esta población de diferentes edades será homenajeada el 20 y 21 de junio con testimonios de la escritora, Paulina Vieitez, y el conductor Fernando del Solar, como ejemplo de la esperanza de vida después del cáncer. De la misma manera, se estarán llevando a cabo talleres sobre la importancia de la prevención y la detección oportuna de esa enfermedad, diagnóstico, sexualidad, vida laboral, alimentación, oncoimagen, actividad física, meditación,  iniciar un movimiento social y legal, para erradicar el estigma que pesa sobre ese tipo de pacientes después de lograron vencer la enfermedad,  así como, la interacción en el “Cuartel de superhéroes”, donde los supervivientes podrán recibir más información de las organizaciones de la sociedad civil.

El especialista Abelardo Meneses, director general del Instituto Nacional de Cancerología (INCan),  dijo que la institución levantó el Registro de Supervivientes de Cáncer en México, iniciativa que data de 2014, considerando a todos los sectores del sistema sanitario IMSS, ISSSTE,  Secretaría de la Defensa Nacional, Petróleos Mexicanos, sector privado e institutos de la Secretaría de Salud, y con lo que han podido registrar hasta la fecha en el país hay un millón de personas que vencieron un mal oncológico. “En España ronda en 1.5 millones y en Estados Unidos en 14 millones. Esto refleja que en México seguimos diagnosticando 70% de los casos en etapas avanzadas”, destacó Meneses.

El homenaje, explicó el especialista, servirá para llamar la atención sobre varios aspectos vinculados al cáncer,  hay casos en los que, después de pasar por todo un largo proceso de tratamiento, pierden su trabajo porque simplemente ya no son contratados y carecen de la oportunidad de sacar seguros médicos de gastos mayores, y otras personas que vencieron la enfermedad se enfrentaron a una realidad común como es el abandono. Los afectados no sólo padecen ese abandono físico de su pareja, que en algunos casos opta por dejarlos, sino también el sexual. “Piensan que se van a contaminar con la quimioterapia o radioterapia, que van a contraer la enfermedad, lo cual es totalmente falso, por ello queremos empoderar a esas personas después de haber sido dadas de alta, y que sepan que ser supervivientes los convierte en una fuente esencial para la prevención y diagnóstico oportuno de los principales tumores malignos, de mama, cérvix, próstata, colon. Hay que trabajar desde lo médico y social para que esas personas se inserten a su vida, ya sea con cirugías reconstructivas de mama, pero también desde lo legislativo para que sus derechos sean respetados en el trabajo, en la adquisición de pólizas de seguridad”, agregó el director del Incan.

El registro de supervivientes también contribuirá a analizar el comportamiento del cáncer ya que se ha visto que dos personas que recibieron esquemas de tratamientos similares, una fallece y la otra vive. Se abre la posibilidad de detectar genes diferentes en esa población que venció al cáncer que es la tercera causa de muerte en México y se estima que en el 2013 se detectaron 195,925 nuevos casos y causó 84,172 decesos.  Este padecimiento significa un reto de salud pública que requiere atención en nuestro país.

“En México y el mundo, cada año la cifra de personas con diagnóstico de cáncer aumenta, con lo que una nueva generación de supervivientes se abre paso; el Registro de Supervivientes, nos ha permitido identificar las diversas necesidades de esta población y diseñar estrategias para este sector en el Programa Integral de Prevención y Control de Cáncer”, concluyó Meneses, director general del Instituto Nacional de Cancerología.

Secuelas

El experto mencionó que la persona libre de activación tumoral sin duda puede padecer diversas secuelas debido a tratamientos como quimioterapia y radioterapia, o a la cirugía. Entre esos efectos destacan cierta fragilidad en los huesos, baja de sensibilidad en las extremidades, síntomas gastrointestinales y afecciones cognitivas al no concentrarse con la misma claridad. Es frecuente que el paciente que sufrió una mutilación también quede con secuelas psicológicas y, en las mujeres que cursaron con cáncer cérvicouterino, se disminuya su actividad sexual porque son propensas a desarrollar fibrosis en la vagina. Si hubo extirpación de glándula mamaria, evidentemente, hay secuelas físicas, incluso temor de verse en el espejo. Hay cambios en el apetito, dejan de saborear algunos alimentos. Pero esos síntomas son menos fuertes que los mitos que enfrentan los supervivientes y eso se ve reflejado en lo laboral. Se les impide regresar a trabajar, pierden su trabajo por acudir a su tratamiento cada semana y aunque ya están curados se les relega de actividades por temor a supuestas recaídas.

Cifras de supervivientes

  • 1 millón de mexicanos ha logrado mantener el cáncer en remisión por más de cinco años.
  • El análisis de 3,201 personas, 2,536 con más de 5 años de supervivencia de cáncer.
  • Los registrados fueron atendidos en el INCan (71.35%), IMSS (6.97%), ISSSTE (3.59%), SSA (7.84%), Sector Privado (7.31) y otros sin especificar (2.94%).
  • El 96.88% presenta efectos secundarios, principalmente fatiga, dolor óseo y neuropatía.
  • El 95.85% tiene depresión y ansiedad.
  • El 82.72% presenta falta de deseo sexual y el rechazo a su pareja.
  • El 25.9% tiene problemas para reincorporarse al trabajo.
  • El 50% muestra temor a una recaída.
  • Casi un 50% de los supervivientes han sufrido discriminación laboral.
  • 70% de las neoplasias malignas son diagnosticadas en etapas avanzadas, cuando es más difícil curar el padecimiento.

Fuente:  Registro de Supervivientes de Cáncer en México, Instituto Nacional de Cancerología (INCan).

Por Alejandrina Aguirre Arvizu