sábado , noviembre 17 2018
Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Camas frías: disfunciones de la vida erótica en México

Donald Trump quiere una nueva victoria electoral

Agua: ¿Cuidamos el tesoro o lo seguimos tirando?

Inicio / Reportajes / Generación ciber: el talento ya está aquí ¿estamos listos?

Generación ciber: el talento ya está aquí ¿estamos listos?

 Creativos, innovadores, internacionales y sin temor al éxito, esta nueva generación enmarcada en el despliegue de la robótica y la inteligencia artificial puede sacar a nuestro país del retraso tecnológico.

 

El año pasado un grupo de adolescentes mexicanos obtuvo el subcampeonato mundial en la categoría “secundary” de la competencia más importante a escala mundial de programación y robótica: RoboCup 2017 en Nagoya, Japón, certamen donde construyeron y programaron robots que disputaron un torneo de futbol con las reglas de la Federación Internacional de Futbol (FIFA).

El representativo nacional galardonado fue entrenado en Netica, Robotics & Education, empresa fundada en 2011 por Efraín Castillo Muñiz, Eduardo Vázquez Santacruz y Ulises Moya Sánchez, egresados del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

“Cuando estudiábamos, vislumbramos los alcances de la programación y la robótica si se impartiera desde la primaria”, comenta el doctor Efraín Castillo, quien detalla que la Secretaría de Educación de Jalisco los apoyó para comenzar los talleres de programación y robótica extraescolares en secundarias y posteriormente en primarias.

Con la experiencia adquirida fundaron la empresa Netica Robotics & Education, logrando llegar a 13,000 niños de primaria y secundaria públicas y privadas, en diversos estados del país. “Creamos una plataforma y talleres para profesores, buscando tener alcance nacional”, dice Castillo, quien puntualiza que también alumnos destacados comenzaron a participar en concursos internacionales con excelentes resultados: “Nuestros alumnos, de 2013 a la fecha, han ganado 10 premios y obtuvieron triunfos internacionales en RoboCop, 2013, 2016 y 2017, celebradas en Japón, Alemania y Holanda, venciendo a integrantes de 40 países participantes”.

El triunfo de mexicanos en robótica bajo la tutela de Netica es sólo uno de los tantos galardones que jóvenes desde secundaria hasta postgrado cosechan en nuestro país. Y es que a decir de expertos consultados por Contenido, el contexto social, educativo y tecnológico actual es ideal para el advenimiento de una generación que gusta y trabaja en proyectos enfocados en la robótica e inteligencia artificial: la generación ciber. ¿Qué características se conjuntaron para el brillo de estos jóvenes?

Competencia vs. conocimiento: “En las últimas ediciones del Foro Económico Mundial se acordó que la educación basada en el conocimiento viraría hacia el desarrollo de competencias, pues las nuevas generaciones tendrían que prepararse para resolver problemas inexistentes, por lo que tendrían que dominar el trabajo en equipo multidisciplinario; la investigación continua, además de habilidades de comunicación y manejo de tecnología y la robótica que coadyuvan en esta formación”, explica el doctor Castillo.

Sociedad tecnológica: “Las nuevas generaciones nacieron en un mundo que pone al alcance tecnologías antes exclusivas de especialistas, por lo que se potencializó el interés en ciencias relacionadas”, indica Marcial Bonilla, director de Investigación Científica Básica del Conacyt.

Por su parte el doctor Luis Arturo Godínez Mora-Tovar, director del Sistema Nacional de Investigadores puntualiza que en los últimos dos lustros el número de investigadores pertenecientes al Sistema Nacional de Investigadores (SIN) creció de 4,150 a casi 30,000.

A nivel académico ocurrió algo similar: la matrícula en las universidades tecnológicas y politécnicas creció 58% de 2012 a 2017, al pasar de 221,715 estudiantes a 344,450, de acuerdo con datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Genios en el extranjero: “Mexicanos que realizaron estudios de doctorado en potencias tecnológicas, al regresar al país continuaron participando en proyectos internacionales, iniciaron sus propias investigaciones o influyeron en otros grupos a participar en este tipo de desarrollos”, puntualizan los doctores Godínez Mora-Tovar y Bonilla del Conacyt.

Auge de la inteligencia artificial: “En los últimos 10 años la inteligencia artificial ha entrado en auge y se ha unido a la robótica encontrando aplicaciones que fascinan a las nuevas generaciones, como la creación de robots humanoides”, indica el doctor en Ciencias de la Computación y especialista en robótica Eduardo José Bayro-Corrochano, del Cinvestav, referente de la robótica en México.

Dinámica familiar: “En gran parte de las familias mexicanas ambos padres trabajan por lo que las actividades extracurriculares que permiten mayor estancia de los niños en la escuela y una formación más completa, se han vuelto una tendencia nacional y la robótica es una asignatura muy valorada, pues los jóvenes introducen a sus padres a las nuevas tecnologías”, señala la doctora en clínica psicoanalítica Bárbara Sánchez-Armass, responsable de educación en línea de Centro Eleia.

 

Claroscuros ciber

Si bien el reconocimiento internacional es importante y ha puesto el talento de jóvenes de México en los ojos del mundo, a decir de los especialistas entrevistados lo más trascendental es la transformación social, emocional, académica y cultural de la generación ciber.

Los niños y jóvenes –explica Efraín Castillo– cambian su forma de pensar y de resolver problemas, encuentran sentido y hasta consideran divertidas las matemáticas y el álgebra, rompen tendencias culturales y de género, pues desde pequeños, hombres y mujeres comienzan a trabajar y concursar a nivel internacional en conjunto, ya que aún todavía no han permeado ideas como que “la robótica es para varones” o “los japoneses son mejores que los mexicanos”. Estos niños se concentran, trabajan sin miedo y obtienen excelentes resultados.

Además –continúa el doctor Efraín Castillo–, establecen vínculos internacionales con niños y jóvenes con intereses en común y encuentran sentido a aprender otros idiomas.

Por su parte la doctora Bárbara Sánchez-Armass agrega que la robótica favorece el desarrollo del pensamiento lógico, la imaginación, la organización de la información, el desarrollo del pensamiento complejo además de coadyuvar en la comprensión de los distintos niveles de comunicación.

Agrega que el que los niños desde pequeños puedan materializar sus ideas les brinda mucha seguridad y confianza, favorece su desarrollo de competencias como el trabajo en equipo, resolución de problemas, investigación continua, liderazgo, innovación, etc.

Por su parte el doctor Andrew Almazán Anaya, director de Investigación y Psicología del Centro de Atención al Talento (Cedat) –cuyos alumnos, desde los cinco años de edad participan en laboratorios de robótica–, afirma que los niños sobredotados o “genio” en ocasiones tienen dificultades para socializar y comunicarse, son muy competitivos y prefieren trabajar solos. Sin embargo, afirma, “la robótica les exige trabajo multidisciplinario y en equipo, así como pensamiento estratégico”.

Desde luego el uso inadecuado de la robótica, como ocurre con cualquier tema de estudio, puede tener su lado obscuro, advierte la doctora Bárbara Sánchez, quien menciona algunos aspectos:

Superioridad y narcisismo: el dominio de las nuevas tecnologías otorga a jóvenes y niños conocimientos que sus padres e inclusos maestros no tienen, y algunos lo utilizan para devaluar a los adultos y tener sentimientos de superioridad.

Aislamiento: la socialización, sobre todo en la adolescencia, puede resultar difícil, y algunos jóvenes a los que se les dificulta enfrentar sus conflictos encuentran en la tecnología, la realidad virtual y la robótica una forma de evadirlos o aislarse.

Falta de límites: los niños y jóvenes continuamente buscan quebrantar las normas y el uso de las tecnología, sin supervisión ni orientación, puede otorgarles las herramientas para hacerlo.

Destrucción vs. construcción: Algunos padres regalan todo tipo de aditamentos tecnológicos a sus hijos pensando que esto desarrollará su talento, e incluso permiten que desarmen gadgets costosos, y creen que destruir es valioso, en lugar de utilizar lo que otros construyeron.

Para evitar caer en excesos, la doctora Sánchez recomienda a los padres interesarse en el mundo de las TICs, poner límites y otorgar valores básicos como el esfuerzo, el aprendizaje continuo y la empatía; evitar sobresaturarlos con aditamentos y aparatos costosos; enseñarlos a valorar y respetar la guía de un profesor.

Asimismo, el doctor Bayro-Corrochano del Cinvestav enfatiza la necesidad de apoyo gubernamental en el desarrollo de proyectos de manera profesional para que este esfuerzo rinda frutos.

“El Conacyt no tiene un capítulo especial para el apoyo económico directo a desarrollos en robótica. Nuestro rubro comparte presupuesto con el área de ingenierías”, agrega el doctor Eduardo Bayro.

México sólo destina 0.55% de su PIB a investigación y desarrollo cuando el promedio mundial es de 2.23%, de acuerdo con datos del Banco Mundial.

Luis Arturo Godínez Mora-Tovar y el doctor Marcial Bonilla, del Conacyt, coinciden en que también es importante que empresas mexicanas incrementen el financiamiento a las investigaciones nacionales.

Para librar algunos de estos obstáculos, Netica enseña a niños y jóvenes a desarrollar sus propias empresas. Igualmente cuentan con un grupo talento al cual apoya para consolidar a los futuros líderes de la ciencia y la tecnología.

Cedat ha buscado vínculos con el Massachusetts Institute of Tecnology (MIT) y también fomenta investigación, conocimiento y desarrollo de aditamentos básicos para que los jóvenes no dependan de tecnologías ya existentes para desarrollar nuevas.

Esto no es suficiente, coinciden los especialistas. Hace 30 años, potencias como Singapur, Corea y Japón apostaron por el desarrollo de la investigación tecnológica desde la educación básica hasta la superior. Enviaron a sus jóvenes a estudiar al extranjero a generar vínculos y conocimientos para impulsar el desarrollo tecnológico en su país, y tanto el gobierno como empresarios invirtieron en progresos. “México hoy cuenta con el talento para hacerlo, pero faltan los recursos”, enfatiza Eduardo Bayro.

De no consolidarse los apoyos para impulsar a la generación ciber, coinciden los investigadores, su talento se desperdiciará condenando a México no sólo a la dependencia y atraso tecnológico, sino también a la pérdida de inteligencia.

El doctor Andrew Almazán explica: “A principios del siglo XX el coeficiente intelectual de los mexicanos era de 100 puntos, para el 2000 decayó a 89 y hoy es de 87 puntos, por debajo de países como Uruguay, Argentina y Chile con 90 puntos. El promedio mundial es de100 puntos y potencias como China tienen 107 puntos. La principal razón es la falta de reconocimiento del talento por lo que se pierde o migra a otros países donde sí los apoyan para desarrollar sus grandes ideas”.

 

 

Robots made in México

Mex One. Robot humanoide más avanzado en su tipo en Iberoamérica creado en el Cinvestav bajo la tutela de Eduardo Bayro-Carrochano. Se mantiene de pie, camina, patea un balón, sigue objetos con la vista y calcula posiciones. Su finalidad es de asistencia empresarial, hospitalaria o doméstica.

Rover. Diseñado por UNAM Space, un equipo de jóvenes estudiantes de la Facultad de Ingeniería. Es el robot ideal para la exploración espacial, específicamente Marte, para lo cual cuenta con inteligencia artificial, sensores, motores actuadores, contenedores y pinzas.

Justina. Desarrollado por estudiantes de la UNAM, ganó el primer lugar de la categoría al mejor sistema de reconocimiento de voz y comprensión del lenguaje natural, así como el cuarto lugar general en el certamen RoboCup Japón 2017.

Robot Bombero. Diseñado por estudiantes del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 3 Estanislao Ramírez Ruiz del IPN, este robot puede entrar a lugares de difícil acceso o peligrosos y apagar incendios.

Roomie Bot. Inspirada en Robotina –la mucama de la caricatura Los Supersónicos–, puede interactuar con los usuarios, controlar dispositivos inteligentes como cerraduras, persianas, puertas, ventanas e incluso la televisión; realizar patrullaje autónomo, identificar obstáculos y controlarse inalámbricamente vía internet.

 

 

 

Talento mexicanos

  • En 2017 estudiantes del club de robótica de la Universidad Autónoma de Querétaro triunfaron en la categoría de Misión Desconocida, en el concurso internacional Robot Challengue 2017, Beijing, China.
  • De 2013 a 2017 los equipos de Neticahan ganado 10 premios nacionales en las categorías de soccer, robot de rescate y rescate virtual, y tres competencias internacionales (RoboCop 2013, 2015 y 2017) celebradas en Holanda, Alemania y Japón, donde han obtenido cinco premios en las categorías antes mencionadas.
  • Campeonato Mundial 2013 y 2014 del VEX World Championship, considerado uno de los más importantes del orbe.
  • Primero, segundo y tercer lugares en las Categorías de Microsumo, Nanosumo y Estilo Libre durante el Robot Challenge 2014, el concurso de robótica más importante a nivel mundial, en Viena, Austria.
  • Primero, segundo, tercer, cuarto y quinto lugares en el RoboCore Winter Challenge 2014, celebrado en Sao Paulo, Brasil, considerada la competencia más importante de su tipo en Iberoamérica.
  • Primer lugar en futbol en el torneo International Robotic Contest, celebrado en Seúl, Corea del Sur, en 2012.
  • Campeón mundial en Roboworld Cup 2012, en Bristol, Inglaterra.
  • Récord Guinness por el mayor número de robots pedagógicos funcionando al mismo tiempo por medio de los tonos emitidos remotamente desde un teléfono celular (1,867 robots).

Fuente: Netica y Robótica en México, Contenido, 2014.

Por Mariana Chávez