Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Los peligros de beber alcohol durante el embarazo

Tips para darle un descanso a tu mente

¿Crisis de pareja? Sácale provecho

Inicio / Actualidad / Cómo te vuelves viral

Cómo te vuelves viral

Si buscas que más personas vean y reaccionen ante los productos o servicios que ofreces o si quieres ser popular en Facebook, esta guía básica te será de utilidad.

Photo by picjumbo.com from Pexels

Un virus lo infecta todo. Se multiplica exponencialmente en poco tiempo y es muy difícil de contener. En el campo de la biología este concepto casi siempre es sinónimo de algo muy potente y… temible. Sin embargo, en la industria de internet y las redes sociales los “contenidos virales” son como el nuevo petróleo. Todos quieren producirlos y controlarlos. Pero, ¿qué hace que algo se convierta en viral?, y lo que es más importante: ¿cómo generar estos mensajes?

Muchos especialistas alrededor del mundo se hacen esas mismas preguntas y analizan las acciones y publicaciones que producen tanto los medios de comunicación como las marcas que quieren vender más y llegar a más “audiencias” e internautas.

Un reciente libro, publicado a principios de este año, arroja luz sobre este tema. En The secret of viral content creation, la destacada especialista en nuevas tecnologías y mensajes, Priyanka Agarwal, revela algunas metodologías que “detonan el tráfico” para llegar a millones de personas y muestra cómo se crean los contenidos virales.

La experta señala que aunque los mensajes, videos, memes y anuncios publicitarios que se vuelven virales parecen fáciles y de creación sencilla, la verdad es que, “para lograr la viralidad, se debe diseñar cuidadosamente una estrategia y ejecutar con atención los detalles. En gran medida, la calidad del trabajo que se realice determinará qué tan lejos se comparte un contenido”, enfatiza, en su texto, la citada emprendedora.

De esta forma, cualquier persona que busque colocar piezas que logren la viralidad en el ciberespacio, debe partir de la idea de que no “todo” puede ser viral. Casi siempre, una manera básica de saber si algo puede ser viral, es identificando si el tema “por sí mismo” es digno de ser compartido, si es así, entonces ya se puede pasar al siguiente paso y pensar sobre el soporte (texto, fotos, videos, gifs, etcétera) en el que será más efectivo crear cada producto.

Es importante destacar que quizá una misma comunicación se deberá adaptar para ser compartida en diferentes espacios (blogs, Facebook, Twitter, Snapchat…) y así lograr beneficios en views, likes, tuits, interacciones…

Photo by rawpixel.com from Pexels

Persuadiendo al internauta

Para entender los fundamentos del “contenido viral”, Priyanka Agarwal se remonta al año 350 a. C., cuando Aristóteles planteó en algunos de sus trabajos filosóficos las características del “discurso excelente”. El filósofo “quería saber qué hacía que las personas quisieran compartir una idea/mensaje a otros y crear una especie de reacción en cadena”, escribe la especialista y añade: “hoy, esto podría ser equivalente a un clic para tuitear y compartir algo en redes sociales”.

Según Agarwal, las conclusiones a las que el filósofo de Estagira llegó fueron que “el gran contenido” debe apelar a las emociones, contener un atractivo justificable y lógico y, tener un atractivo ético.

Eso fue hace más de 2,000 años, pero ¿funciona en la actualidad? En The secret of viral content creation se menciona el caso de una investigación llamada “Why contents goes viral” en la que se analizaron 7,000 artículos publicados en The New York Times. Con lo anterior, lograron identificar tres características comunes en los contenidos virales: evocan emociones, dan un mensaje positivo y ofrecen algo útil.

 

  1. Evocar emoción: sentimientos como el asombro, la tristeza, el humor, la ansiedad (incluso el enojo), entre otros, pueden hacer que las publicaciones se esparzan “como un reguero de pólvora”. Especialmente si son en video e incluso piezas visuales con frases inteligentes que aportan valor y generan likes y muchas reacciones.
  2. Mensaje positivo: Aunque históricamente los temas “contagiosos” son de muy variados tipos y temáticas, es un hecho que, según la citada investigación, las obras positivas son más exitosas. Lo anterior se debe a que estas piezas estimulan los sentimientos optimistas que hacen sentir bien a las personas.
  3. Contenido útil: por sobre todos los enfoques y tipos de trabajos, los que resultan de algún modo útiles para las personas son los que tienen mayores probabilidades de éxito. Si de modo práctico resuelven algún aspecto de la vida cotidiana de las personas, por pequeño que sea, es altamente probable que sea viral.

 

Camino a la viralidad

Por otro lado, desde hace varios años, para mostrar de manera clara cómo es que algo se vuelve viral en internet, el prestigiado profesor de mercadotecnia digital, Jonah Berger, propone un diagrama llamado “Six stepps” para logra la viralidad. Esta metodología consiste en utilizar cada una de las letras de la palabra compuesta “stepps” para describir una cualidad. Así la “s” significa social currency; la “t”, triggers; la “e”, emotion; la primera “p”, public; la segunda “p”, practical value y la “s”, stories.

Social currency: la “moneda social” consiste en generar contenidos que hagan que, al compartirlos, las personas sean vistas por los demás como inteligentes y geniales.

Triggers: se trata de los tópicos que “detonan” la viralidad de los contenidos. Este debe ser el top-of-mind (tener máxima memorabilidad) que hará que las personas se enganchen con un producto o tema y deseen compartir algo al respecto.

Emotion: las emociones hacen que las personas estén más cercanas las unas de las otras. Si algo hace que se generen sentimientos genuinos de cualquier tipo, es mucho más probable que estos se deseen compartir con los demás.

Public: “cuanto más público es algo, es más probable que la gente lo imite”, asegura Berger. De este modo, lo óptimo es generar comunicaciones que, de origen, sean populares pero que también sigan generando interés a lo largo del tiempo.

Practical value: ofrecer a las personas algo que les sea útil es la manera más segura de mantenerse relevante en el ciberespacio. El contenido debe ser diseñado por expertos y mostrar, de manera sencilla, cómo resolver algo específico.

Stories. Al respecto, el experto con más de 15 años de trayectoria aconseja “construir un Caballo de Troya”, es decir, crear una narrativa poderosa que la gente quiera contar. En el interior de esa historia se puede promover un producto o servicio.

Lo anterior menciona algunas de las cualidades que, tanto Agarwal como Berger, identifican que deben tener los contenidos; sin embargo, otro aspecto fundamental en el proceso de creación de virales es, aunque parezca obvio, determinar un objetivo.

Se deben responder con claridad preguntas como: ¿se desea popularidad y relevancia en internet?, ¿se busca mayor tráfico en un sitio web?, ¿se quieren vender más productos o servicios?, ¿se busca crear comunidades en redes sociales?, ¿se planea recopilar big data? Aunque los objetivos pueden ser más de uno, cada persona o iniciativa debe determinar sus prioridades y, en función de ellas, generar una estrategia.

Photo by bruce mars from Pexels

La otra cara de la moneda

La creación de productos o mensajes que cumplan las características que les den el potencial de ser vistos por millones de personas es sólo la mitad del proceso. La otra mitad depende del trabajo de los departamentos de Sistemas y de la optimización de las plataformas tecnológicas en los que se divulguen.

Es indispensable que, en el caso de sitios de internet y blogs, se instalen botones para compartir (share buttons) en redes sociales como Facebook, Twitter, LinkedIn, Pinterest, entre otras. Estos deben estar en lugares estratégicos, para que sean en todo momento visibles.

Otro aspecto técnico de vital importancia es que las plataformas sean lo más “ligeras” posibles para que puedan visualizarse con rapidez, sobre todo en teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles ya que las investigaciones de mercado apuntan a que es a través de estos gadgets mediante los cuales se ingresa cada vez más a internet.

Asimismo, se debe trabajar en Search Engine Optimization (SEO), concepto altamente conocido y que básicamente se refiere a la búsqueda del mejor posicionamiento en buscadores, sobre todo en el de Google, que es el más utilizado del mundo.

Algunas de las mejores prácticas de SEO tienen que ver con la utilización de palabras clave (keywords), tags y conceptos que se encuentren en tendencia. Para esto, se pueden utilizar herramientas que ofrecen métricas de desempeño de contenidos en tiempo real. A continuación mencionamos algunas de ellas:

 

Herramientas para generar mejores contenidos

 

– Google Trends: ofrece gráficas sobre tendencias, los datos y las visualizaciones más recientes en las búsquedas de Google. Se pueden ver los resultados por país y hacer búsquedas por palabras clave.

Sitio: trends.google.com.mx

 

– Google Analytics: es una herramienta de análisis de fuentes de tráfico que llegan a un determinado sitio web. Incluye datos de audiencias, comportamiento, rendimiento de campañas de marketing, entre otras estadísticas.

Sitio: www.google.com/analytics

 

– Alexa: se trata de una lista de los sitios web más visitados. Se puede filtrar por tema y hacer comparaciones con sitios de la competencia y conocer ubicación geográfica de la audiencia, visitantes únicos, engagement, entre otros.

Sitio: www.alexa.com

 

– Comscore: es una plataforma para determinar información sobre alcance y tráfico de la actividad en internet. Su confiabilidad la hace la herramienta preferida por las empresas al determinar inversiones publicitarias.

Sitio: www.comscore.com

 

– CrowdTangle: es un servicio de monitoreo y análisis social. Principalmente ofrece mediciones y comparaciones de perfiles de Facebook mostrando reacciones, comentarios, shares, tendencias, alertas de viralidad y otras variables.

Sitio: www.crowdtangle.com

 

– AdWords: es un servicio en el que, a cambio de cantidades relativamente menores de inversión, se pueden impulsar sitios y anuncios dentro del ecosistema de Google. Su sistema es dinámico por lo que el usuario paga o cobra dependiendo del tráfico generado.

Sitio: adwords.google.com

 

 

¿Cómo crear contenidos de calidad?

La red de publicidad y tecnología en video online, ZoomIn.TV, enlista algunas recomendaciones:

  1. Estudia a tu público. Conoce los intereses y objetivos de los internautas que te siguen o deseas que te conozcan. Ofréceles mensajes claros.

  2. Establece límites. Determina la cantidad de recursos materiales y humanos que se podrán destinar a un proyecto y el tiempo en que podrás sostener ese esquema o campaña.

  3. Elige qué canal utilizarás. En internet hay medios muy específicos que pueden determinar el éxito de un mensaje. Por ejemplo, una infografía funciona mejor para LinkedIn, mientras que los videos cortos son más efectivos en Facebook.

  4. Ofrece algo novedoso. Los materiales audiovisuales que se vuelven virales, independientemente de su temática, comparten una característica en común: presentan algo nuevo y fresco.

 

Por Sergio Lezama