Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Estas mujeres vencen siglos de machismo

como hacer que WhatsApp no drene tus datos

Venden monedas conmemorativas de la cumbre Trump-Kim pese a cancelación

Inicio / Actualidad / María del Rocío Hurtado, una maestra que enseña a reciclar

María del Rocío Hurtado, una maestra que enseña a reciclar

 

 

En este Día del Maestro le presentamos a una maestra tamaulipeca que predica con el ejemplo y enseña a sus alumnos a reciclar. Hoy este modelo se multiplica en su comunidad.

 

 

Foto: Profesora María del Rocío

 

Al terminar los recreos en la escuela primaria federal número 92 en Tampico, Tamaulipas, el patio quedaba con un gran tiradero de basura, las mesas de concreto tapizadas de restos de comida pero lo que más que llamaba la atención era la cantidad de palomas que se paseaban en busca de alimento.

Estos animalitos esperaban con ansia la hora del refrigerio y estaban pendientes desde los aleros de los techos, recuerda la maestra María del Rocío Hurtado quien empezó a tomar cuenta de esta problemática porque más allá de la curiosidad que significaba un patio lleno de palomas se había convertido en un foco insalubre para los alumnos debido a que las aves defecaban y dejaban restos de plumas. Como es sabido, señala la profesora, las plumas y el excremento seco pueden trasmitir hongos, parásitos, además de provocar enfermedades infecciosas en las vías respiratorias, alergias y enfermedades en la piel.

 

Consciente de este problema la profesora Hurtado hizo partícipe a sus alumnos quienes elaboraron un proyecto denominado “Ayuda a reciclar y el mundo te hará brillar” para convencer a sus demás compañeros y miembros de la comunidad escolar.

Entre las acciones se cuentan dejar e utilizar vasos y platos desechables, colocar botes para recolección de basura donde se colocaría PET, papel, hojarasca, latas de alumnio y basura en general. Se acordó vender las materiales inorgánicos y hacer composta con el material orgánico para colocarla en las jardineras escolares.

Los alumnos fueron motivando a los demás compañeros y después de un mes de trabajo se empezaron a ver resultados. Crecieron arbolitos y plantas en la escuela. Algunas compañías locales les pidieron incluso “la fórmula” para alejar a las palomas de su entorno ya que ellos batallaban con este asunto. Fue así como los escolares empezaron a dar pláticas ecológicas y de reciclaje en algunos lugares.

Lo interesante es que los alumnos empezaron a inspeccionar nuevos caminos, reciclaje de pilas, recolección de tapas de plástico y con lo recolectado empezaron a ayudar a los demás, entre otros casitas para perros con material reciclable, con parte del dinero ayudaron a los perros abandonados, a personas de escasos recursos, más aún ayudaron a una exalumna de la escuela que tenía leucemia. Pasaron de resolver asuntos de un puñado de alumnos a muchos otros y convertirse en ejemplo de varios compañeros que ahora también se interesan en la ecología.

 

    

La maestra María del Rocío que tiene 28 años de experiencia como profesora recibió el premio ABC 2017 que la organización Mexicanos Primero otorga a los mejores docentes. Más allá de la satisfacción personal que le dio recibir este reconocimiento su mayor halago es observar día con día cómo sus alumnos pasaron de un simple proyecto ecológico a aprender a tomar decisiones, ayudar a los demás y organizar un cambio verdadero en su comunidad. Esperamos que el ejemplo se multiplique.

 

(Alberto Círigo)