Tienes activada la opción de bloqueo de anuncios, por eso no puedes ver adecuadamente tu portal Contenido.com.mx Si desactivas esa función podrás disfrutar íntegramente de la mejor información que ofrecemos todos los días. ¡Gracias por tu comprensión!

Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Grandes médicos de México

Agua: ¿Cuidamos el tesoro o lo seguimos tirando?

¡Feliz cumpleaños Bitcoin!

Inicio / Actualidad / Carolina Martínez Franco. Parejas de los candidatos presidenciales

Carolina Martínez Franco. Parejas de los candidatos presidenciales

Carolina Martínez Franco es la esposa del candidato de la coalición Por México Al Frente.Sobresale entre los cónyuges de los candidatos presidenciales por ser la que menos se ha dejado ver en público y no es por pánico escénico simplemente porque a la esposa de Ricardo Anaya, abanderado de la coalición Por México Al Frente no le gusta llamar la atención.

Foto: Prensa PAN

Después de escudriñar publicaciones de estilo de vida como la revista Quién y el suplemento Club del diario Reforma, así como el sitio web Cuna de grillos, queda al descubierto que Carolina Martínez nació en 1979 y pertenece a una familia queretana con solvencia económica, jefaturada por el empresario Donino Ángel Martínez, mexicano de ascendencia española, y Maribel Natalia Franco. La aspirante panista a Primera Dama de este país tiene dos hermanos: Natalia y José Ángel.

Quienes conocieron en su infancia a Carolina la recuerdan como una chica natural, sensata y prudente, valores que le inculcaron sus progenitores quienes le instaron a no conformarse con ser “niña bien” y realizarse profesionalmente. Estudió la licenciatura en Administración de Empresas en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Querétaro según consta en la cédula 4148432 expedida en 2004.

Su vínculo comenzó con Ricardo Anaya comenzó cuando ambos eran adolescentes y se hicieron novios. Tardaron casi ocho años en preparar un boda de ensueño que se realizó el 19 de marzo de 2005.

Entonces decidieron formar una familia numerosa, por lo que ella renunció a su vida profesional para quedarse en casa. En 2008 dieron la bienvenida al primogénito Santiago, el nieto consentido de sus abuelos maternos, dos años después procrearon a Mateo, muy apegado su papá, y en 2013 tuvieron a Carmen, muy unida con su mamá.

De habérselo propuesto, Carolina hubiera adquirido notoriedad cuando su esposo fue electo como líder nacional del PAN, pero prefirió mantenerse en un discreto segundo plano. Quienes la conocen aseguran que su carácter reservado se refleja en sus outfits clásicos que complementa con poco maquillaje en el rostro, lo que a sus 38 años la hace lucir más joven.

A pesar de los esfuerzos de la señora de Anaya por mantener un bajo perfil, en 2016 su nombre e imagen fueron materia de discusión pública, ya que los adversarios de su esposo a cuestionaron los altos gastos que erogaba el entonces presidente nacional del PAN, al mantener viviendo a su familia en un exclusivo suburbio de Atlanta, E.U.A., ciudad en la que Carolina y sus hijos se habían instalado temporalmente para matricularlos en la High Meadows School en Atlanta, E.U.A., escuela de enseñanza básica que alberga solamente a 378 alumnos por ciclo escolar.

De acuerdo con una investigación publicada por el diario El Universal, los pequeños recibieron una visa F1 para estudiantes, mientras que Carolina una B1-B2 para padres acompañantes de estudiantes. Según los datos publicados, Anaya pagaba al menos 1.9 millones de pesos anuales por las colegiaturas de sus tres hijos. Luego del escándalo, la familia volvió a México, tal como lo había advertido meses atrás el político panista, quien aseguró que había enviado a sus hijos a aprender inglés así como sus padres lo habían hecho cuando él era un niño.

Los problemas no acabaron para Carolina, ya que nuevas investigaciones publicadas por El Universal, indicaron que en los últimos 14 años el número de empresas de su familia consanguínea había incrementado su patrimonio de cuatro empresas y seis inmuebles con un valor de 21.9 millones de pesos a 17 empresas y 33 inmuebles con un valor de 308 millones de pesos.

En dicha investigación fueron mencionados sus padres y ella, pero también sus cuñados Ivonne Margarita Vera y José Luis Sáinz; los hermanos de su papá: Jesús, Manuel, Alonso, Mercedes, José Manuel y José Luis; y tres de sus primos quienes son dueños o accionistas de las 17 empresas en diferentes ramos como la construcción, el inmobiliario, hoteles, restaurantes y comercios. En octubre de 2017 Anaya ganó la demanda que interpuso contra el diario y un juez ordenó a El Universal publicar la réplica del panista.

En todo momento Carolina prefirió mantenerse a distancia atenta a que los ataques a su esposo y familia no afectaran a sus hijos, con quienes frecuentemente se fotografía en situaciones cotidianas, viajes a la playa o al campo.

Por el momento la esposa del aspirante panista se ha dejado ver en eventos especiales como el registro de la candidatura presidencial de su esposo y eventos emblemáticos como los festejos por el Día de la Mujer. De ganar su esposo la presidencia de México, ella tiene algo en claro, será la tercera primera dama de un gobierno panista y estará mucho más expuesta al escrutinio público.