Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Estas mujeres vencen siglos de machismo

como hacer que WhatsApp no drene tus datos

Venden monedas conmemorativas de la cumbre Trump-Kim pese a cancelación

Inicio / EN PRIMER PLANO / Quieren arrancarle los secretos al cerebro

Quieren arrancarle los secretos al cerebro

Saber cómo funciona nuestro cerebro a través de sus 100,000 millones de neuronas e increíbles conexiones entre ellas requiere de grandes esfuerzos en diferentes partes del mundo. Las neurociencias desde diferente flancos “le echan montón” hacia el objetivo de arrancarle los secretos a este nuestro fantástico órgano.

Foto: https://pxhere.com/

Uno de las más grandes iniciativas es la conocida como BRAIN (acrónimo inglés de Investigación del Cerebro a través del Avance de las Neurotecnologías Innovativas), impulsada desde 2013 por Barack Obama, que destinará unos 300 millones de dólares para trazar un mapa de la actividad de cada neurona en el cerebro humano. O el esfuerzo financiado por la Unión Europea con unos 1,000 millones de euros, que se conoce como Proyecto Cerebro Humano (HBP por sus siglas en inglés), que culminará en el año 2022 y que a través de la supercomputación busca asociar y utilizar la información integrada en modelos informáticos y simulaciones del cerebro que identifiquen patrones, principios organizativos y sus posibles carencias, para que puedan ser usados a favor de la medicina y la neurociencia en general.

Al mismo tiempo bajo el nombre de Proyecto Conectoma Humano (HCP, por sus siglas inglesas), se sigue recabando información a través de otro mapeo del cableado del cerebro que empezó en 2010 y es financiado por el Departamento de Salud de Estados Unidos. En conjunto implicará el desembolso de casi 40 millones de dólares para equipos del Hospital General de Massachussetts y de cuatro universidades, la de Washington; Minnesota; Harvard y la de California en Los Ángeles.

En México también hay avances en este sentido: la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) concentra buena parte del músculo en investigación, de hecho ya existe la Licenciatura en Neurociencias, que aglutinará expertos de las facultades de Medicina, Ciencias y Psicología además de los que investigan en los institutos de Fisiología Celular y de Neurobiología. También son plausibles los esfuerzos del Centro de Investigación Avanzada (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional, y de otros espacios educativos en Guadalajara, Jalisco y en Querétaro.

 

Por José Ramón Huerta