jueves , diciembre 13 2018
Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

No sólo es en Sudamérica: Multan al Inter por lanzar sillas a aficionados de la Juve

Google adelanta a abril el cierre definitivo de Google+ al hallar un nuevo fallo

Un menor de 8 años, el mejor pagado de YouTube

Inicio / Acontecer / ¿Puede un hombre de 213 años seguir festejando su cumpleaños?

¿Puede un hombre de 213 años seguir festejando su cumpleaños?

¿Qué tienen en común un pato poco agraciado, una reina de corazón gélido y una sirena que no pertenece al mar? Todos fueron protagonistas de las grandes aventuras soñadas por el escritor danés Hans Christian Andersen.

 

Nació el 2 de abril de 1805. Orgulloso de sus padres y de su origen humilde, su fértil imaginación se encontró nutrida por sus progenitores y un gusto muy temprano por las artes como el canto o la dramaturgia. Desde muy temprana edad devoró todas las obras literarias que estuvieron a su alcance, en especial las de Ludwig Holberg y William Shakespeare.

El rey Federico VI se interesó por el extraño muchacho y lo envió a la escuela. A pesar de su aversión por los estudios, asistió a Slagelse y a Elsinor hasta 1827. Su formación académica, aunada a su talento innato y a la experiencia que él creía adquirir gracias a sus viajes por Europa, provocaron que sus cuentos e impresiones pronto ocuparan las revistas más populares de su época.

Hacia el año de 1833, Andersen ya era un escritor establecido. Incursionó en poesía, novela, teatro y bitácoras de viaje, pero la fama de sus cuentos de hadas cada vez cobraba mayor presencia en el mundo.

Continuó publicando cuentos para niños hasta la Navidad de 1872. Durante la primavera de ese año, el popular cuentista sufrió una caída de la cual no volvió a recuperarse del todo y el 4 de agosto de 1875 falleció en la casa Rolighed, cerca de Copenhague, donde está enterrado.

Hans Christian Andersen recibió en vida muchas distinciones. En 1866 el rey de Dinamarca le concedió el título honorífico de Consejero de Estado y en 1867 fue declarado Ciudadano Ilustre de su ciudad natal. En 1976, el astrónomo Nikolái Chernyj bautizó con el nombre del escritor al asteroide 2476.

En su honor, desde 1956 se concede cada dos años el premio Hans Christian Andersen de Literatura Infantil, y desde 1966, también el de Ilustración.

 

Uno de los hábitos más recurrentes en el autor, casi desde 1858, fue el de narrar con su propia voz los cuentos que lo situaron como el favorito de los niños.

Desde 1967, cada 2 de abril se celebra el Día Internacional del Libro Infantil que busca despertar el gozo por la lectura y el libro. La CANIEM (Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana) junto a un amplio grupo de instituciones que trabajan en el campo de la inclusión y la diversidad, nos invitan a celebrarlo en un picnic literario: cuentacuentos, talleres y canastas repletas de libros para todas las edades, listos para disfrutarse sobre un mantel en el césped rodeado por las jacarandas que comienzan a florear en los jardines del Centro Nacional de las Artes de la Ciudad de México.

La entrada es gratuita y apta para todo público. Si te gustaría saber más sobre este tema, también te invitamos a que consultes el artículo acerca de Literatura infantil que Contenido preparó para ti.

Ver: ¿Qué están leyendo nuestros niños?, Contenido del mes de abril de 2018. Disponible en locales de ventas y puestos de periódicos

 

(Ximena Cueto)