Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Puede una persona tener dos tipos de ADN

Esta es la ciencia tras los animales que “adivinan” el futuro

México avanza en la producción de energía limpia con el poder del sol

Inicio / EN PRIMER PLANO / Seis pasos para mejorar la seguridad y conexión de tu red wifi doméstica

Seis pasos para mejorar la seguridad y conexión de tu red wifi doméstica

¿Tienes problemas con tu wifi? No te preocupes, es más común de lo que piensas. No eres la única persona a la que se le para una película a la mitad. Tampoco eres el único que no puede utilizar Internet desde la terraza porque no llega la final. Los problemas son variados y, en muchas ocasiones, constantes.

Por eso compartimos contigo esta lista de posibles soluciones que mejorarán la calidad de tu conexión:

1. Cambiar la contraseña de administración del router que viene por defecto, que suele estar escrita en la parte inferior del aparato.

2. Configurar la red wifi para que utilice seguridad. En la medida de lo posible se recomienda la configuración del nuevo protocolo WPA3 (que estará disponible a principios de este año). Si no, el protocolo más seguro continúa siendo el WPA2-AES (o WPA2-CCMP).

3. La clave wifi ha de tener más de quince caracteres. Lo óptimo es construirla encadenando palabras con números y signos de puntuación. También es recomendable que no contenga ningún dato personal, como el nombre o la fecha de nacimiento.

4. Deshabilitar el protocolo WPS del router. Este protocolo define los mecanismos por los que los dispositivos como los móviles, las tabletas, etc. obtienen las credenciales de acceso a la red. Aunque facilita la conexión a internet, el hecho es que también hace más fácil que un experto pueda acceder a la misma wifi que nosotros. Teniéndolo desactivado se refuerza la seguridad.

5. Cambiar la clave de la wifi periódicamente, al menos una vez al año. Si bien es recomendable que las contraseñas se vayan cambiando cada seis meses, si se construyen claves sólidas (como se ha especificado anteriormente) el plazo se puede ampliar a doce meses.

6. Actualizar el firmware del router y de los dispositivos que se conectan a la red. Los móviles, los ordenadores, las tabletas, los televisores… todos disponen de un sistema operativo que ofrece versiones más actualizadas de manera periódica. Se recomienda siempre usar la actualización más nueva de cada aparato para reforzar la seguridad del mismo.